Los problemas ambientales en las ciudades

La ciudad es una de las creaciones humanas más complejas. Puede ser vista como un sistema conformado por sistemas naturales, físicos y culturales, interrelacionando en un área determinada; un sistema que no es homogéneo, y que no puede ser entendido como la simple suma de sus componentes. Al considerar los problemas ambientales urbanos, debemos tener en cuenta en primer lugar, aspectos de estructuración territorial, históricos, que explican en parte el deterioro actual del hábitat humano.

Las ciudades dependen de una gran variedad de recursos; y la forma en que estos recursos son usados, administrados, transformados y desechados después de su vida útil, tiene un profundo impacto no sólo sobre los habitantes de una ciudad en particular, sino sobre el todo el planeta y sus habitantes. Los problemas ambientales urbanos tienen una repercusión a escala local, regional y global.

Los problemas ambientales urbanos clave a los que se enfrentan las ciudades los podemos dividir en cuatro categorías, si bien no siempre actúan independientemente, y muchos son combinación de varios. Estos son:

- La contaminación por desperdicios urbanos y emisiones
- El acceso a infraestructura y servicios públicos
- La degradación de recursos
- Los peligros ambientales

Tomemos el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en Argentina, hubo un tiempo en que Buenos Aires era conocida como una de las más limpias del mundo. Ya nadie se atrevería a postular a la ciudad para semejante lauro.

Desde hace años el sistema de recolección de residuos tiene serias deficiencias que subsisten a lo largo de diferentes gobiernos, primero los designados por el Ejecutivo Nacional, y luego con los elegidos por los ciudadanos.

A los problemas de recolección se agregan las malas prácticas de los vecinos y comerciantes, que dejan depositados los residuos a cualquier hora. De hecho, en la medida en que esta costumbre se mantenga, la suciedad persistirá aún con una recolección frecuente. Parte de la responsabilidad de esta situación es del sistema vigente, que no dispone de contenedores para depósitos fuera de hora, y de las autoridades, que no ejercen los controles y aplican las penalidades correspondientes a quienes violan las disposiciones sobre la materia.

El cuadro se agravó, finalmente, con la búsqueda de material reciclable o comida, lo cual exige apurar la implementación de sistemas de separación de residuos y campañas de educación.

El Blacksmith Institute ha publicado un listado con las diez ciudades más contaminadas del planeta. Esta lista, confeccionada de acuerdo a criterios técnicos de expertos en medioambiente, química y medicina, entre otros, pretende alertar a las personas y a las administraciones sobre los peligros de la polución de aguas, aire y tierra; y da una voz de alerta sobre los cambios que requiere con urgencia el desarrollo industrial. Los lugares más contaminados del planeta son generalmente, zonas deprimidas económicamente donde no existen regulaciones legales que controlen las emisiones y residuos industriales. La contaminación por metales pesados, los que llegan a contaminar la tierra, el agua y el propio cuerpo de las personas, provoca enfermedades, muerte y contaminación ambiental que no es solucionable sino a largo plazo.

El listado de diez lugares más contaminados del mundo se elaboró de acuerdo a los siguientes criterios técnicos: el tamaño de la población afectada, la severidad de las toxinas involucradas en la contaminación, el impacto en la salud y el desarrollo infantil, la presencia explícita de fuentes contaminantes en la zona y la evidencia existente sobre el impacto en la salud de los contaminantes presentes. De esta manera, el resultado del estudio clasifica a las 10 ciudades más contaminadas, que son:

Linfen, China. Contaminación de aire y agua por partículas y gases derivados de la industria minera y de procesado de alimentos.

Ranipet, India. Contaminación de agua y suelo por productos químicos para teñido industrial.

Mailuu Suu, Kirjistán. Contaminación de suelos y aguas por desechos radiactivos derivados de la industria nuclear de uranio.

Dzerzhinsky, Rusia. Contaminación de agua y suelos por la producción de armas químicas.
Norilsk, Rusia. Contaminación de aire, suelo y agua con dióxido de sulfuro, cesio y otros elementos; derivados de la producción de platino.

Rudnaya Pristan, Rusia. Contaminación del suelo por plomo, derivado de su minería.
Chernobyl, Ucrania. Contaminación de agua y suelo por residuos radiactivos emanados tras el accidente de la planta nuclear.

Kabwe, Zambia. Contaminación del suelo por plomo, derivado de su minería.

La Oroya, Perú. Contaminación de aire y suelos por plomo, derivado de su minería.

Haina, República Dominicana. Contaminación del suelo por plomo, derivado del reciclado de pilas y baterías.

