Titanio para el "campanile" ante peligro de derrumbe

El campanario de la plaza San Marcos de Venecia será revestido en sus cimientos por un cinturón de titanio para conseguir que este representativo monumento aguante la erosión del agua de la ciudad de los canales.

En los últimos años, informa hoy el diario italiano La Stampa, los sensores del ayuntamiento veneciano han detectado pequeños movimientos en la estructura y en el último medio siglo el campanario se ha movido algunos milímetros, acusando además el cada vez más abundante tráfico marítimo de la ciudad.

Es necesario además este revestimiento metálico porque los cimientos del campanario están sujetos por madera y existe el riesgo de que, con sus 98 metros de altura y sus trece mil toneladas de peso, el monumento se incline como ya ocurrió con la popular torre de la ciudad de Pisa (centro de Italia).

La empresa alemana ThysenKrupp se ha encargado de elaborar las ocho planchas de titanio -12 toneladas en total- que apuntalarán, sin que los turistas lo aprecien, los cimientos del campanario a tres metros y medio bajo el suelo.

El titanio es el material elegido porque da mayores garantías de aguantar la erosión que provoca las aguas de la laguna de la que emerge la ciudad de los canales.

Los trabajos de preparación para la instalación del titanio comenzaron hace unos meses y ya se ha abierto una galería por debajo del monumento para comenzar a colocar en el próximo año el cinturón metálico que ayudará a que el "campanile" (campanario, en italiano) se mantenga en pie.

Los venecianos quieren evitar así que su campanario vuelva a derrumbarse como ya sucedió el 14 de julio de 1902, tras lo que el monumento tardó diez años en ser reconstruido.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:36
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes