Tendencia editorial: libros políticos para niños

Cuando Tommy y Lou, como  otros niños estadounidenses, intentan ganar dinero con la limonada que ellos prepararon, pasa el gordo alcalde demócrata y les quita la mitad de los ingresos. "Impuestos", dice. En las librerías se encuentran cada vez más libros políticos para niños.

Por Constanze Kretzschmar / dpa

En el libro infantil estadounidense, Socorro, mamá, hay izquierdistas debajo de mi cama, se les enseña a los más pequeños lo aguafiestas que son los izquierdistas y los liberales.

Por otra parte, la limonada no es tan sana, se queja en el puesto de los niños una "senadora Clunkton", que se parece mucho a Hillary Clinton. Los mensajes son sencillos y claros: los demócratas le estropean a uno la vida y nos quitan nuestra fe.

El libro de Katherine DeBrecht está pensado como ligera y divertida ayuda a la educación. La editorial World Ahead Publishing lo describe como ideal para padres conservadores, "que quieren transmitir a sus hijos valores tradicionales". En diversos blogs, los fans alaban el valor pedagógico de las hasta ahora tres historias publicadas de "Help! Mom!".

Desde hace muchos años, en las librerías estadounidenses se encuentran cada vez más libros políticos para niños y jóvenes. Consejeros conservadores para adolescentes enseñan castidad y lealtad a la Biblia.

Libros de dibujos glorifican al futuro presidente Barack Obama. Otros libros pintan un mundo aterrador tras el cambio climático. Autoras feministas explican por qué no existen los sexos, sino sólo su construcción social.

No importa qué tendencias políticas tienen los adultos, encontrarán libros ideológicos apropiados para sus hijos para todos los gustos. Algunos libros infantiles religiosos-políticos, como la serie "Left Behind", de Tim LaHaye y Jerry Jenkins, alcanzaron en Estados Unidos ediciones de hasta 11 millones de ejemplares.

"Desde la polarizada elección presidencial de 2004, la cantidad de libros infantiles tendenciosos aumenta fuertemente", observó la profesora Michelle Abate (Hollins University en Roanoke, Virginia).

Abate trabaja en un estudio sobre la literatura infantil cristiano conservadora. "Los cristianos conservadores en Estados Unidos tienen la impresión de que son agredidos constantemente". Por eso, quieren proteger a sus niños mediante los libros de las amenazas de la modernidad como los divorcios y la homosexualidad. Las historias reflejan el creciente conflicto cultural de Estados Unidos, considera esta experta en literatura.

Los libros políticos para niños no son un fenómeno nuevo en Estados Unidos. Ya en el siglo XIX los opositores a la esclavitud denunciaban las atrocidades en historias infantiles. Más adelante, los relatos de socialistas y comunistas elogiaban en un lenguaje sencillo el paraíso material en la Tierra.

Libros inauditos como ABC for Martin de M. Boland (1935) promocionaban entre los niños estadounidenses incluso el estalinismo y la utopía de un "hombre nuevo". Tras la Segunda Guerra Mundial, por primera vez niños negros fueron protagonistas de libros. Hasta entonces, los negros habían aparecido en las historias infantiles sólo como sirvientes.

Hasta ahora apenas se investigó qué tan fuerte es la influencia de estas historias realmente en los más pequeños, destaca Julia Mickenberg (Universidad de Texas en Austin), autora de una recopiliación de literatura infantil radical de izquierda. Los niños muchas veces son mucho más escépticos y críticos de lo que creen los adultos, dice esta socióloga.

Los libros para niños con mensajes políticos, siempre y cuando no prediquen el odio y la violencia, no deberían ser rechazados por principio. "Pueden estimular a los niños en su propio pensamiento o inspirarlos a imaginarse un mundo mejor".

Ella misma está leyendo a sus niños un libro Con Tango somos tres, de Peter Parnell y Justin Richardson, un libro sobre padres homosexuales. La trama gira en torno a un par de pingüinos gays, que adoptan un huevo y lo incuban. "Quiero que mis hijos sepan las diferentes estructuras familiares que existen", dijo.

La elección de Barack Obama seguramente traerá en los próximos años un nuevo "boom" de libros infantiles cristiano-conservadores, considera Abate. También por el hecho de que ahora incluso muchos jóvenes conservadores se dejaron seducir por el carismático Obama. Los conservadores del país esperan que eso no vuelva a ocurrir con ningún demócrata en los próximos ocho o 12 años.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (2)
4 de Diciembre de 2016|03:31
3
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Qué tiene de novedad que los niños sean blancos de la propaganda norteamericana? Acá pasa todo el tiempo, los cines y la TV muestran todo el tiempo historias ambientadas en entornos totalmente ajenos a los nuestros, y si uno ve un poquito más allá encontrará mensajes bastante peligrosos como "consume y serás feliz". La novedad es que ahora Goebbels viene en libros infantiles...
    2
  2. LAS HISTORIAS SE REPITEN...
    Curiosa costumbre esta de seres humanos que se dicen "civilizados" de armar un collage de política-religión-discriminación, muy propia de las naciones occidentales, a diferencia de las orientales donde la mezcla es religión-filosofía-política, aún cuando los dos modelos han demostrado su total ineficacia para construir un mundo mejor con mayor equidad y tolerancia. Esto sucede porque se parte del principio de la intolerancia: "O estás conmigo o estás contra mi". No hay términos medios -la religión no lo permite- el dogma es irrefutable. Lo irónico de que estas corrientes es que fueron absorvidas por el consumismo, con lo cual cada uno trata de llegar a la misma meta por distintos caminos, sin darse cuenta que la importancia no está en el camino sino en la propia meta. Así todo el sistema se convierte en doblemente peligroso, pués así como no importan los medios para llegar al fín, el fín en si mismo es la autodestrucción de los valores que dicen defender. Lo siento por los niños, irrecuperables víctimas de la estúpidez humana.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016