La conformación natural y tecnológica de los asentamientos humanos ha brindado a la población determinadas ventajas para la producción y para la vida. Sin embargo, la dinámica del desarrollo urbano, en especial en las últimas décadas se caracterizó por la alta presión de la población y las deficiencias de su conservación, generando procesos de contaminación que hoy padecen muchas ciudades.

La gestión ambiental urbana tiene como fin mantener y preservar el ambiente urbano, y redefinir en el tiempo y en el espacio las relaciones entre los seres humanos y su ambiente, en especial en relación a los patrones de vida y consumo. Esta redefinición procura revertir los efectos de la degradación del suelo, del aire y agua producidos por los modelos de desarrollo urbano insostenibles que reiteran la exclusión y empeoran las condiciones y calidad de vida de los seres humanos que habitan las ciudades.

Una ciudad sustentable será aquella que logre satisfacer de manera equitativa las necesidades de todos sus habitantes sin poner en peligro la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras. Esto implica que sus actividades no destruyan los recursos ni la diversidad de los ecosistemas en los cuales se sustenta, y la necesaria participación de todos sus ciudadanos para ejercer sus derechos y responsabilidades. Esta ciudad deberá ofrecer a sus habitantes servicios de calidad para toda la población, un ambiente sano, viviendas dignas y suficientes, seguridad, parques, espacios deportivos y de recreación, convivencia social intensa y fructífera, empleo digno y bien remunerado, atención sanitaria completa y eficiente, educación de calidad y acceso a la actividad cultural.

La planeación y conducción del desarrollo es una responsabilidad pública que corresponde a las instituciones gubernamentales, garantizando la inclusión de todos los sectores sociales y la sustentabilidad de la ciudad. Las políticas públicas, en materia de diseño, planificación y construcción sustentable para las ciudades del futuro, deben adaptarse al carácter dinámico y evolutivo de las necesidades de sus habitantes, presentes y futuros, y al ambiente urbano.
Las ciudades modernas padecen problemas ambientales que afectan la salud de sus habitantes actuales y condicionan negativamente la calidad de vida en el futuro. 

Las ciudades sustentables del siglo XXI demandan que se construyan nuevas formas de Hábitat, donde resistir y mitigar impactos permitan crear un nuevo ciudadano que sea colectivo. Que pueda, desde nuevos pensamientos y técnicas organizativas imaginar las ciudades, apropiándose de sus espacios, saliendo de la dependencia hacia un rol de toma de decisión. Para construir las ciudades del futuro es imprescindible salir de la sociedad del espectáculo para ingresar al campo de la dilatación de la conciencia, la participación y la solidaridad.
Una ciudad sustentable es un sistema artificial diseñado por el hombre que tiene la virtud de integrarse a la naturaleza sin contaminarla y de ser amigable, de servir a su creador con calidad. O dicho de otra forma, es un sistema artificial que no esclaviza al ser humano ni destruye al medio natural en el que se implanta. Es una ciudad que se sustenta equilibradamente entre la naturaleza, lo artificial y lo humano creando un entorno, en el espacio y en el tiempo, de calidad para todos.

