Las estadísticas no acompañan a Estados Unidos

Finalmente se conocieron los datos de las ventas de casas nuevas y los subsidios por desempleo, pero siguieron las especulaciones sobre la rebaja de las tasas por parte del Fed.
Wall Street, mientras tanto, opera estable.

Las ventas de casas nuevas de Estados Unidos se desplomaron en agosto y los precios del sector registraron su mayor caída anual en casi 37 años, dijo el jueves el Departamento de Comercio, lo que subraya la profundidad de los problemas del segmento inmobiliario.

Otro informe, del Departamento de Trabajo, mostró que las nuevas solicitudes del subsidio de desempleo registraron una reducción inesperada de 15.000 la semana pasada, a 298.000. Esto sugirió que la carga del segmento de la vivienda no se propaga al mercado laboral.

Aun así, cada vez había más especulaciones de que se necesitarían nuevas rebajas de tasas de interés para contrarrestar la desaceleración de la actividad estadounidense.

"Para la Fed, la pregunta es si esto es peor de lo que realmente estaba esperando, y si podría ser una buena razón para que ellos apliquen más alivios preventivos" de la política monetaria, dijo el economista Pierre Ellis, de Decision Economics en Nueva York.

Las ventas de viviendas unifamiliares nuevas se contrajeron 8,3 % el mes pasado, a un ritmo anual de 795,000, el más lento en siete años. El precio mediano se redujo 8,3 %, a 225.700 dólares, el más bajo desde enero del 2005.

Estas cifras de ventas de casas, que fueron peores que la proyección de un ritmo anual de 830.000 que anticipaban los analistas, reflejaron en gran medida la situación antes de la turbulencia financiera de mediados de agosto, que condujo a un endurecimiento de los estándares de crédito.

El informe de las ventas de casas fue el más llamativo del día para los agentes financieros, que decían que la lenta reducción de los inventarios de casas sin vender significó que podría ser prolongada la carga sobre la actividad económica general.

La Reserva Federal rebajó las tasas oficiales en medio punto porcentual la semana pasada, apuntando a evitar el impacto de la restricción del crédito originada en el mercado de la vivienda, que según temen los funcionarios, pesará tanto en la expansión estadounidense como en el resto del mundo.

En agosto había 529.000 nuevas casas en venta, una caída de 1,5 % desde julio. Se necesitarían 8,2 meses para liquidar ese inventario al ritmo actual de ventas, un alza desde los 7,6 meses reportados en julio.

Los datos de las solicitudes del seguro de desempleo, mejores de lo previsto, afianzaron las esperanzas de que cualquier desaceleración provocada por los problemas de las casas sería moderada y no pasaría a una recesión, de acuerdo con algunos analistas.

"Sugiere que la economía todavía marcha bien fuera del sector de la vivienda y que la mala noticia del empleo que recibimos en agosto no se repetirá en septiembre", dijo el economista Gary Thayer de A.G. Edwards & Sons Inc.

Mientras tanto, las acciones de Wall Street se mantenían estables a pesar de estos datos.

El Dow Jones subía 5,04 puntos, o un 0,04%, a 13.883,19 unidades. El índice Standard & Poor's 500 avanzaba 2,05 puntos, o un 0,13%, a 1.527,47 unidades.

El índice tecnológico Nasdaq Compuesto ganaba 5,28 puntos, o un 0,2%, a 2.704,31 unidades.

 

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 04:04
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 04:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial