Deportes

Ronaldo pagará a Corinthians si se lesiona o se va otro club

"Aún cuando sufra una lesión jugando por el club y no pueda actuar más, él tendrá que pagar unos 3,08 millones de dólares", dijo el vicepresidente jurídico del equipo paulista, Sergio Alvarenga, en declaraciones al diario "Folha de Sao Paulo".

Alvarenga agregó que si el "Fenómeno" se lesiona antes del término del contrato de un año, vuelve a recuperarse y ficha por otro club, la indemnización se elevará a 10,6 millones de dólares: "Esta fue la manera que encontramos para protegernos".

Según el diario, Ronaldo aceptó las condiciones impuestas por el club después de seis meses de negociaciones, a lo largo de las cuales intentó retirar del contrato las cláusulas relativas a las indemnizaciones.

El Corinthians intentó fijar la multa máxima en unos 42,3 millones de dólares, pero luego volvió atrás y aceptó un cuarto de ese monto.

Según el vicepresidente de marketing del Corinthians, el club confía en que Ronaldo cumplirá su contrato hasta el final: "Esta multa fue principalmente para demostrar el compromiso entre las partes", dijo Luis Paulo Rosenberg a "Folha de Sao Paulo".

El dirigente aseveró, por otra parte, que en caso de que el "Fenómeno" no logre cumplir el contrato ese habrá sido "el mejor negocio de la historia" para el club, que se limitará a pagarle salarios por unos 170.000 dólares mensuales, además de un monto correspondiente a venta de derechos de patrocinio en su uniforme.

Sin embargo, la crisis financiera internacional representa un obstáculo para las negociaciones para la venta de patrocinio, con la cual Ronaldo y el Corinthians esperan recaudar el equivalente a 5,08 millones de dólares, de los cuales el 80 por ciento quedaría para el jugador.

El principal temor del club es el de que el delantero de 32 años, quien se recupera de una seria operación en la rodilla izquierda que se realizó en febrero, recupere su mejor forma y use al Corinthians como "trampolín" para regresar el fútbol europeo.

El otro recelo, compartido incluso por el "corinthiano" más famoso de Brasil, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, es que la segunda operación en la rodilla haya marcado el fin de la carrera del máximo artillero de los Mundiales de fútbol y tres veces ganador del galardón de "Jugador del Año" de la FIFA.

"Él enfrentó dos lesiones gravísimas. Si yo fuera Ronaldo, tras esas dos lesiones, trataría de gastar algo del dinero que gané. Me temo que, a raíz de la expectativa, si tarda en lograr buenas actuaciones, la hinchada del Corinthians no lo perdonará. Por eso, él necesitará marcar goles", advirtió el mandatario.
En Imágenes