Deportes

La muerte de Antonio Puerta podría no haber sido un problema cardíaco

Un diario español plantea hoy la hipótesis de que el jugador del Sevilla falleció de un infarto cerebral, originado por una embolia. Según señala, la autopsia mostró "un corazón sin alteraciones propias de miocardiopatías".

La impactante muerte del futbolista español Antonio Puerta podría no tener su causa en un problema cardíaco, aseguró este jueves el diario español "Público, según difundió DPA.

La muerte del jugador del Sevilla "podría tener un origen diferente al que se explicó en un principio e incluso una causa ajena a su corazón", escribió el periódico, que citando "fuentes médicas" asegura que la autopsia mostró "un corazón sin las alteraciones propias de las miocardiopatías".

Puerta se desmayó el 25 de agosto durante un partido ante el Getafe.

Tras recuperarse salió caminando del campo de juego, pero luego volvió a perder el conocimiento, y tres días después dejó de existir.

El diagnóstico oficial fue de muerte por "displasia (o miocardiopatía) arritmogénica del ventrículo derecho".

Pero "Público" plantea la hipótesis de que Puerta haya "fallecido por un infarto cerebral, originado por una embolia". Según el diario, "la obstrucción de un vaso sanguíneo del cerebro sería muy compatible con la forma en que se produjeron sus desmayos y su evolución posterior".

La muerte de Puerta, de 22 años, generó una conmoción en España. Tras el impacto inicial comenzaron a aparecer algunos cuestionamientos a la actuación de los médicos que lo atendieron, y hasta Diego Maradona considero "increíble" que el jugador saliera caminando y no fuera retirado en camilla.

"Lo extraño es que se lo llevaron caminando. Eso se me quedó grabado. Con la tecnología que hay es increíble que pase esto. Eso es lo que pienso como jugador. ¿Cómo es posible?", dijo el ex jugador.

No era la primera vez que Puerta sufría un episodio de las características que le llevaron a la muerte. Antes había padecido otros dos desmayos sin aparente explicación.

"Público" señala que tras la autopsia "macroscópica", que es un examen visual del órgano, el corazón de Puerta "no mostró ningún tipo de anomalía".

La segunda parte de una necroscopia es el análisis microscópico de los tejidos. Se trata de tomar muestras para que sean analizadas después por los especialistas en Anatomía Patológica.

Estos patólogos practican entonces cortes a las muestras, los estudian al microscopio y reflejan los hallazgos en el informe de la autopsia. Esta parte, fundamental para saber qué pasó, se desconoce porque, tres semanas después, aún no se ha hecho público".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:29
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016