Europa debate una controvertida reforma del sector del vino

Este cambio implica el arranque voluntario de 200 mil hectáreas de viñedos. Además España rechaza la chaptalización del vino (el agregado de sacarosa) que propone la Unión Europea, mientras Alemania lo defiende.

Los ministros de Agricultura de los 27 socios comunitarios proseguían hoy debatiendo en un Consejo del ramo en Bruselas la controvertida reforma del sector del vino en la UE, que contempla (según el ejecutivo de Bruselas) el arranque voluntario de cerca de 200.000 hectáreas de viñedos.

Mientras, la ministra española de Agricultura, Elena Espinosa, reiteró hoy el rechazo de España a la "chaptalización" del vino (agregado de sacarosa), en consonancia con una medida que propone la Comisión de los 27 en ese mismo sentido.

"España sigue manteniendo una postura que creo es coherente. Estamos defendiendo cualquier práctica enológica que esté autorizada por la Organización Internacional del Vino, y la "chaptalización" no está incluida, de la misma forma que estamos defendiendo otras modalidades, que no lo están, para poder competir con países productores de vino fuera de la UE", dijo Espinosa.

Los ministros comunitarios del ramo seguían analizando esta tarde la propuesta para eliminar la "chaptalización", o el agregado de sacarosa, a la que se oponen países como Alemania, además de la liberalización de la plantación de viñedos en la UE a partir de 2015, como propone Bruselas.

La postura alemana tiene hasta ahora el apoyo de 18 de los 27 socios de la UE.

Esta mañana, el secretario de Estado germano de Agricultura, Gert Lindemann, reiteró la férrea oposición de Berlín a la propuesta de la Comisión para eliminar la "chaptalización", una medida de uso frecuente en el norte de Europa y que defienden con especial fuerza Alemania y Austria.

Según informa hoy el periódico alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung" en base a fuentes cercanas a la Comisión Europea, el Ejecutivo de Bruselas estaría dispuesto a considerar una excepción y permitir la "chaptalización" para pequeños viñedos, de unas tres hectáreas de superficie.

Los ministros, se apunta entre bastidores, desean concluir hoy mismo, en lugar de prolongarlo hasta mañana, este Consejo, que sólo tiene en el orden del día esos dos temas principales.

Para intentar desbloquear las posiciones, la presidencia semestral portuguesa de la UE contempla el establecimiento de períodos transitorios, especialmente en cuanto a la reforma de la OCM (Organización Común de Mercado) para el sector del vino, del que España es uno de los primeros productores comunitarios.

En julio pasado, España solicitó una fase transitoria antes de llevar a cabo la eliminación de las ayudas europeas a la destilación para licores y al mosto, según la propuesta de la comisaría de Agricultura del bloque, Mariann Fischer-Boel.

El Ejecutivo de los 27 propone la eliminación voluntaria y con un esquema de compensaciones económicas hasta 2014, de cerca de 200.000 hectáreas de viñedo en toda la UE para convertir al sector en más competitivo, ante la avalancha de vinos de calidad extracomunitarios, sobre todo procedentes de Chile, Australia, Sudáfrica y Estados Unidos.

En un primer momento, la cantidad propuesta por la Comisión para el arranque de viñas era de hasta 400.000 hectáreas, aunque Bruselas tuvo que rebajar la cifra ante la reacción airada del "flanco sur" de la UE, que concentra gran parte de los productores, entre ellos España, Italia y Portugal, pero también Alemania.

El paquete global de compensaciones que Bruselas pondría a disposición de los viticultores que se plieguen a su plan de reforma del sector se eleva a 1.300 millones de euros (1.800 millones de dólares).
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 06:20
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 06:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'