Hablan los policías que detuvieron al delincuente más buscado de Mendoza

Fabián Yúdica (25) y Marcelo Quiroga (35) son los efectivos que arrestaron a Cedrón, quien tiene en su prontuario el asesinato de dos policías. El arresto se produjo en el barrio San Martín luego de un tiroteo. Los protagonistas no ganan más de $2.000, se alegran por el reconocimiento que han recibido pero sienten más satisfacción por aportar una pequeña solución a la sociedad y mejorar la imagen de la institución.

En el último día de 2008 dos policías detuvieron a Fabián Cedrón, quien era considerado el delincuente más buscado y peligroso de Mendoza; en su haber tiene la vida (o muerte) de dos uniformados (Eduardo Sánchez en 2002 y Gustavo Ramet en 2008). A este sujeto se enfrentaron a los tiros pero lograron arrestarlo sin que nadie saliera herido. Ambos efectivos dicen estar satisfechos pero sienten el mismo orgullo de siempre por ser policías.

Fabián Yúdica (25) y Marcelo Quiroga (35) son oficiales ayudante de la Policía de Mendoza y cobran unos de $1.800 mensuales, aunque a uno de ellos, por créditos que debe pagar, sólo llegan a su bolsillo $350 por mes.

No se podría decir que son famosos porque no es el término adecuado ni correcto, pero sí que son los responsables  de llevar adelante el arresto del delincuente más buscado de la provincia: Fabián Cedrón.

Este sujeto está sindicado como el autor del asesinato,  en octubre pasado, del cabo Gustavo Ramet en el barrio Reconquista, de Las Heras, y en 2002 de matar al policía Eduardo Sánchez cuando iba con su esposa por el barrio San Martín. Por este homicidio Cedrón fue condenado a prisión perpetua, pero escapó en 2006 de la cárcel de Santa Fe.

Pero el destino o el azar ha jugado un papel importante: es la segunda vez que Marcelo Quiroga arresta a Cedrón. “Lo arresté en 2003 en una casa del barrio Olivares, estaba con ‘El Morocha’. También era buscado por el asesinato de un policía”, contó el efectivo a MDZ.

El pasado 31 de diciembre Quiroga vivió una situación similar, pero esta vez fue en una vivienda del barrio San Martín. Pero en este caso, hubo disparos hacia los uniformados que lograron detener a Cedrón sin que sufriera un rasguño.

Las historias de estos dos efectivos tienen algunas similitudes; ambos tienen actualmente como pareja a mujeres policías, aunque Yúdica no tiene hijos y Quiroga ya tiene cuatro: una niña de 15 años, y tres varones, de 13, 8 y 5.

De todos modos hay varios años de diferencia como uniformados y en edad. Yúdica manifestó que “en mayo se cumplirán dos años que ingresé a la Policía. Decidí involucrarme más en la sociedad para no pasar desapercibido. Me había recibido de Técnico en Marketing pero sentía que no había compromiso en esa carrera y quería cambiar lo que sucedía a mi alrededor, lo que pasa en mi vecindario o lo que sea. Pero como me gusta mucho leer sobre historia decidí que quería ser parte de algún cambio”, comentó, dejando entrever que ya produjo una porción pequeña de todos sus deseos.

En tanto Quiroga hace diez años que es integra la Fuerza y “elegí ser policía por vocación. Tengo dos hermanos militares y yo estuve estudiando en el Colegio Militar de El Palomar. Pero, lamentablemente, no pude pagar más la cuota y me volví a Mendoza e ingresé a la Policía. Estoy muy contento con la elección para mi vida”, evaluó tras contar parte de su historia.

Hoy sienten que sus carreras contribuyeron no sólo a la detención de un delincuente sino también para que “al menos por un día la Policía sea más respetada, porque siempre desconfían de nosotros”, dijo Quiroga al tiempo que expresó: “Siempre me he sentido orgulloso de ser policía, pero ahora contento porque ayudé a mejorar la imagen de la Fuerza”.

Algo similar piensa su colega: “Nosotros somos la cara visible y la gente nos echa en cara los desaciertos. Pero también nos agradece cuando intervenimos en hechos como estos —dijo Yúdica— o cuando ayudamos en otros pequeños conflictos vecinales o familiares; esto también es bueno”, evaluó el uniformado en concordancia con Quiroga, quien señaló: “Detener a Cedrón es el premio al trabajo del año, porque siempre somos criticados y arrestarlo significa atrapar a un asesino de policías.

El más joven de estos dos oficiales ayudantes fue el primero que ve a Cedrón y comienza a perseguirlo pero “no sabía que se trataba de él pero ya sabíamos que era un delincuente de temer. Había escuchado por frecuencia que asaltó a mano armado un negocio y cuando vi a la velocidad que conducía no había dudas que perseguirlo sería peligroso”, contó Yúdica.

Pero su compañero, que estaba en otro móvil, fue en apoyo y “observé cuando Cedrón se baja de la moto y le dispara a Fabián (Yúdica). Pero recién supe que era él cuando lo sacamos de la casa donde se había escondido”, puntualizó.

Los dos efectivos resaltan que aunque el delincuente le disparó ellos lograron atraparlo sin herirlo “y aunque cuando lo trasladamos a la comisaría Sexta nos iba insultando, no le respondimos y agredimos”, expresó Quiroga.

