Violento asalto: amenazan con matar a un niño de 8 años

Los ladrones entraron a la casa después de romper la puerta a patadas, mientras la familia estaba comiendo, y tras el asalto se fueron con dinero en efectivo, bicicletas, teléfonos celulares y alguna mercadería de un kiosco que funciona en el garaje de la vivienda. Ocurrió en La Plata.

Dos delincuentes armados con pistolas y con una Itaka protagonizaron un violento asalto en la casa de una familia platense, donde ataron a todos sus integrantes y amenazaron reiteradamente con matar a un nene de 8 años, hijo del dueño de la vivienda.
  
Los ladrones entraron a la casa después de romper la puerta a patadas, mientras la familia estaba comiendo, y tras el asalto se fueron con dinero en efectivo, bicicletas, teléfonos celulares y alguna mercadería de un kiosco que funciona en el garaje de la vivienda.
  
Mientras permanecieron en la casa, ataron a los miembros de la familia con los jirones de un vestido de una de las hijas del dueño de la vivienda, que previamente rompieron.
  
"El nene de 8 años les decía 'no quiero morir, no quiero morir' y los tipos le gritaron: 'callate pendejo hijo de p... que te vamos a matar'", relató el dueño de casa, Sandro Sanz, al hacer referencia a uno de los momentos más dramáticos del asalto.
  
Todo comenzó pasadas las 12 del mediodía de ayer, en una vivienda en cuyo garaje funciona un kiosco, situada en la calle 528 entre 136 y 137, del barrio platense de San Carlos.
  
La familia Sanz, compuesta por María Mercedes (59), su hijo Sandro (38) y los dos hijos de este 3 y 8 años, almorzaba en el comedor de la casa, cuando sintieron un violento golpe en la puerta.
  
"Estábamos comiendo con los chicos tranquilamente cuando patearon la puerta y entraron. Uno tenía una itaka y el otro también tenía un arma", recordó Sanz, en declaraciones al diario El Día de esta ciudad.
  
"'¡Vamos hijos de p... Todos al piso!', nos gritaron, y entonces uno le dijo al otro ¡Atalos, atalos!' Y rompieron un vestido de la nena para atarnos las manos", continuó a su vez María Mercedes.
  
"A mi mamá la empujaron y la tiraron al piso, después nos ataron las manos con el vestido de la nena, que estaba en su cuarto y, por suerte, no se enteró de nada", señaló Sandro.
  
El dueño de la vivienda relató: "Después que nos ataron revolvieron todo el comedor y el kiosco. Se llevaron 3 celulares, todos los cigarrillos, varios perfumes y cien pesos de cambio que tenía en un frasco".
  
"También se llevaron dos bicicletas que teníamos. En total nos robaron más de 1.500 pesos", describió.
  
"También se querían llevar las bicicletas de los chicos, pero les pedimos por favor que no se las lleven que eran de los nenes y al final las dejaron. Después se fueron y cuando salimos ya habían desaparecido", expresó Sanz.
  
Según María Mercedes, los dos agresivos delincuentes "tendrían entre 25 y 30 años", y dijo que estaba "segura de que eran peruanos".
  
"Yo trabajo en una cooperativa de la Municipalidad -se lamentó Sandro Sanz- y los 450 pesos que gano por mes los invierto en mercadería para el kiosco. Y mi mamá me ayuda con la pensión. No puede ser que en un momento se lleven el esfuerzo de tanto tiempo".
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 09:33
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 09:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial