Los demócratas y su “Encuentro de fin de año”

El Partido Demócrata celebró fin de año con una cena multitudinaria de la que participaron dirigentes y afiliados, y una gran cantidad de simpatizantes independientes. Los cinco diputados nacionales del Pro fueron las figuras invitadas de una noche en la que no faltaron el humor ni la música. Quiénes asistieron, los que faltaron y las perlitas, en esta nota.

Más de 800 personas participaron de la cena anual del Partido Demócrata que se realizó en Finca Don Miguel, ubicada en Acceso Sur y Aráoz, Luján de Cuyo. Dirigentes y afiliados, independientes simpatizantes del partido, y unos pocos empresarios se reunieron para festejar el fin de 2008. También estuvieron como invitados los cinco diputados nacionales del Pro, la fuerza política que conduce el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Luego del cóctel de recepción, los asistentes pasaron al salón, repleto de mesas, un escenario con un enorme cartel del partido de fondo, y algunas pantallas ubicadas en las esquinas.

Una larga espera. El diputado nacional Federico Pinedo fue invitado a subir al escenario por la conductora Laura Carbonari. Su extenso discurso despertó un poco de molestia entre los presentes, ya que se acercaban las 12 de la noche, y el hambre iba en aumento. Pero los discursos no terminaron ahí. Luego de las palabras de Pinedo, llegaron las de Omar De Marchi.

Mientras Pinedo (foto) se encargó de criticar al gobierno nacional, el presidente del PD lo hizo con la gestión provincial. Aseguró que “Mendoza ha perdido el liderazgo regional que siempre la caracterizó” y que “son otros los que conducen a la provincia desde otros lados”. Hizo hincapié en que “todos tenemos que comprometernos porque somos responsables de la vida gris que nos ofrece este país”. Y afirmó que el enorme desafío que tienen los dirigentes y ciudadanos es la recuperación del prestigio de la educación pública.

Finalmente, los primeros minutos de un nuevo día, trajeron los platos con la abundante entrada preparada por Juri Bianchini. Sin duda, los discursos debieron haberse pronunciado durante o después de la comida.

El matrimonio prohibido. La gran cantidad de mesas ubicadas a lo largo y ancho del salón se identificaban con una letra y un número. Fue curioso cuando un despistado preguntó por qué la “K” estaba tachada. La irónica respuesta no se hizo esperar, “¿Con qué se escribe Kirchner? Él y su gente hoy están prohibidos en esta cena”.

Yo, yo y yo. Antes de la cena –otro de los momentos que demoraron la llegada del primer plato- se proyectó un video que mostró imágenes de las acciones realizadas por el partido tanto en el ámbito nacional, como en el provincial y departamental. En casi todas las fotos pudo verse a de Omar De Marchi (foto), que fiel a su estilo posó sonriendo en cada una de las instantáneas.

Más entretenimiento. Durante la comida, fue proyectado otro video. Esta vez las imágenes y la voz en off ofrecieron un poco de la historia de nuestra provincia. Muy atentos ante tan interesante trabajo, los comensales se quedaron en silencio y sólo se escucharon sonidos de vajilla.

El dúo “Las Guitarras Latinas” le puso un poco de música a la noche con sus ritmos folclóricos. Más tarde llegó el turno del humorista Cacho Garay, quien hizo reír a los presentes con sus chistes y cuentos.

Ausente con aviso. El intendente de Luján de Cuyo, Omar Parisi fue uno de los personajes que faltaron a la cita. El jefe comunal envió una carta de salutación en la que se excusó argumentando tener que asistir a la cena de egresados de su hija. Su ausencia no sorprendió demasiado, ya que es sabido por todos que Parisi y De Marchi “no tienen onda”. Algunos se animaron a deslizar que el intendente de Luján “es más peronista que demócrata”.

Bajo el sol de Brasil. Otra de las ausencias notorias fue la del ex ministro de Seguridad de Celso Jaque, Juan Carlos Aguinaga. Ante la incógnita, su hijo Carlos -senador provincial-  respondió que su papá se encuentra en Brasil de vacaciones.

Visita de médico. Alguien de la corta gestión demócrata en la cartera de Seguridad que sí apareció en escena, fue el ex subsecretario de Seguridad, Carlos Rico. El comisario retirado llegó pasada la 1 de la mañana. En su ingreso al salón, fue recibido y saludado efusivamente por una gran cantidad de personas. Luego se supo que Rico –siempre coqueto e impecable en su vestir- no quería entrar “porque estaba de sport”. Finalmente, fue Marcelo Pérez Diez, ex funcionario y compañero de equipo en el mencionado ministerio, quien lo convenció.

En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'