Desvalijaron la casa de una familia que estaba de vacaciones

Los ladrones, luego de desactivar la alarma, forzaron rejas y puertas, sustrajeron todos los electrodomésticos de la casa –entre ellos una TV de plasma- y fugaron sin que nadie los viera, según señalaron fuentes policiales.

Una banda de delincuentes saqueó una vivienda del barrio platense de San Carlos que estaba sin ocupantes porque sus dueños se fueron de vacaciones, y tras el robo huyeron llevándose numerosos electrodomésticos y hasta la alarma con que contaba la casa.
  
Según expresó el padre del dueño de la vivienda -que vive en la misma cuadra- los delincuentes actuaron durante la madrugada de ayer, revolvieron toda la propiedad, rompieron algunos muebles en busca de dinero y hasta "tomaron una botella de cerveza" que encontraron en la casa.
  
Los ladrones, luego de desactivar la alarma, forzaron rejas y puertas, sustrajeron todos los electrodomésticos de la casa –entre ellos una TV de plasma- y fugaron sin que nadie los viera, según señalaron fuentes policiales.
  
El episodio se produjo en una finca ubicada en las calles 42 y 146, en esta ciudad, que cuenta con rejas e incluso tenía alarma, y cuyos dueños se habían ido de vacaciones a Neuquén.
  
Ayer por la mañana, el padre del dueño, que vive en la misma cuadra que su hijo, se sorprendió al ver una puerta violentada, entró y descubrió el desastre.
  
"Debe haber sido durante la madrugada. Yo recién me di cuenta a la mañana, cuando salí a dar una vuelta y vi que la puerta del costado estaba abierta. Después vi la entrada del balcón abierta y ahí me di cuenta de lo que había pasado", señaló Roberto Ramírez, de 68 años, el padre del dueño de la casa, en declaraciones al diario El Día de esta ciudad.
  
"Desconectaron la alarma y una vez adentro dieron vuelta todo. Se llevaron dos televisores, uno era un plasma de 29 pulgadas, dos guitarras eléctricas, una computadora, un equipo de música, algo de dinero y joyas que encontraron. También arrancaron un aire acondicionado de la pared. Sí hasta se llevaron la alarma que desconectaron", aseguró el padre del damnificado.
  
Luego, agregó: "Se ve que eran profesionales, sabían lo que hacían. Deben haber hecho una investigación previa. Primero subieron y sacaron la sirena, después, cuando entraron, arrancaron la central. Y los sensores de la alarma estaban todos dados vuelta".
  
"Arrancaron el mueble del baño para ver si había dinero debajo de la pileta. También rompieron un mueble a patadas para sacar el equipo de música. Hasta levantaron todas las tapitas de la luz, para ver si había plata escondida ahí", expresó Ramírez sorprendido por la exhaustiva búsqueda de los atacantes.
  
"Han sido dos o tres personas y tienen que haber venido con una camioneta para poder llevarse todo lo que se llevaron", opinó el jubilado y agregó: "Si habrán tenido tiempo que hasta se tomaron una cerveza".
  
Según relató Ramírez, la Policía Científica efectuó peritajes en toda la casa e incluso sobre la botella encontrada, pero sin obtener resultados, por lo que se piensa que los delincuentes fueron muy cuidadosos y utilizaron guantes.
  
En la casa vive un matrimonio joven con su pequeño hijo de dos años de edad. El hombre, de 37 años, se dedica al reparto de panificados.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 22:18
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 22:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'