Deportes

El Apertura, un torneo histórico por donde se lo mire

Un triangular para definir al campeón, River e Independiente últimos, goleadores de equipos chicos y Racing otra vez cerca de la promoción son algunos ingredientes de este torneo inédito en el fútbol argentino.

El torneo Apertura 2008 que finalizó ayer su fase regular, quedará grabado en la historia por varias razones y no solamente porque se registró un triple empate en el primer puesto por segunda vez en la era profesional. Es que muchos otros hechos dejaron estela en el derrotero de la competencia, aunque no precisamente porque los "navegantes" llegaran a ningún buen puerto.

En primer término figura, por supuesto, la paridad en el primer puesto entre Boca Juniors, San Lorenzo y Tigre, algo que tuvo lugar únicamente una vez anteriormente y hace justo 40 años. En aquel ya lejano 1968 empataron River Plate, Racing Club y Vélez Sarsfield, conquistando el campeonato este último.

Esta vez se repite la saga con dos equipos grandes y uno chico en la pugna por el título. Si se reitera la historia, Tigre, subcampeón en el pasado Apertura, habrá logrado su primer campeonato en la A a lo largo de sus 106 años de vida institucional y deportiva.

Una posibilidad que lo favorece es que a igualdad de resultados y diferencia de goles, será campeón por haberse impuesto en ambos partidos de la fase regular, y como visitante, a San Lorenzo (1-0) y Boca Juniors (3-2).

La hora de la verdad tendrá como escenarios los estadios de Vélez Sarsfield (Tigre-San Lorenzo, el miércoles a las 17.30, con arbitraje de Saúl Laverni), Racing Club (San Lorenzo-Boca, el sábado en el mismo horario, con Héctor Baldassi) y otra vez el estadio del club de Avellaneda (Boca-Tigre, el martes a las 19.45, Sergio Pezzotta).

Pero fuera de estos tres equipos que siguen soñando, hubo otros que vivieron verdaderas pesadillas y que también se encuentran entre los cinco grandes del fútbol argentino.

Fue histórico lo que realizaron en este último campeonato del año el equipo que más torneos locales ganó en el profesionalismo (River Plate) y el que más Copa Libertadores obtuvo (Independiente, siete).

River fue último en un certamen por primera en su rico historial, pero con otro record: en el Clausura 2008 había sido campeón. En tanto Independiente fue antepenúltimo, separado de River solamente por Rosario Central. Esto significa que dos de los tres más grandes vieron empañado tanto lustre con campañas pobrísimas, indignas de tantos blasones y prestigio.

Otro hecho que llamó a reflexión fue que, tal como aconteciera en el Clausura pasado, el goleador del campeonato no perteneció a ningún equipo grande y sí a dos chicos del sur del Gran Buenos Aires. En el certamen anterior el máximo artillero fue el delantero de Banfield Darío Cvitanich y ahora fue el de Lanús, José Sand.

Pero además, en los cinco primeros lugares de esa tabla no figuraron futbolistas de equipos grandes, porque los cuatro que escoltaron al "Pepe" Sand fueron Martín Morel (Tigre), Esteban Fuertes (Colón), Mauro Boselli (Estudiantes) y Alejandro Gómez (Arsenal).

Además Racing Club quedó nuevamente al filo de la Promoción, apenas tres puntos por encima de Rosario Central, que es el primer habitante de esa zona, seguido por Gimnasia y Esgrima La Plata. Mientras que los dos equipos que están en descenso directo son San Martín de Tucumán y Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Los tucumanos ascendieron este año junto a Godoy Cruz y en el primer tramo del campeonato hasta soñaban con algún lugar en las copas internacionales, dada la buena performance que estaban desarrollando.

Pero el paso de las fechas invirtió las perspectivas y al final de la mitad del juego por la permanencia, los dirigidos por Carlos Roldán están volviendo a la B Nacional y los mendocinos instalados fuera de la Promoción, incluso por encima de Colón y el mencionado Racing.

Y por último este certamen también fue innovador en cuanto a la clasificación implementada por AFA para la Copa Libertadores, lo que hace que a poco más de un mes para el comienzo de su 50º edición todavía no se conozcan a la totalidad de los representantes argentinos en esa competencia.

Como la nueva disposición indica que los tres últimos campeones van a la Libertadores, todavía falta definir al tercero de ellos, para sumarse a Lanús (campeón del Apertura 2007) y River Plate (titular del Clausura 2008).

Esto redujo las posibilidades de los equipos que habitualmente se clasificaban por tabla acumulada, que ahora corresponde también a los últimos tres campeonatos.

Por esta última alternativa ya están clasificados Boca Juniors y San Lorenzo, al margen de su posición final en el triangular de desempate.

Los boquenses ya entraron directamente por esa "tablita", pero San Lorenzo tendrá que esperar para ver si va al repechaje o accede a la fase de grupos.

Si Tigre sale campeón, que es su única chance de llegar a la Libertadores, el "Ciclón" irá al repechaje. Pero si el campeón es Boca, San Lorenzo irá a la fase de grupos directamente y el que ingresará al repechaje será Estudiantes de La Plata. Lo mismo ocurrirá si los de Boedo son campeones. Por eso el "Pincha" tendrá que encenderle velas a "azulgranas" y "xeneizes".

Y también el 14 de diciembre de 2008 será histórico para la vida institucional de uno de los clubes más grandes del interior del país como lo es Newell's Old Boys, que después de 14 años sin elecciones por "gestión" del ahora ex presidente, Eduardo López, logró un cambio en la conducción de la entidad a través de un acto comicial.

Y el próximo domingo también Racing Club podrá vivir una jornada similar, aunque en este caso desterrando la figura del gerenciamiento. Como para empezar a escribir otra historia.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic