Murió Robert Mulligan, el director de "Matar a un ruiseñor"

Postulado para un Oscar por su dirección en 1962 de la película "Matar a un ruiseñor", falleció en su casa en Lyme, Connecticut, a los 83 años de edad, informaron hoy los medios de prensa estadounidenses.

Su sobrino, Robert Rosenthal, dijo a la prensa que Mulligan, quien padecía una enfermedad cardiaca, falleció el sábado pasado.

El director comenzó a trabajar en la televisión en vivo en Nueva York a comienzos de la década de 1950 y ganó un Premio Emmy por la película televisada The Moon and Sixpence, en 1960.

Su primera película para la pantalla grande, Fear Strikes Out, se estrenó en 1957 con la historia del beisbolista, enfermo mental, Jimmy Piersall, personificado por Anthony Perkins.

Mulligan dirigió otras 19 películas, incluidas Verano del ´42, El otro y Same Time, Next Year antes de cerrar su carrera en 1991 con Man in the Moon, la primera película de Reese Witherspoon.

La culminación de la carrera de Mulligan fue To Kill a Mockingbird (Matar a un ruiseñor), un drama de tribunales adaptado de la novela de Harper Lee, ganadora de un premio Pulitzer. La película recibió ocho postulaciones para premios de la academia.

Un ejemplar director de actores

La muerte de Robert Mulligan significa el adiós a uno de los directores más populares de las décadas de 1960 y 1970 en Hollywood, capaz de extraer lo mejor de sus actores protagonistas, como fue el caso de Gregory Peck en Matar a un ruiseñor.

Aunque este cineasta estadounidense únicamente recibió una candidatura al Oscar como mejor director por esa misma cinta, fue gracias a su labor por la que hasta cuatro mujeres (Mary Badham, Natalie Wood, Ruth Gordon, Ellen Burstyn) lograron ser candidatas al premio de la Academia de Hollywood bajo sus órdenes.

Pero fue Gregory Peck, en la que muchos consideran la mejor actuación de su carrera, quien se llevó el Oscar por su inolvidable papel de Atticus Finch, ese abogado y padre de familia ejemplar que defiende a un hombre negro acusado de violación en una ciudad del sur de Estados Unidos, durante la Gran Depresión.

Badham recibió una nominación al Oscar como mejor actriz secundaria por esta película, que fue testigo de una de las primeras apariciones de Robert Duvall en la gran pantalla.

Por su parte, Wood y Burstyn consiguieron sendas candidaturas a la mejor actriz por Love with the Proper Stranger (1963) y Same Time, Next Year (1978), respectivamente, mientras que Gordon recibió una nominación como actriz secundaria por Inside Daisy Clover (1965).

Además de su mano maestra a la hora de dirigir a sus actores, a Mulligan se le reconoce su capacidad para plasmar con delicadeza las sensaciones de los menores cuando afrontan situaciones problemáticas, como ocurría en Summer of '42 (1971), en la que el director actuaba también como narrador, o en Clara's Heart (1988).

"No sabía en qué consistía la vida hasta que fui un adolescente, cuando te das cuenta de que, tarde o temprano, vas a tener que cruzar la puerta de casa. Mamá y papá no van a estar ahí, no vas a estar protegido. Esas cosas se convirtieron en algo excitante y terrorífico a la vez para mí", dijo el director en 1991 al periódico Dallas Morning News.

Aunque también los críticos le achacaban una falta de "estilo propio" en su labor, algo con lo que se mostró en desacuerdo el francés François Truffaut, admirador de su filmografía. "No sé nada acerca del 'estilo Mulligan'", admitió a la revista Village Voice en 1978 el propio realizador. "Si lo encuentran, bueno, es su trabajo".

Procedente del mundo de la pequeña pantalla, Mulligan comenzó a trabajar en Nueva York a comienzos de la década de 1950 y ganó un premio Emmy por la película para televisión The Moon and Sixpence (1959).

Para entonces este neoyorquino ya se había hecho cargo de la dirección de varios episodios de diferentes series de la época, como Suspense o Studio One, del canal CBS, e incluso había debutado como director de cine con Fear Strikes Out (1957), la historia de un jugador de béisbol con una enfermedad mental, protagonizada por Anthony Perkins.

Pero su obra más recordada será To Kill a Mockingbird, adaptación de la novela de Harper Lee, ganadora del premio Pulitzer, que además del Oscar para Peck recibió los galardones al mejor guión adaptado y a la mejor dirección artística, de entre las ocho candidaturas que logró. Esa fue una de las siete películas en las que Mulligan colaboró con el productor Alan J. Pakula entre 1957 y 1969.

A Mulligan le sobreviven su esposa Sandy; tres hijos de un matrimonio anterior, Kevin, Beth y Cristopher; dos nietos y un hermano, James. Su hermano Richard, premio Globo de Oro como mejor actor en una serie de comedia o musical por "Empty Nest", murió en 2000.

Fuente: EFE

En Imágenes