Quiénes eran, en realidad, los Reyes Magos

La Enciclopedia Católica se encarga de aclarar un poco quiénes eran y de dónde venían Melchor, Gaspar y Baltasar... o como fuera que se llamaran. Asombrate con su historia.

La evidencia no-bíblica parte de un significado probable de la palabra magoi y supone que los Magos eran de la casta sagrada de los Medos. Proveían de sacerdotes para Persia y, dejando de lado vicisitudes dinásticas, siempre mantuvieron sobre sus dominios influencia religiosa.

Después de la caída del poder de Asiria y de Babilonia, la religión de los Magos perdió influencia en Persia. No obstante, la influencia religiosa de esta casta sacerdotal continuó en Persia a través del gobierno de la dinastía Aquemenida (Ctesias, «Persia», X-XV); y no es inverosímil pensar que en tiempos del nacimiento de Cristo fuese bastante floreciente bajo el dominio parto.

La Biblia, en cambio, es más precisa. La palabra magoi frecuentemente tiene el significado de «mago» [magician], tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento (ver Hch 8, 9; 13, 6, 8; también los Setenta en Daniel 1, 20; 2, 2, 10, 27; 4, 4; 5, 7; 11, 15). San Justino (Tryph., lxxxviii), Orígenes (Cels., I, lx), San Agustín (Serm. xx, «De epiphania») y San Jerónimo (In Isa. xix, 1) encontraron el mismo significado en el segundo capítulo de Mateo, aunque esta no es la interpretación común.

La narración evangélica no menciona el número de Magos, y no hay una tradición cierta sobre esta materia. Los nombres de los Magos, incluso, son tan inciertos como su número. Entre los Latinos, desde el siglo VII, encontramos ligeras variantes en los nombres, Gaspar, Melchor y Baltasar.

Según la Biblia, los Magos vinieron desde alguna parte del Imperio Parto. Probablemente cruzaron el desierto de Siria, entre el Eufrates y Siria, llegando a Haleb (Aleppo) o Tudmor (Palmyra), recorriendo el trayecto hasta Damasco y hacia el sur, en lo que ahora es la gran ruta a la Meca (darb elhaj, «el camino de los peregrinos»), continuando por el Mar de Galilea y el Jordán por el oeste hasta cruzar el vado cerca de Jericó.

La visita de los Magos tuvo lugar después de la Presentación del Niño en el Templo (Lucas 2, 38). Los Magos habían partido poco antes de que el ángel dijese a José que tomase al Niño y a su Madre y fuese a Egipto (Mateo 2, 13).

¿Era realmente una estrella lo que guió a los Reyes Magos al niño Jesús? Los racionalistas y los protestantes racionalistas, en sus esfuerzos por evadirse del sobrenatural, elaboraron algunas hipótesis:

  • La palabra aster puede significar un cometa; la estrella de los Magos era un cometa.
  • La estrella pudo haber sido la conjunción de Júpiter y Saturno (7 a. C.), o de Júpiter y Venus (6 a. C.).
  • Los Magos pudieron haber visto una stella nova, una estrella que aumenta de repente en tamaño y brillo y luego disminuye de nuevo.

Si querés conocer más, hacé click aquí.

Fuente: Enciclopedia Católica.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
5 de Diciembre de 2016|13:16
2
ERROR
5 de Diciembre de 2016|13:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los magos eran 3 estrellas ni han visto jajajajajaja
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016