Estos policías continúan sus tareas. Fabián en la comisaría Quinta y Marcelo en la subcomisaría Juan Espitalieri. El nombre de esta seccional es en honor al uniformado que asesinaron en el predio de la UNCuyo.
Opiniones (9)
16 de agosto de 2017 | 19:47
10
ERROR
16 de agosto de 2017 | 19:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sr. Fabian Yudica: Me dirijo a usted con fin de hacerle saber que bajo mi punto de vista es usted altamente HERMOSO. Me pregunto ,y su correo es?.Con todo el respeto que se merece. Lo saluda atentamente Jesi.
    9
  2. en buena hora....
    felicitaciones por su accionar y compromiso, pero no se si es tan bueno dar tantos detalles sobre la VIDA DE ESTOS OFICIALES...
    8
  3. Estos Oficiales de Policia son egresados desde no hace mas de dos años del Instituto Universitario de Seguridad Pùblica. El mismo que es desprestigiado por cuanto politico de turno anda por ahi. el mismo que es cuestionado por sus planes de estudio, esos que se refieren a una formacion universitaria. es el mismo sistema cuestionado que ha recibido felicitaciones de la OEA y de la CEPAL. Es el mismo IUSP,donde los Comisarios que le han enseñado a estos chicos a ser policias, dentro del respeto por los derechos humanos y la vida y dignidad de las personas,que es cuestionado por los responsables del Ministerio de Inseguridad de turno. Estos chicos son un ejemplo,pero tambien son el ejemplo de lo que los Comisarios le enseñan en el IUSP. DESPUES DE ESTO UD.A QUIEN LE CREE? En diez años los politicos de turno no le dieron un solo recurso a la capacitacion y formacion policial. la verdad es que seguimos enseñando a los futuros oficiales de policia a veces hasta pagando de nuestro bolsillo gastos que tiene que hacer el Estado. BASTA DE TANTA MENTIRA.
    7
  4. No es muy común destacar las acciones heroicas de aquellos trabajadores que lo hacen en pos del beneficio de su sociedad (docentes, médicos, policías...), ya sea por su falta de compromiso o ineptitud en lo que hacen o porque estamos acostumbrándonos a no valorar o desconocer el trabajo del otro. Por ello, mi reconocimiento y agradecimiento a los Sres.Quiroga y Yúdica, por ser útiles a su sociedad, por asumir el rol que decidieron tener y por ayudarnos a creer en la vocación como emblema de todo trabajador responsable.
    6
  5. Quizas en algunas reparticiones existen adicionales,mayor dedicacion,premios extras etc.etc.etc. yo opino que este tipo de actos de valentia o desarrollo de la lavor que desempeñan tambien tienen que ser premiados con una recompensa considerable de dinero tanto el que aprende a alguien como quienes evitan en forma inmediata un delito, pero tambien no me aparto de la falta de medios para realizar este tipo de tareas.FELICITACIONES A LOS DOS EFECTIVOS.
    5
  6. Fran, cuando se habla de violencia en el futbol, se habla por ejemplo de 20000 espectadores, y 40 tipos que hacen lio. Cuando se habla de curas violadores se hablan de un par en miles. Cuando se habla de la policia, se habla de corrupcion, delincuencia, pero en realidad la corrupción existe en todas las entidades estatales, donde los controles son malos o nulos. La mayoría son buenos laburantes, pero por algunos pocos que se detectan en casos de corrupcion ensucian al resto. Es bueno que se limpie un poco el nombre de la institucion policial en base al conocimiento de casos puntuales de efectivos de la policia.
    4
  7. Con toda sinceridad, creo y felicito a los medios y a todos aquellos que destacan este hecho importantísimo de la policía, y como dice Alejo, esta es la POLICIA QUE YO QUIERO, ESOS SON LOS HOMBRES DE LA POLICIA QUE QUIERO, no se de que forma agradecer, pero Felicitaciones a Quiroga y Yúdica.
    3
  8. Debo reconocer que he albergado un resentimiento hacia la Policía por haber aprendido que muchos de sus integrantes delinquen. Es decir son delincuentes. Pero no delincuentes cualquiera, sino unos delincuentes con más poder y pagados por la sociedad. Es por eso que cierta torpeza y tendencia a generalizar, me ha despertado desde joven un irracional "odio" hacia la Policía, igual o mayor que hacia los delincuentes comunes... Me alegra reconocer que no es buena la postura que describo, aunque sin embargo la veo completamente lógica. Es que los abusos, los "apremios ilegales", las torturas, coacciones y demás actos de cobardía y enfermedad me dan asco y rabia. Por suerte veo que hay gente que cumple con el trabajo para el cual pagamos y no pretende sobresalir por eso. Y con alegría contemplo que detrás de ése bien obrar (que no es ni más ni menos que lo que debería ocurrir en todos los casos), hay ideales y entusiasmo, como lo expresa el chico Yúdica. Ojalá todos los hombres de la fuerza actuaran cómo éstos dos. Hombres con mayúsculas... y no cobardes corruptos escondidos tras armaduras prestadas. Por suerte sé de casos similares. Hechos como reconocer que en el móvil los agentes no reaccionaban ante las provocaciones demuestran por un lado que lo habitual (y fácil) es "reventar" al detenido cuando ya está en su poder. Y por otro que éste sinceramiento, sumado al orgullo de hacer lo correcto (y difícil, sólo para valientes y profesionales) y no dejarse llevar por las provocaciones de un infeliz, abre una luz de esperanza y espero que cada vez sean más los Yúdica y los Quiroga.
    2
  9. Si hubiera mas policias como Yúdica y Quiroga, mendoza sería un lugar mejor para vivir. Son un ejemplo a seguir. Bueno sería que los del ministerio de seguridad, en especial ciurca, aprendieran de la actitud de estos dos agentes. Hay gente capaz en la policia. Lástima que los que los dirigen, Ciurca y Jaque, son unos inútiles.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial