Deportes

La FIA aprobó decisivas medidas de ahorro en la F1

Los pilotos dispondrán en 2009 sólo de ocho propulsores para toda la temporada -17 Grandes Premios-, los costes en ese ámbito se reducirán un 50 por ciento. Además, no habrá tests durante el campeonato.

"Estos cambios propuestos tienen el acuerdo unánime de los equipos de Fórmula 1, que han jugado un gran papel en su desarrollo", señaló el Consejo Mundial en un comunicado en el que queda claro que las opiniones a veces enfrentadas entres ambas partes encontraron en la crisis un lugar común.

La FIA y los equipos habían acordado el miércoles en Mónaco la propuesta que hoy ratificó el Consejo Mundial, encargado de aprobar todos los cambios en el reglamento.

Entre las medidas destacan las que afectan a los motores: los pilotos dispondrán en 2009 sólo de ocho propulsores para toda la temporada -17 Grandes Premios-, los costes en ese ámbito se reducirán un 50 por ciento. Además, no habrá tests durante el campeonato y las fábricas deberán permanecer cerradas durante seis semanas al año.

El motor de ocho cilindros en el futuro deberá tener una vida útil de tres carreras en lugar de las dos de ahora y tendrá una potencia máxima de 18.000 revoluciones por minuto.

A partir de 2010 los equipos privados dispondrán de un paquete completo por valor de cinco millones de euros (6,67 millones de dólares) por parte de un fabricante o de un productor de motores independiente. Esos motores deberán durar hasta 2012.

Las medidas llegan con cierta urgencia por la crisis económica mundial que provocó ya que la firma Honda haya abandonado la Fórmula 1. El equipo está en venta. Si no hay comprador, la parrilla en 2009 estará formada sólo por nueve equipos.

"Un paso bueno y grande en la dirección correcta", dijo el director deportivo de Mercedes, socio de McLaren, Norbert Haug. "Ahora hemos encontrado una base común para 2009 y de forma sucesiva para los próximos años con el fin de reestructurar la Fórmula 1. Se trata sobre todo de acomodarse al contexto económico", comentó Mario Theissen, director del equipo BMW.

La reducción de personal es otro de los objetivos, algo que pretende lograrse compartiendo información sobre neumáticos y combustible para eliminar la necesidad de "observadores", de ahí también el cierre de fábricas. Hasta ahora los técnicos, ingenieros y mecánicos tenían poco descanso.

En el fin de semana de un Gran Premio se reducirá el personal dentro y fuera del box. Aunque la FIA no habló de una cifra concreta, está claro que en el futuro un menor número mecánicos tendrá permitido encargarse de un auto.

También se limita el uso de túneles de viento.

La FIA considera que los cambios harán que los equipos fabricantes ahorren ya en 2009 un 30 por ciento de sus presupuestos en comparación con los de 2008, mientras que la reducción en las escuderías independientes será aún mayor.

En 2010 se ahondará en el ahorro: en un fin de semana de carrera se prohibirán los calentadores para los neumáticos, así como el repostaje. También se contempla la reducción de los Grandes Premios, según lo que estipule un análisis de mercado.

Asimismo, se propone madurar la idea del sistema KERS de recuperación de energía que se implantará ya en 2009. Los detalles se irán afinando con el paso del tiempo.

A través de una serie de nuevas ideas se pretende que el espectáculo sea más emocionante, por lo que se plantea el cambio de la modalidad de clasificación, dividida ahora en tres rondas eliminatorias.

Se estudiará también la propuesta del patrón del "gran circo", el británico Bernie Ecclestone, de entregar medallas a los tres primeros -como en los Juegos Olímpicos- en lugar del sistema de puntos actual, por lo que se primaría a los ganadores de carreras. La decisión final se tomará con ayuda de los resultados del análisis de mercado encargado por la FIA.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|07:39
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|07:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes