Los vehículos del Dakar llegan por tierra, mar y aire

El cambio de escenario de África a Sudamérica obligó a un replanteamiento de la logística de los equipos. La mayoría de vehículos llegaron en barco a Buenos Aires, pero otros viajan en avión.

Los equipos y pilotos europeos que este año tomarán la salida del Dakar el próximo 3 de enero afrontan un nuevo reto, añadido a la ya consabida dificultad de la competición. El cambio de escenario de la prueba conlleva a su vez un replanteamiento de la logística de unos equipos que, por su tradición y su gran experiencia en la carrera, se movían por África como pez en el agua.

El traslado del Dakar a Sudamérica supone ahora una prueba de fuego para todos ellos, puesto que para esta edición han tenido que planificar su logísitica desde cero, pese a que muchos de ellos han participado ya en carreras en ese continente. Y es que como destacó en su día Etienne Lavigne, director del rally, "esta es la más grande operación de transferencia entre dos continentes de la historia del automovilismo".

Pese a la novedad, David Serieys, director de logística del Team Repsol Mitsubishi Ralliart, resta trascendencia al reto. "El trabajo es prácticamente el mismo que en África. Algunos aspectos de mi trabajo son ahora más complejos, pero otros son más fáciles", afirma Serieys.

Por de pronto, el equipo ha dispuesto de un escaso margen de tiempo para llevar a cabo todo el trabajo logístico, ya que hasta mayo no se tenía información precisa sobre el recorrido, y a principios de diciembre partía el barco con material hacia Buenos Aires.

Material en marcha

El Buque Gran Benelux zarpaba del puerto francés de Le Havre a principios de diciembre, con 820 vehículos a bordo para alcanzar el puerto bonaerense de Zárate el pasado día 18. En el barco, incluido en la inscripción de la carrera, el Team Repsol Mitsubishi Ralliart embarcaba siete camiones y ocho coches, en total unas 170 toneladas, todo su parque móvil excepto los cuatro Racing Lancer de competición. Y es que el equipo ha preferido enviar esos coches vía área desde el aeropuerto parisino Charles de Gaulle en los próximos días.

De esta manera, los pilotos pudieron apurar unos días sus entrenamientos, una opción a la que han recurrido varios equipos como el Volkswagen Race Touareg 2, que esta semana embarcó sus cuatro coches desde Amsterdam.

Además, el Team Repsol Mitsubishi, que está integrado por 64 personas, una cifra similar a la del año pasado, tiene previsto un segundo transporte aéreo para las piezas y equipamientos que serán enviados directamente a la localidad de Valparaiso para el día de descanso. Pero a la hora de planificar la logística, hay que tener en cuenta también el transporte por tierra, tanto del equipo como del material, una vez en Buenos Aires.

"El equipo entero viaje entre etapas en una flota de 15 vehículos de asistencia", explica Serieys. En cuanto a la gasolina, Repsol ya ha transportado 28.000 litros, 18.000 de ellos a Argentina y 10.000 a Chile. "Entonces, es responsabilidad del equipo hacer que el combustible llegue a tiempo a cada campamento gracias a dos camiones que lo repartirán en Argentina y uno en Chile", añade Serieys.

Fuente: El Mundo Deportivo

Opiniones (0)
24 de enero de 2018 | 07:44
1
ERROR
24 de enero de 2018 | 07:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes