El violador de la Recoleta intentó atacar a otra joven

Por las características físicas aportadas por la víctima sobre el agresor, los investigadores creen que se trataría del violador serial que ataca a mujeres jóvenes en edificios de la Recoleta. En este caso la chica logró ahuyentar al presunto abusador porque comenzó a gritar y el sujeto escapó por las escaleras.

Un hombre con las características del violador serial que ataca en el barrio porteño de Recoleta ingresó al departamento de una estudiante de 21 años cuando la chica estaba por dormirse, pero como la joven comenzó a gritar, escapó por la escalera.

El hecho ocurrió en el tercer piso de un edificio situado en Juncal 2930, luego de que la chica regresara por la noche de la facultad y tras cerrar la puerta con llave, se dirigió a su dormitorio y se acostó a dormir.

Según relató Marcelo Errecalde, encargado del edificio, "a los cinco minutos de que estaba en la cama, se le aparece el sujeto en la habitación, pero como ella empezó a gritar, se fue corriendo por la escalera".

"Lo extraño es que no estaba forcejeada ni la puerta de entrada ni la del departamento. Todavía hoy nos estamos preguntando cómo fue que entró", dijo el portero.

La víctima es una joven estudiante que comparte el departamento con dos amigas, pero al momento del intento de ataque del desconocido se encontraba sola. 

Errecalde explicó que el hecho ocurrió hace alrededor de 20 días, pero como todavía se desconocían los ataques del violador serial que acecha en la zona, tanto la joven como él creyeron que se trataba de un intento de robo.

"Pero esta semana, la chica vio los carteles con el identikit del violador en los negocios del barrio y se dio cuenta de que era la misma persona que había entrado a su casa", aseguró.

Desde el 23 de noviembre, en Recoleta se registraron al menos siete ataques sexuales, cuatro en edificios y tres en comercios, aunque no todos los hechos fueron denunciados ante la fiscal de instrucción porteña Cristina Caamaño, a cargo de la investigación.

Camaño recibió una denuncia por un acceso carnal, ya que el violador alcanzó a penetrar a la víctima por algunos segundos y luego escapó, mientras que hay cuatro casos de abuso simple, es decir, de manoseo.

El abusador de los edificios es un hombre joven de unos 25 años, bien vestido, de pelo corto, que suele llevar un cuaderno o carpeta debajo del brazo y que tiene como modalidad seguir a las víctimas hasta la puerta del edificio, exhibir una llave para que lo confundan con un vecino y atacar a las mujeres en el palier, el ascensor o las escaleras.

La fiscal explicó que ese hombre siempre busca "chicas jóvenes de entre 20 y 25 años, de cara lavada y poco producidas", perfil que coincide con muchas estudiantes que viven en la zona porque van a universidades cercanas.

Otra de las características sobre el perfil del violador serial descriptas por la fiscal es que en todos los casos en los que las víctimas gritaron para pedir auxilio el agresor huyó sin consumar el abuso sexual.

En cambio, el abusador que actuó en algunos comercios tiene la modalidad de cometer asaltos en locales donde hay empleadas solitarias a las que ataca sexualmente después de cometer el robo.

A raíz de la seguidilla de casos, en el barrio circulan de incógnito varias brigadas e incluso hay varias mujeres policías, vestidas de civil, recorriendo la zona como "carnada" para intentar atraer al violador y poder detenerlo in fraganti.
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 23:28
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 23:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia