Murió un policía que había sido baleado en un asalto

Tenía 26 años y prestaba servicios en la comisaría 48 de la Capital Federal. El martes había sido herido de gravedad por delincuentes delante de su novia, en Lomas de Zamora. Tras agonizar varias horas, falleció en el Hospital Churruca.

Un efectivo de la Policía Federal fue asesinado de un balazo en la nuca delante de su novia por tres delincuentes que pretendieron asaltarlo en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, informaron fuentes policiales.

Se trata de Héctor Diego Orellano (26), quien prestaba servicios en la comisaría 48 de la Capital Federal y murió mientras era atendido en el Hospital Churruca del barrio de Parque de los Patricios, donde había sido llevado de urgencia debido a la gravedad de las heridas.

Todo comenzó el martes cerca de las 20 cuando el agente Orellano se hallaba despidiendo a su novia en la puerta de su casa en el cruce de las calles Newton y Metán, de esa localidad del partido de Lomas de Zamora, al sur del conurbano bonaerense.

Según las fuentes, el policía había pasado el día franco de servicio junto a su novia y en el momento del hecho estaba vestido con ropas de civil y se estaba despidiendo porque debía dirigirse a la comisaría 48 para iniciar su jornada de trabajo.

Mientras hablaba con su pareja, el agente fue sorprendido por tres muchachos que lo amenazaron con un arma y le exigieron dinero y todas sus pertenencias.

Según las fuentes, se trataba de tres menores de edad de entre 15 y 17 años, vestidos con camisetas de equipos de fútbol o ropa deportiva.

Se cree que Orellano temió que los asaltantes pretendieran ingresar a la casa de su novia, por lo que decidió identificarse como policía y pretendió extraer su arma reglamentaria calibre 9 milímetros para defenderse.

Allí, uno de los asaltantes, al ver que se trataba de un policía y que llevaba un arma en la cintura, comenzó forcejear pero otro de los ladrones le disparó al agente un balazo en la nuca.

Orellano cayó gravemente herido al piso mientras que los tres delincuentes huyeron del lugar corriendo sin que pudieran concretar el asalto.

El policía fue auxiliado por su novia y por otros vecinos que escucharon los disparos, quienes lo trasladaron aún vivo a un centro asistencial de la zona, donde recibió las primeras curaciones y fue derivado al Hospital Churruca.

Fuentes policiales dijeron que Orellano ingresó horas después al hospital policial donde fue operado de urgencia, pero finalmente murió cerca de la medianoche de ayer mientras se hallaba en la sala de terapia intensiva.

Efectivos de la comisaría de Ingeniero Budge, que trabajan bajo las órdenes del fiscal de Lomas de Zamora Nicolás Espejo, realizaron un importante operativo para intentar hallar a los delincuentes, aunque por el momento el resultado fue negativo.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 17:57
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 17:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial