De periodistas a expertos gourmet

Los comunicadores degustaron -durante un almuerzo- platos de alta gastronomía en el flamante restaurante Mirador Lounge, en el piso 17 del Hotel Sheraton. ¿Los motivos del encuentro? Brindar por un nuevo año, agasajar a los periodistas y conocer su opinión respecto al menú que será el mismo de la noche del 31 de diciembre.

El hotel Sheraton Mendoza reunió a un grupo de periodistas mendocinos para agasajarlos con un almuerzo en el Mirador Lounge, uno de los lugares más privilegiados con los que cuenta el edificio, por su excelente vista.

Los invitados fueron recibidos en el piso 17 por directivos de la empresa, que cálidamente les dieron la bienvenida y los hicieron sentir como en casa. El motivo de la reunión fue el cierre de meses de arduo trabajo junto a los comunicadores y el festejo de un nuevo año que se avecina. Y como las autoridades del hotel estaban interesadas en la opinión de los periodistas, aprovecharon para presentar el menú que Sheraton ofrecerá para la noche del 31 de diciembre.

Un almuerzo distendido durante la jornada laboral.

Alejandro Du Belloy –gerente general del hotel cinco estrellas- dio la bienvenida y comentó que para la gran fiesta de fin de año, esperan a unas 350 personas. Además, agregó que la banda The Flinstones pondrá el toque musical a la velada, y que la noche estará llena de sorpresas.

El exquisito almuerzo comenzó con una recepción que incluyó canapés con queso crema, hierbas y aceitunas negras y la infaltable compañía de las burbujas de un espumante. Una vez en las mesas –bajas, con comodísimos sillones individuales- los responsables de la cocina  sorprendieron a los comensales con el primer plato: una confitura de pato sobre delicadas guarniciones de hojas. Con él llegó el primer vino para lograr un perfecto maridaje, Sauvignon Blanc 2008 de Rutini.

Luego, y para neutralizar sabores, fue el turno del sorbete de lima con aceite de oliva y albahaca, la segunda delicia que conformó la entrada. Un Malbec 2006 de Rutini llegó para acompañar el plato principal: ternera braseada envuelta en jamón crudo sobre puré de papas y tapenade con salsa Malbec.

Para finalizar, un vino tardío, el Vin doux naturel 2004 de Rutini, fue la opción ideal para el exquisito postre, un crocante de masa philo relleno de mousse de chocolate con frutillas.

Primer plato: confitura de pato sobre delicadas guarniciones de hojas.

Los invitados disfrutaron cada uno de los platos, pero tuvieron sus preferencias. Mariela Moreno y María Marta García eligieron el plato principal. Por su parte, la periodista de MDZ, Anabel González elogió los vinos de Rutini y Mario Rudik habló maravillas del sorbete de lima. La mayoría de los hombres presentes prefirieron la ternera braseada. Fue el caso, por ejemplo, de Pablo Catalani, Luis Martínez y Cristian Ortega, entre otros.

De haber competido el postre, hubiera ganado sin ningún lugar a dudas. Hombres y mujeres por igual se deleitaron con la deliciosa opción dulce preparada por los chefs del hotel.

La reunión no terminó allí, ya que Florencia Arenaza –directiva del hotel- sorprendió durante el café con un sorteo de codiciados premios. Pablo Catalani y Florencia Da Souza - los primeros afortunados- ganaron un día de spa en las instalaciones de Sheraton; mientras que Mariela Moreno se llevó el premio más deseado: una noche de estadía en el hotel con visita al spa.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial