Preso que se arrancó yemas de los dedos era prófugo por el caso Mata

Fuentes policiales informaron hoy que se trata de Sebastián Ariel Rodríguez Vázquez (34), quien estaba detenido a la comisaría de San Justo con la falsa identidad de Jorge Alcalde, ya que al apresarlo le secuestraron un DNI con ese nombre y su foto.

Un hombre que estaba preso por una salidera bancaria en San Justo y dio una identidad falsa fue identificado como el único prófugo que quedaba del crimen de Ernesto Mata, ocurrido en junio en San Isidro, pese a que se había arrancado con los dientes las yemas de los dedos.

Sebastián Ariel Rodríguez fue detenido el jueves tras cometer una salidera bancaria en San Justo contra una mujer a la que le arrebató una suma de dinero.

La pista clave para identificar en forma fehaciente al detenido fue una mujer que visitaba al preso en la comisaría 1ra. de San Justo.

Los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro, a cargo del caso Mata, venían haciendo tareas de inteligencia en torno al núcleo familiar de Rodríguez, que era el único prófugo que quedaba en la causa.

Así fue como determinaron que esta mujer visitaba, desde el jueves pasado, en la comisaría de San Justo a un preso fichado como Jorge Alcalde y ante la sospecha pidieron que se realice un cotejo de huellas dactilares.

El trabajo de los peritos de la Policía Científica de San Isidro y La Matanza fue determinante, ya que el preso comenzó a rasparse los dedos contra las paredes del calabozo y a arrancarse con los dientes las yemas con el fin de evitar que sea identificado.

Pese a las lesiones que tenía en sus dedos, los peritos le tomaron las huellas y comenzaron a trabajar con el sistema AFIS, la base de datos de impresiones dactilares que personas con antecedentes.

Los expertos de la Policía Científica analizaron las huellas con el "Meta Morph", un software del AFIS capaz de analizar en detalle huellas parciales o modificadas y así lograron obtener más de 30 puntos de coincidencia entre las improntas del sospechoso y las registradas en las fichas a nombre de Rodríguez.

Los investigadores del crimen de Mata tenían la certeza de que Rodríguez había participado del asalto y posterior crimen de Mata porque sus huellas fueron levantadas de un teléfono celular Motorola V3 hallado en una canaleta del techo de la vivienda.

Los pesquisas creen que aquella noche Rodríguez huyó por los techos de la casa y en ese momento se le cayó celular y también una pistola calibre 9 milímetros que fue encontrada en el jardín.

El celular no sólo tenía las huellas de Rodríguez sino también otra información que lo delató a horas de iniciada la investigación.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que el equipo de fiscales de San Isidro designado por el fiscal general Julio Novo para esta causa supo desde el inicio que el dueño del aparato era alguien llamado Sebastián al encontrar la palabra "Seba" en los mensajes
de texto.

Pero también llegaron a identificar a Rodríguez al revisar el directorio telefónico del celular e investigar a quién pertenecía y dónde vivía la persona agendada como "Mamá", que no era otra que la madre del ahora detenido.

Otro dato que permitió establecer la identidad de Rodríguez Vázquez, fueron dos domicilios de Moreno que el detenido brindó a la policía, aún estando bajo la identidad de Alcalde.

La primera de las viviendas correspondía a un domicilio inexistente mientras que en el otro los policías fueron atendidos por una mujer que dijo desconocer a algún Alcalde y sí ser pariente de Rodríguez, "un chico que tuvo problemitas con la muerte de Mata", según sus propias palabras.

Rodríguez, además de la causa por la salidera en San Justo, ahora también quedó a disposición del fiscal de San Isidro Mariano Magaz, quien investiga el asesinato de Mata y lo indagará en las próximas horas.

Mata fue asesinado el 11 de junio cuando llegaba a bordo de su camioneta a su casa de Libertad 723 de Martínez y fue interceptado por cinco delincuentes armados, que tomaron de rehén a toda su familia cuando la policía llegó por un llamado al 911.

Los delincuentes pretendieron escapar y en la calle se originó un tiroteo en el que se efectuaron al menos 114 disparos y que terminó con la vida de Mata, asesinado por uno de los delincuentes, y tres de los ladrones muertos por la policía.

Luego, se detuvo a la sindicada líder la banda, Alejandra Ortiz, quien resultó ser la mujer de uno de los asaltantes y quien si bien no participó en el asalto dentro de la casa, efectuó una maniobra para llamar la atención de un vigilador privado que estaba en la esquina y evitar que éste advirtiera el robo.
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 12:04
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 12:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia