Mendoza: las chicas beben más que los chicos antes de ir al boliche

Así lo indican los controles de alcoholemia realizados en cuatro fines de semana. De unos 800 casos de personas ebrias detectadas en viaje hacia los boliches, 450 eran chicas y 350 varones. Los roles, en cambio, se invierten a la salida: son muchos más los hombres que salen borrachos de los lugares de diversión.

Mendoza es una de las provincias con mayor número de víctimas fatales en accidentes de tránsito, en proporción con la cantidad de habitantes. En Mendoza, en lo que va del año, 250 personas han muerto en tragedias viales, según especificó esta mañana el director de Seguridad Vial, Heriberto Ojeda. Por esto, no extraña que esta sea una de las principales preocupaciones de las autoridades.

De acuerdo a un relevamiento realizado por el Ministerio de Seguridad durante 4 fines de semana diferentes, de un total de 5.000 conductores sometidos a controles de alcoholemia en dos puestos de Chacras de Coria y de El Challao, al momento de llegar a los boliches, 350 lo hicieron superando ampliamente el nivel de alcohol permitido en la sangre. Esa cifra se disparó alarmantemente a la hora de la salida de los boliches, ya que cuando los jóvenes –y no tan jóvenes- volvían a sus casas, ascendió a 850 el número de alcoholizados.

De las 5.000 personas relevadas, cerca del 10% de los que superaban el nivel prefijado -unas 450- fueron mujeres jóvenes, mientras que 350 fueron hombres jóvenes. Sin embargo, a la hora de volver a sus hogares, los índices se invirtieron. A esta altura de la madrugada, fueron más los hombres que manejaron por encima del nivel permitido –de ese mismo universo, 1.000 eran los hombres pasados mientras que las mujeres pasaron a ser 250-.

Con respecto a las edades, también resultó llamativo detectar que quienes más consumen alcohol no son los jóvenes –de 18 a 24 años-, sino que son la primera etapa de adultos –de 25 a 39-. Según el director de Participación Comunitaria, Alejandro Gil, esto tiene mucho que ver con que los mayores son los dueños de los autos que manejan, mientras que la mayoría de los jóvenes van en autos prestados y los invade “cierto sentimiento de responsabilidad”.

Previas domésticas

Otro aspecto detallado por Gil y que también preocupa a las autoridades de la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad de esa cartera es el alto porcentaje de jóvenes –y no tan jóvenes- que hace la previa en su casa o casas de amigos.

En este tipo de escenarios, el 68% de los analizados se junta con amigos para ingerir alcohol y ya llegar “entonados” a los locales bailables. Esto dificulta un poco los controles, ya que al tratarse de domicilios particulares y no de bares o pubs –como solía ser hasta hace unos años, índice que ahora llega al 22%-, el propio Gil destacó que será fundamental reforzar las campañas de concientización.

En tanto, las bebidas más consumidas en esta etapa –antes de ir a los boliches- son la cerveza (56%) y el vino, mientras que el fernet sólo es consumido por el 6% de los encuestados. Pero dentro de los boliches, el fernet con coca se transforma en la bebida más consumida (28%), seguida por las bebidas blancas (13%).

Sobre el estudio

El análisis, comprendido dentro del Acuerdo Social por la Seguridad, fue desarrollado durante los fines de semana del día del amigo (20 de julio), del día de la primavera y del estudiante (21 de septiembre), y otros dos fines de semana de noviembre elegidos de forma azarosa.

“La idea era tomar dos fines de semana donde haya mucho movimiento y otros dos donde sea normal el movimiento, para que la muestra sea considerada válida. Y los puntos de Chacras y El Challao los elegimos porque allí se concentra el 70% de la diversión nocturna”, sostuvo Gil, quien destacó que se trabajó en dos puestos con 6 alcoholímetros digitales en cada uno.

Participaron más de 180 personas no sólo de Seguridad, sino también de agrupaciones de padres protectores, Bomberos, Bomberos voluntarios y del Ministerio de Salud, entre otras áreas. Otro de las conclusiones a las que arribaron es que el domingo por la madrugada, especialmente en la franja comprendida entre las 3.30 y las 5.30, es cuando más gente maneja en estado de ebriedad (23% de los controlados), mientras que el sábado por la madrugada el promedio asciende al 10%.

Con respecto a las campañas de prevención, Ojeda sostuvo que son “importantísimas”, además de destacar que se realizan de forma “permanente y latente”.

“Las campañas de estas fiestas dieron resultado, ya que pocos jóvenes fueron detectados manejando ebrios y los accidentes no fueron tantos como otros años”, sostuvo el director de Seguridad Vial.

Recomendaciones a la hora de beber

El máximo de nivel de alcohol en la sangre permitido es hasta 4,9 mililitros. Esto significa que, si alguien tiene el peso relativamente normal y ha consumido grasas y no dulce, puede beber hasta dos vasos de cerveza, que es el equivalente de lo permitido.

“Las cosas dulcen promueven la absorción más rápida de alcohol en la sangre, y eso reduce la cantidad de alcohol que se puede tomar. Se necesitan 4 horas para que no quede nada de alcohol en la sangre, eso sería lo recomendable. Sin embargo, con que uno tome el último trago dos horas antes de manejar, alcanza, aunque no es lo mejor”, sostuvo Gil.

Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 22:27
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 22:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'