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (1)
2 de Agosto de 2014|01:30
2
ERROR
2 de Agosto de 2014|01:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
nat26 de Enero de 2009|11:26
Ayudennos!!! Aunque no sean de Rojas ayuden a difundir esto por favor!!! CANCER EN ROJAS: demasiados Casos ROJAS, Enero 09.-(Por Nora Fernandé especial para RojasCiudad.net) En la tarde del día 31 de Diciembre del 2008 conocimos a Omar Ángel "Pico" Rodríguez, quien desde hace tres años junto a los vecinos autoconvocados de la ciudad de Rojas se encuentra en una lucha desigual contra el cáncer y la contaminación ambiental y en particular con los Bifenilos Policlorados, más conocido como PCB. En su casa, del Barrio Covendiar donde vive, con su esposa y tres hijos, Omar Ángel "Pico" Rodríguez comenzó su relato diciendo: "En agosto de 2005 empecé con pérdida de peso, entonces me fui a hacer atender a Junín, donde después de dos meses de estudios me detectan cáncer linfático". "Los médicos, sin conocer donde vivía, me dijeron que era debido al PCB y que seguramente, tenía un transformador roto cerca de mi casa. En ese momento yo dije que no, porque no tenía en cuenta el transformador que está a metros de mi casa". "Cuando vuelvo a Rojas, me encuentro con que en mi barrio, que es chiquito, éramos 86 enfermos; entre criaturas, adultos y personas mayores. La enfermedad que predominaba era la leucemia. También había mucho aborto espontáneo, labio leporino, cáncer de mama, de pulmón, de hígado; esto produce todo tipo de cáncer". "Empezamos una lucha contra la cooperativa eléctrica, nos organizamos los vecinos, e hicimos un plano, donde marcábamos con puntos rojos los enfermos que ya estaban falleciendo a partir de ese momento, con verde los que estábamos vivos y, con azul el lugar donde están los transformadores hasta el día de hoy". "Veíamos que en todas las casas donde están los transformadores, todos los moradores que allí vivían, fallecían a causa del cáncer. Todos los focos de cáncer estaban siempre alrededor de transformadores rotos". "Esto también lo denunció el ALCEC (Asociación Lucha contra el Cáncer). Y ellos nos ofrecieron pagar los estudios de los tres transformadores del barrio, por un laboratorio habilitado por política ambiental. Entonces CLYFER (Cooperativa de Luz y Fuerza Eléctrica de Rojas), en un acto de mala fe, una noche viene y me saca dos de esos transformadores que estaban re pasados de PCB". "Cuando quisieron sacar el tercero, que tengo a metros de casa, salieron 300 vecinos a la calle, con palos, ramas, algunos con machetes y algún desubicado con escopeta. Todos para evitar que se lo llevaran. Me fueron a buscar a mi trabajo, vine y hable con la fiscal de Junín, quien dio orden de ponerle custodia policial. Tuve el patrullero 37 días custodiando el transformador, hasta que logramos que vinieran a hacer los análisis. Estaba pasado de PCB". "Seguimos haciendo análisis y había muchísimos transformadores pasados, según lo que dictamina la ley nacional 25.670". "Hicimos venir de La Plata, al Subsecretario de Política Ambiental Rubén Corominola. Lo esperábamos con bombos y platillos porque supuestamente venía a defender al pueblo. Pero vino, fue a la intendencia y cuando salió dijo: buenas tardes, soy de Política Ambiental y en Rojas no hay PCB". "Ahí se armó la trifulca. Con él y con el ingeniero de la Cooperativa Eléctrica, recorrimos los 70 transformadores que hay en la planta urbana de Rojas, de los que uno solo estaba en condiciones. Dentro de los 69 había 49 que estaban rotos y chorreando, esos son los más graves del caso. Y cuando los hicimos analizar estaban todos pasados de PCB". "Hoy Rojas es conocida en la zona como la capital del cáncer. Tenemos más cáncer en Rojas que es una ciudad chica que Junín o Pergamino que son ciudades que son 5 veces más grande". "Acá nadie hace nada. Los políticos de ahora y los que estuvieron antes cuando empezó todo esto, siempre nos dieron la espalda, nos cerraron la puerta". "Cuando yo empiezo esto CLYFER tenía declarado 800 transformadores, hoy en día tiene 529. ¿Dónde está el resto?". "Nadie los controla, porque el OCEBA, que es el ente regulador y controlador de la Provincia de Buenos Aires nunca vino a Rojas, solamente vinieron el día que yo hice la denuncia porque el juez los hizo venir". "Los registros de las denuncias no solo desaparecieron sino que tampoco ellos presentaron ningún manifiesto, lo que es un delito grave. Ellos no tienen una sola justificación de que hicieron con todo el PCB y con todos los transformadores que faltan". "Lo que si tenemos son testimonios de los ex empleados que están declarando en la causa. Hace 12 años, por orden del gerente en su momento, vaciaron un camión completo de transformadores en el club de pescadores, a la vera del Río Rojas". "Estamos mandando la contaminación, aparte de a nuestro río, a la ciudad de Salto, que tiene un balneario importante. Esto termina desembocando en el Paraná. En ninguno de estos lugares hay monitoreo". "Nosotros lo denunciamos a la municipalidad, pero los resultados que dieron ellos a conocer dicen que no es cuantificable. Pero nadie vio nada cómo se hicieron esos resultados. Para nosotros no