Cómo se vive hoy la Navidad en la antigua Nazaret

En Nazaret, la ciudad que vio crecer a Jesús, los cristianos festejan mañana la Nochebuena con el reto de preservar su identidad religiosa, minoritaria en Israel y en el seno de la comunidad árabe, de mayoría abrumadoramente musulmana.

Por Antonio Pita / EFE

Aunque la localidad cisjordana de Belén acapara toda la atención en Navidad por albergar el lugar donde nació Cristo, Nazaret -enclavada en la bíblica región de Galilea- también se viste estos días de lucecitas y árboles con guirnaldas y estrellas.

Jesús pasó casi toda su vida y dio su primer sermón en Nazaret, entonces un pequeño poblado de cuyo nombre deriva la palabra cristianismo en las lenguas árabe y hebrea.

Allí, no sólo participan en las celebraciones navideñas los cristianos, sino también algunos musulmanes y judíos llegados de localidades vecinas, explicó la periodista francesa Catherine Dupeyron, autora del libro Cristianos en Tierra Santa.

Pero el ambiente festivo no logra ocultar que muchos seguidores de Jesús rezarán en estas fechas por salvaguardar el futuro de su fe en una tierra donde fueron mayoría durante siglos.

"Hemos vivido persecuciones y masacres, pero mantuvimos la fe ininterrumpidamente durante 2.000 años. Ahora vamos hacia la desaparición y a nadie en el mundo le importa", lamenta el octogenario Fuad Farah, en la Basílica de la Anunciación, construida donde la tradición sitúa la visita del Arcángel Gabriel a la Virgen María.

Los árabes cristianos han pasado en 70 años de suponer una décima parte de la población de Israel a un anecdótico 1,7 por ciento. En concreto, Nazaret tenía en 1948 -año de la creación del Estado judío- un 57 por ciento de población cristiana, frente al 32 por ciento actual.

Aún así, sigue siendo el bastión del cristianismo en Israel, con la mitad de los 110.000 árabes en el país que creen que el Mesías llegó a la Tierra hace dos milenios. Un colectivo cuya pérdida de peso demográfico parece imparable por culpa de la emigración y de la tasa de natalidad más baja del país.

Los árabes cristianos suponen en torno a un dos por ciento de la población de Israel, pero un 2,7 por ciento de los que emigran, ilustra Abu Nasar. Una sangría que no compensan los nuevos nacimientos, pues los árabes cristianos tienen 2,1 niños por familia, frente a 2,3 de los judíos seculares, 4,5 de los musulmanes y 6,4 de los judíos ultra-ortodoxos.

Wadei Abu Nasar, ex representante de la Iglesia Católica, recurre a la jerga cristiana para definir su "compleja" situación: "Somos como la Santísima Trinidad: árabes, cristianos y ciudadanos del Estado judío. No es fácil".

Pero no todos son problemas para los árabes cristianos. Por lo general están bien integrados, rara vez sufren casos de discriminación y tienen un mayor nivel socio-económico que sus conciudadanos musulmanes porque tienen familias menos numerosas, urbanas y que, en ocasiones, reciben apoyo de la parroquia.

"Su problema no es en tanto que cristianos, sino que árabes", es decir, la discriminación por parte de las autoridades israelíes, precisa Dupeyron.

La minoría árabe -que supone un quinto de la población de Israel- está formada por los palestinos que se quedaron en el Estado judío tras su creación y sus descendientes.

En este sentido, la católica Maria Abu Yaber reconoce que "hay tensión" entre los fieles de Jesús y los de Mahoma, pero matiza que "el principal problema es entre árabes judíos". "Y ahí actuamos todos en la superficie como una gran familia", agrega.

Los árabes cristianos tienen además un nuevo "aliado" en las decenas de miles de hermanos de fe originarios de la ex Unión Soviética que han obtenido la ciudadanía israelí en las dos últimas décadas porque tenían al menos un abuelo judío.

"Ya ha habido bodas entre cristianos árabes y rusos. En Tel Aviv hay ahora incluso un mercadillo navideño, algo impensable hace veinte años", apunta Dupeyron.

Fuad Farah se muestra, no obstante, pesimista sobre el futuro del cristianismo en Tierra Santa. "Tenemos que evitar -dice- que Nazaret se convierta en un Disneyland del cristianismo, con bonitas iglesias, iconos y mosaicos, pero vacío de cristianos".

Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|17:52
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|17:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic