Joven repartidor quedó en coma tras ser baleado por delincuentes en un robo

Recibió dos balazos cuando intentaron asaltarlo dos sujetos en la localidad de Quilmas. Según el parte médico, el diagnóstico de la víctima es estado de coma y hemipéglico.

Un joven repartidor de gaseosas quedó en estado de coma y hemipléjico tras ser gravemente herido de dos balazos por delincuentes que le intentaron robar en la localidad bonaerense de Quilmes, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho sucedió cuando Juan Domingo Tissera (35) salía de un comercio ubicado en la calle Lamadrid, en pleno centro de Quilmes, al que había llegado poco antes a descargar mercadería.

En momentos en que el joven regresaba al camión, adonde había quedado su ayudante, fue interceptado por dos ladrones armados que le exigieron la entrega del dinero que llevaba en el bolsillo y que acababa de cobrar.

Según relató Rogelio Tissera, padre de la víctima, su hijo se quiso escapar y cuando iba cruzando la calle, le dispararon dos balazos, uno de los cuales le quedó alojado en la vértebra cervical.

"No va a poder caminar más, ya estoy esperando lo peor", dijo el hombre muy acongojado aL canal de cable Crónica TV.

Por su parte, una tía del muchacho que se identificó como Nora contó a Télam que "el balazo en la espalda se lo pegaron cuando ya estaba caído en el suelo y antes le habían tirado en la pierna".

Lo estaban siguiendo. Sabían que estaba haciendo un reparto y cobrando a los clientes", aseguró la mujer, quien recordó que su sobrino ya había sufrido otros asaltos pero nunca había resultado herido.

Tissera padre contó que cuando le avisaron a su teléfono celular lo ocurrido, él se encontraba a unas 50 cuadras del lugar y que al llegar allí, unos 20 minutos después, su hijo "estaba en la mitad de la calle, sin atención, y sólo había un móvil de la Policía que estaba custodiándolo".

El hombre explicó que como la ambulancia no llegaba, tuvo que convencer a los policías de que cargaran a su hijo en el patrullero para ir al hospital, pero que en total habrá permanecido tirado unos 40 minutos.

"Llegó prácticamente muerto. Lo reanimaron, pero le agarró un edema cerebral. No tiene más chances, está en coma", afirmó Tissera, quien dijo que su hijo es casado y padre de un niño de 5 años y un bebé de 10 meses.
Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 09:45
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 09:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017