Maipú: matan a un hombre y lo encuentran cinco días  después

La Justicia investiga el crimen de un hombre de 78 años. Fue encontrado muerto en la casa que habitaba en una finca de Maipú. Presentaba heridas de arma blanca en el cuello. La víctima había cobrado su jubilación y el aguinaldo, pero el dinero no estaba entre sus pertenencias. Al parecer, fue atacado por algunas de las personas que lo frecuentaban.

Un homicidio fue descubierto este miércoles por la tarde en una finca de Maipú. La víctima es un hombre de 78 años que cuidaba la propiedad. Sus familiares lo reportaron como desaparecido el domingo pasado, pero el cadáver siempre estuvo en el domicilio, ya que lo asesinaron hace varios días según los primeros datos obtenidos por los investigadores. El móvil sería el robo de unos $800.

Víctor Riveros era un jubilado que fue visto por última vez el martes pasado. Lo que percibía de jubilación era una pequeña suma que había conseguido gracias a que pudo encuadrarse, hace pocos años, en el sistema previsional, aunque no cumplía con los años de aportes requeridos.

Realizar esos trámites jubilatorios fue un consejo de Rogelio Baldazo, quien es el dueño de la finca donde fue asesinado Riveros. Este hombre le dio una vivienda a cambio de que cuidara su propiedad, ubicada en las inmediaciones de calles Aranda y Vieytes, de Maipú.

Baldazo vio por última vez a Riveros el martes 9 de diciembre. Pero después de ese día fue hasta la humilde casita que habitaba el anciano y, aunque abrió la puerta, no observó nada extraño. Sin embargo, el cadáver de Riveros yacía en el interior.

El dueño de la finca le avisó a Sergio Riveros (hijo de la víctima) que su padre había desaparecido y por eso el domingo pasado hicieron la denuncia judicial por la averiguación de paradero.

Es importante lo que descubrió Baldazo el sábado cuando fue a la vivienda de su empleado, ahora muerto. Abrió la puerta y vio dos sillas en la cocina, siendo que la víctima sólo tenía una; la cama estaba hecha y había dos cajas de vino sobre la mesa y otra en el patio, pero todas vacías. El propietario de la finca aseguró a uno de los policías que participó del procedimiento que Riveros había dejado de tomar hacía tres años.

Además, confirmó al uniformado que era un hombre solitario, que no tenía problemas con terceros y que de vez en cuando se reunía con amigos. Pero casi nadie sabía que el viernes 5 de diciembre cobró su jubilación y aguinaldo (aproximadamente unos $800), y que además había ganado unos pesos en la quiniela.

A pesar de que desde el domingo la Policía buscaba a Víctor Riveros, recién este miércoles los efectivos decidieron ingresar a la casita ubicada en la finca. Ese fue el momento en que descubrieron que el anciano había sido asesinado.

El cuerpo estaba tirado en el piso con el torso desnudo. Aunque no hay precisiones sobre cuántos días llevaba muerto, creen que al menos serían cinco.

Trascendió que Riveros tenía cuatro puntazos en el cuello, aunque no descartan que también haya sido golpeado.

El personal judicial de la Oficina Fiscal Nº 10 calificó el hecho como homicidio, pero aún deben esclarecer algunos puntos. El principal: quién o quiénes son los agresores; luego, el móvil del crimen, aunque estaría casi descartado que fue el robo; y por último, cuál fue la causa concreta del deceso. Sobre la autoría del crimen, la causa ya estaría encaminada y en las próximas horas podría haber novedades.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 14:40
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 14:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'