tienen validez legal". "Hay muchos empleados de CLYFER que tienen familiares con cáncer y que no pueden hablar porque han sido amenazados de perder la fuente de trabajo. Lo sucedido en el club de pescadores se descubre porque hubo gente que ya se retiró, que empezó a hablar. La mayoría han perdido seres queridos. Además, ellos mismos se encargaban de todos los días ir a recuperar un transformador". "Lo preocupante es que de esto tenían conocimiento, no solo CLYFER, sino el Club de Pescadores, en donde había un portero que tenía la orden de abrir la puerta a los camiones volcadores de la Cooperativa Eléctrica, y encima los tapaban con bloques de cemento roto. Si había algún pescador ocasional el portero lo echaba, para que nadie viera nada". "Lo más grave es que los camiones de la basura de la municipalidad, de noche la volcaban ahí, para que al otro día muy temprano la maquinaria municipal siguiera tapando con basura y tierra". Hasta ahora, en el club se han encontrado 10 transformadores. Restan 290. "¿Dónde están? es la pregunta del millón. Ellos no tienen un manifiesto, no tienen nada. Se nos ríen, la justicia no hace nada y, encima hoy ya no queda nada de todos los autoconvocados que éramos". "Hay una corrupción total y en todo nivel, tanto que a veces da ganas de bajar los brazos". Pero el problema sigue, "en este momento, tenemos en el barrio 7 criaturas con distintos tumores en el oído, en la cabeza, en el brazo. Lo que pasa es que todo el mundo hace oídos sordos, nadie se quiere comprometer". "Hemos hablado con todo el mundo. La única forma que me atiendan tanto el intendente como CLYFER, era presentándome con el periodismo sino no éramos escuchados. Y tampoco les gustó cuando eso trascendió fuera de Rojas". "Martes y jueves voy a Junín a hablar con el juez Raúl Luccini, un señor juez. Pero hace tres meses que no puede lograr que manden a alguien de Desarrollo Sustentable. Le quieren mandar legales cuando lo que se requieren son técnicos, peritos, gente que haga un estudio de impacto ambiental". "También descubrimos otra cosa. La plata de pavimentación que pertenece a la cooperativa eléctrica y ahora está cerrada, hizo todos los nichos del lateral izquierdo del cementerio, todos los cordones cunetas de la ciudad de Rojas, más todas las columnas de alta tensión del partido. Todo lo hicieron pincelando con PCB los moldes para que el día que desmoldan, no se rompan". "Nosotros estamos pidiendo que se hagan análisis, nosotros lo sabemos pero eso no alcanza. Los vecinos ya no podemos más, yo he luchado mucho, a mi me han retirado hasta el subsidio". "Cuando se empezaron a tirar transformadores, estaba un intendente radical, ahora el actual es peronista, es decir, son mayoría, uno choca contra eso y nadie mueve nada. Al contrario, acaba de renunciar el fiscal general el día 15 de diciembre, nos llamó y nos dijo que fue porque tenía orden de que la causa estuviera cajoneada". "Ahora asumió un fiscal general nuevo, que aparentemente va a hacer las cosas bien, y en estos días tenemos que aportar testigos, gente que trabajó en la planta y que hasta lo regalaban al PCB en tambores de 200 litros y la gente lo usaba para proteger el cielo raso de la casa". "Le dijimos a Luccini que tenía que hacer las mediciones de las ondas magnéticas. Eso se debe hacer en horario nocturno. Sin embargo, a nadie le notificaron nada y las hicieron de día, para que les de. Por lo tanto, para nosotros, eso no tiene valides legal". "No somos escuchados para nada. Ahora ni siquiera toma la denuncia el 0800 que funcionaba antes. Hay que pasar por el OCEBA, pero ahí no te atienden, no vienen, te tratan mal. ¿A quién vamos a recurrir? Estamos pidiendo ayuda a gritos. Queremos que se difunda a nivel nacional". "El transformador que tenía frente a casa era el más grave. Desde el año 90 está roto y chorreando. Lo cambiaron hace 20 días, de tanto que yo insistí. El tema es que eso ha llegado a las napas, porque a una cuadra tenemos una bomba. Lo obligamos al intendente a que hiciera un análisis de agua, y salió que tenía PCB. Encima cuando le echan cloro para matar las bacterias, al PCB le dan más fuerza". Omar Ángel "Pico" Rodríguez, sigue en su lucha, con un puñado de personas, que creen en sus derechos, los conocen y los defienden a capa y espada, como si el resto de la población de Rojas, los que no se han enfermado aún, los funcionarios, los empleados de la cooperativa CLYFER estuvieran exentos en el futuro de contraer cualquier enfermedad derivada de las acciones negligentes que causan contaminación ambiental, todavía no reaccionan. Omar Ángel Rodríguez, como agravante a esta situación, no tiene empleo debido a su estado de salud, y se encuentra esperando concluir los trámites para cobrar su jubilación, hasta tanto, vive de la caridad de sus vecinos. Invitamos a las distintas Organizaciones, ONG´s, Instituciones de Bien Público y particulares que puedan ayudar de cualquier forma, comunicarse con Omar Ángel Rodríguez al teléfono 02475-464776 , de la ciudad de Rojas. Provincia de Buenos Aires. Estamos seguros que se va ha hacer justicia, porque no son solamente 86 personas las afectadas, son en realidad 85 y "Pico", que hace la diferencia
1