Detienen a un jefe de policial por el secuestro de Bergara

Por el rescate del joven de 37 años, que lleva quince días cautivo, sus secuestradores exigen medio millón de dólares. El arresto del efectivo se realizó debido que recibió una llamada desde un celular que después fue utilizado para extorsionar a la familia de la víctima.

Un jefe policial de Berazategui fue detenido hoy cuando se determinó que recibió una llamada telefónica desde un celular que, instantes después, fue utilizado para extorsionar a la familia de Leonardo Bergara, quien permanece secuestrado desde hace 15 días y por el cual se exige medio millón de dólares de rescate.

Además, la Justicia Federal de Quilmes ordenó la detención de un subordinado de este capitán apresado, quien fue acusado por su jefe de tener en su poder su aparato telefónico en el momento en que se recibió esa sugestiva llamada.

El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, afirmó que la detención de esos policías es "preventiva, porque no hay que dejar ninguna prueba librada al azar", y reconoció que el caso aún "no está esclarecido".

La fiscal federal de Quilmes a cargo del caso, Silvia Cavallo, envió esta mañana un agradecimiento al ministro Stornelli por la "valiosa participación" en la pesquisa por el secuestro.

Fuentes judiciales confirmaron que, en principio, el capitán Juan Vicente Cardozo y el oficial Ariel Víctor Vega serán indagados en las próximas horas por el delito de “secuestro extorsivo", aunque luego la fiscal Cavallo deberá determinar qué grado de participación tuvieron cada uno de ellos en el hecho.

Es más, la misma fuente explicó que el oficial Vega deberá responder también en una causa por drogas, ya que cuando se allanó esta madrugada la casa en la que vive, en Ringelet, se encontraron seis kilos de marihuana.

Precisamente, el capitán Cardozo, quien se desempeña en la división Criminalística de la Jefatura Distrital de Berazategui, como su subalterno Vega, encabezaron dos procedimientos antidrogas el 30 de octubre y el 12 de noviembre pasados en los cuales se secuestraron unos 200 kilos de marihuana y seis de cocaína.

Ambos policías fueron detenidos pasada la medianoche de ayer cuando se hallaban dentro de la sede de la jefatura Distrital de Berazategui, por orden del juez federal de Quilmes, Luis Armella, a pedido de la fiscal Cavallo que investiga el secuestro de Bergara.

Fuentes directamente vinculadas a la pesquisa informaron que, en base a la investigación judicial y de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, se llegó a sospechar de ambos policías que, además de ser detenidos, quedaron desafectados de servicio. 

En tanto, se realizaron varios allanamientos más pero en busca del hombre cautivo, de quien no se sabe nada desde hace 15 días.

Uno de esos operativos se realizó en una casa situada en Merlo 4467, de Villa Domínico, partido de Avellameda, donde la policía irrumpió en busca de Bergara (37), aunque sin éxito.

La dueña de esa vivienda dijo que el Grupo Halcón ingresó "con brutalidad" en esa casa, aunque no encontró nada.

Las fuentes explicaron que la pesquisa llegó a los policías a raíz del entrecruzamiento de llamados telefónicos realizados en la causa.

Los investigadores descubrieron que el 30 de diciembre pasado, el capitán Cardozo recibió una llamada a su teléfono que fue realizada desde un celular, de la cual no se sabe el contenido de la charla.

Lo que sí determinaron los pesquisas es que desde ese mismo aparato celular se realizó, instantes después, una llamada extorsiva a los familiares de Bergara, quienes ese mismo día recibieron una prueba de vida de la víctima que contaba sobre el hallazgo de un galeón español del siglo XVII en Puerto Madero.

Horas más tarde, el capitán Cardozo concurrió ante los investigadores de la DDI de Quilmes y contó en una declaración informal y espontánea que había recibido una llamada a su celular pero que en el momento de la comunicación el aparato estaba en poder de su subalterno Vega, así que desconoce el contenido de la conversación.

"El capitán no supo ser claro de los motivos por los cuales su teléfono lo tenía otra persona", dijo una fuente de la pesquisa.

A partir de esas sospechas, el capitán Cardozo quedó en la mira de la Justicia y de Asuntos Internos del ministerio, que dispuso desafectarlo preventivamente de la fuerza.
    Los dos policías detenidos se hallan a disposición de la fiscal Silvia Cavallo, y del juez federal de ese distrito, Luis Armella, a cargo de la causa.

Bergara fue secuestrado el 22 de diciembre pasado en Ranelagh y por su liberación exigieron en un principio un millón de dólares, monto que luego fue bajado a la mitad.

El hombre, hermano de un empresario de la industria electrónica, fue capturado pocos minutos después de las 9 del lunes 22 de diciembre cuando circulaba en su camioneta 4x4 Grand Cherokee, junto a su esposa, tras salir de su vivienda situada en la calle 315 número 889 de Ranelagh, partido de Berazategui.

Los investigadores establecieron que la pareja fue sorprendida por al menos cuatro hombres que simulaban ser policías y llevaban sus rostros ocultos y estaban fuertemente armados.

Tras el asalto, los secuestradores se llevaron cautivo al matrimonio y pocos minutos después liberaron a la mujer y abandonaron la camioneta a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata, en inmediaciones al Cementerio Parque Iraola de Hudson.
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 22:35
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 22:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Incidentes en la movilización de la CGT.
    23 de Agosto de 2017
    Incidentes en la movilización de la CGT.