Allanaron la agencia donde trabajaba la colombiana estafadora

Esta mañana, los investigadores se llevaron el disco duro de una computadora -con la que trabajaba Lina Sánchez en la agencia Mendoza Viajes- para determinar el monto de la estafa y para determinar si la empresa estaba al tanto del accionar fraudulento. En tanto, esta mañana continuaron los reclamos y la angustia de los damnificados, quienes continúan de guardia en la puerta del local aguardando que les den una solución.

Agentes judiciales allanaron esta mañana la sede de Operadores Mendoza Viajes, donde hasta el sábado trabajaba Lina María Sánchez, la colombiana acusada de haber estafado a más de 200 personas con paquetes turísticos fantasmas.

Los investigadores se llevaron el gabinete de una computadora, para analizar el disco duro y hacer un back up de toda la información existente en los archivos, a fin de determinar si la empresa estaba al tanto de las irregularidades o si la única responsable es la colombiana, así como también para determinar oficialmente a cuánto asciende el monto de la gran estafa.

Por otro lado, esta mañana el fiscal de Capital Marcelo Gutiérrez del Barrio confirmó que, de acuerdo a los registros de migraciones, Sánchez cruzó a Chile este fin de semana. Lo hizo en colectivo, acompañado por su pareja, aunque es muy probable que ya no esté en el país trasandino. El propio fiscal indicó que tiene pedido de captura.

Segundo día de calvario
Indignados, un grupo de damnificados y el dueño de la empresa –Ricardo Beccaceci- permanecieron en el local hasta pasadas las 4.30 de hoy. Los mismos que habían copado la agencia ayer a primera hora de la mañana y que habían jurado que no se moverían hasta que no se les dé una solución -el pasaje o la plata-, salieron del edificio pero no se movieron de la puerta del local, y los sorprendió el amanecer. Beccaceci, en tanto, fue trasladado a la Oficina Fiscal 1 para que preste declaración informativa sobre los hechos.

Con el pasar de los minutos, la gente fue agolpándose nuevamente en el lugar. Muchas caras repetidas, los mismos que habían llegado el día anterior y otros tantos que también habían adquirido sus paquetes con Lina y, tras tomar conocimiento de la irregularidad, se acercaron para verificar si estaban en el grupo de estafados.

Mientras tanto, otros tanto decidieron comenzar con el proceso judicial y se presentaron en la Oficina Fiscal 1 para radicar la denuncia. Desde esa dependencia destacaron que el movimiento y la afluencia de denunciantes fueron ininterrumpidos durante toda la mañana de hoy.

Cuando el reloj marcaba las 9.20 y la cola en la puerta de la agencia cruzaba toda la Peatonal hasta llegar al ingreso de la iglesia Santiago Apóstol, entró en escena el fiscal Gutiérrez del Barrio. En el lugar ya estaban la esposa y la hija de Beccaceci, quien llegó unos minutos después que el fiscal e ingresó por la misma puerta donde aguardaban las víctimas del embuste.

Casi dos horas después, mientras afuera el ánimo se iba tensando de a poco –aunque sin llegar al extremo de ayer-, tres efectivos de la Unidad Investigativa de Capital entraron a la operadora para llevar adelante el allanamiento, que finalizó cerca de las 13.

Más casos de estafados
Mientras afuera los damnificados se contaban unos a otros sus casos, de a poco la gente iba entrando para exigirle a Beccaceci una solución. “Tenemos el respaldo económico para hacerle frente a esta situación y devolver plata o pasaje, pero tienen que traer los comprobantes originales de la empresa”, había anunciado minutos antes el titular.

Pero la aclaración cayó como una provocación, ya que la mayoría de los damnificados llevaba una planilla que les había entregado la propia Lina, pero que era apócrifa. Ese fue el caso de Mariela Saldivar, una joven que había cancelado de a poco un paquete por 25.000 pesos para poder viajar a las Islas Canarias junto a una amiga y sus hijos para irse a vivir a España, donde las esperaban sus esposos.

“Mañana salíamos, pagamos de a poco los 25.000 pesos para irnos los cinco y ahora nos han cagado la vida. Vendimos la heladera, hasta la cama de los chicos para poder juntar la plata y, cuando íbamos ahorrando algo, la traíamos. Todo lo que hicimos acá lo vendimos para poder irnos”, destacó la joven, mientras lloraba amargamente abrazada a su amiga.

Es que Beccaceci no reconoció el comprobante por los 25.000 pesos que llevó Saldivar, ya que la planilla no tenía número de expediente. Sin embargo si tenía la firma de la ex empleada prófuga, y pese a esto le comunicó que la firma no reconocería esa suma ni ese paquete.

En la misma situación, aunque aguardando ser atendidos aún, se encontraba un grupo de 12 ciudadanos chinos, quienes tenían previsto viajar a su país natal para recibir el año nuevo. Sin embargo, equipados con pequeñas sillas que ellos mismos habían llevado, aguardaban amargamente su turno en la puerta para corroborar que todo estuviese en regla. Y la preocupación no era para menos, ya que todo el contingente había desembolsado 70.000 pesos para emprender el viaje.

Sin embargo la psicosis se extendió. El temor y la desesperación también alcanzó a aquellos que habían adquirido algún paquete en la agencia, pese a no haber sido atendidos por Lina. Este es el caso de los dos líderes sindicales, Raquel Blas y Vicente Frezza, quienes compraron un paquete para viajar a Cuba el 9 de este mes. “Venimos a ver si estamos entre los estafados o no, pese a que no le compramos a la colombiana”, destacó Frezza.

Caradura
Uno de los detalles que más le llamaba la atención a los damnificados era la sangre fría con la que había actuado la empleada a la hora de entretejer sus mentiras. Más allá de llamar e insistir personalmente ante todos los clientes –o potenciales clientes-, de quienes ya se había ganado la confianza, un detalle les resultaba prácticamente increíble.

“En septiembre, con todo el contingente que nos íbamos a Cuba para recibir el año del 50 aniversario de la Revolución allá, organizamos un asado e invitamos a Lina. Y ella fue, junto a su hija y a su nieta. No podemos creer que haya sido tan caradura de estar estafándonos y haber participado del asado como si nada”, sostuvo uno de los damnificados.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 16:46
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 16:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial