Deportes

Un italiano batió su marca nadando 24 horas seguidas

Mauro Giaconia batió en Chile su propia marca de 69,5 kilómetros al nadar 24 horas seguidas y completar 101 kilómetros en la piscina de San Alfonso del Mar, en el litoral central.

Giaconia que finalizó su proeza a las 01:00 GMT de este domingo, comenzó el viernes en la noche su prueba en solitario, solamente acompañado de su representante Cinzia Gentile, la encargada de su alimentación y un médico.

Durante la noche del viernes al sábado tuvo algunos problemas debido a la oscuridad del lugar, por lo que los encargados del lugar le encendieron unos focos, sin embargo, al final Giaconia desistió de la iluminación y prefirió seguir nadando bajo la luz de las estrellas.

Completadas unas 17 horas de prueba, en una de sus paradas para tomar sales minerales -nunca salió del agua- el deportista italiano dijo a Efe, que se encontraba bien "todavía con mucho ánimo para seguir la prueba".

"Solamente tengo hecha pedazo la lengua, que suele ocurrir con la sal del agua", agregó el nadador que por la noche, ya terminada la prueba explicó que el problema en la lengua le significa perder el sentido del gusto por al menos dos meses.

La piscina, de 1.013 kilómetros de largo, la más larga del mundo, certificada por el Guinness World Récord 2007, le permitió finalmente a Giaconia batir su propio récord aunque su representante Gentile señaló que el deportista pasó momentos críticos entre las 19:00 (22:00 GMT) y 20:00 horas (23:00 GMT), y en algún instante se pensó que abandonaría la prueba.

Sin embargo, alentado por las personas que residen en el lugar y por su propios compañeros, el nadador que recibió el año pasado el premio al mejor deportista de Sicilia, recuperó fuerzas y logró completar 101 kilómetros de nado continuado.

Anteriormente, el pasado 7 de noviembre en Austria, en una de las pruebas más exigentes e importantes europeas, logró coronarse campeón, con 69,5 kilómetros de nado seguido, aunque esta vez en una piscina de 25 metros.

Anoche, nada más salir del agua, y pese al gran cansancio, la alegría de sus acompañantes y de la gente que lo rodeaba que había abierto botellas de champaña, para celebrar la hazaña, lograron que Giaconia viviera unos momentos de euforia antes de irse a descansar.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|06:22
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|06:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic