Robaron más de $500 mil de la metalúrgica y sospechan de ex empleado

La firma Barros-Di Matteo, ubicada en el carril Rodríguez Peña 186, fue asaltada por un grupo comando el miércoles pasado. Denunciaron que sólo se habían llevado $30.000 en efectivo. Sin embargo, además de ese dinero, también se alzaron con $500.000 en cheques de terceros, de los cuales los ladrones podrían cobrar $150.000.

Por alguna razón que se desconoce, los dueños de la metalúrgica Barros-Di Matteo no denunciaron todo lo que perdieron en el robo del miércoles pasado. Sólo manifestaron que el grupo comando que irrumpió en el predio de la empresa se llevó $30.000 en efectivo. Han sido citados con la Fuerza Pública para que declaren y aún no lo han hecho. Además, hay sospechas sobre que un ex empleado sería el ideólogo del atraco.

En muchas oportunidades los hechos policiales no terminan en el mismo día que ocurren. La Justicia continúa investigando y obtiene datos interesantes, que en algunos casos los protagonistas —tanto víctimas como delincuentes— preferirían que no se conozcan.

Posiblemente el asalto a la metalúrgica Barros-Di Matteo sea uno de estos casos. La firma se encuentra en el carril Rodríguez Peña 186, en Maipú, y fue asaltada por cinco individuos que tenían diseñado un plan que ejecutaron a la perfección. No sólo porque conocían el lugar donde estaba el dinero y los movimientos de los dueños y empleados, sino también porque tenían datos precisos de cuestiones administrativas.

Este último punto hace sospechar a los investigadores —señalaron fuentes policiales— que por alguna razón los dueños de la firma sólo denunciaron el robo de $30.000 y no de $500.000 en cheques de terceros, de los cuales podrían convertir en efectivo algo más del 30 por ciento, es decir unos $150.000.

Es que las víctimas económicas del robo no se han presentado a declarar en la Justicia luego de dos citaciones, incluso han enviado a la Fuerza Pública para que den testimonio y siempre aducen no tener tiempo para hacerlo. Los pesquisas entienden que si a alguien le robaron $30.000 ó $500.000 debería tener más interés en aportar datos sobre los delincuentes para que los atrapen y recuperar el dinero.

No ha sucedido así sobre este robo. Y fue un testigo (empleado) quien admitió que en la caja fuerte estaba el medio millón de pesos en cheques. Este mismo testigo agregó que sospechan de un ex empleado de la empresa y brindó algunos detalles importantes para la investigación.

Manifestó que los ladrones fueron directamente a donde estaba el dinero guardado, por lo cual conocían el camino para llegar hasta ese lugar. Además, hubo una conversación con uno de los propietarios de la firma que llamó la atención al resto de los trabajadores presentes.

“Dame ese Rolex de oro que tenés”, le dijo un delincuente a uno de los dueños, quien respondió: “Vos sabés que para que te lo dé me tenés que pegar un tiro”. Palabras más o menos, ese fue el concepto de ese “diálogo”, que finalizó con una extraña frase del mismo asaltante: “Está bien, viejo, con lo que te robé… ya está”.

Los investigadores están algo confundidos debido a que las víctimas no se presentan a declarar. Pero con los datos que ya tienen sospechan que por alguna razón no quieren asentar que poseían esos activos en la empresa.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 14:55
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 14:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'