Humor y buena música, una experiencia para el espíritu

The Chancho Alado Experience regresó con su música a los escenarios mendocinos. La banda presentó su nueva formación y deleitó a amigos, familiares y seguidores, que no quisieron perderse un concierto que conjugó mucho más que buena música.

Si bien los integrantes de la banda The Chancho Alado Experience son inclasificables, hay algo que no se puede discutir: su talento y capacidad para fusionar sobre una base de jazz, géneros tan dispares como el folklore, el tango y el rock, sin olvidar su cuota de humor e ironía.

Luego de un impasse de varios años, la banda presentó su nueva formación. El lugar elegido fue el Centro Cultural Trinidad Guevara, ubicado en el barrio Bombal –Juan B. Justo, casi San Martín, de Godoy Cruz-. Amigos, familiares y seguidores de la banda se acercaron para compartir con los músicos el tan importante momento de su retorno a los escenarios.

Lisandro “Lichi” Sandes –bajo-, Mario Galván –piano- y Damián Verzini -batería y voz- se hicieron esperar un poco, y salieron a escena para desplegar su cóctel de buena música y desparpajo. Damián apareció lookeado con un bigote y Lichi no soportó el calor y decidió tocar descalzo.
 
Los temas que interpretó el trío –actuales y de las distintas etapas de la banda- formaron parte de una mixtura original y jugada. La propuesta es muy particular por varios motivos; su historia es larga y ha soportado estoica éxodos y cambios en su conformación. Conjugan la música con el humor y son capaces de hacer reír y de conmover con sólo pasar de un tema instrumental a uno con letra.

El show tan esperado de The Chancho Alado Experience sorprendió y emocionó. En temas como “Mascota fiel es el hamster, gira y gira en su ruedita y no nos pide nada a cambio”, “Vamo'a bañalo” o “Mi cuñado se quedó ciego jugando al Moonpatrol” fue imposible no reír por la irreverencia y el humor de sus letras. Por su parte, las piezas instrumentales lograron llegar hasta profundidades remotas de cada ser y hacer “volar” al público hacia pensamientos de lo más diversos.

El talentoso Víctor Silione –violín- fue uno de los invitados especiales de la noche, que colaboró en la chacarera “La conchuda”. Los videos proyectados por el otro artista invitado, Lisandro Rábida, acompañaron cada melodía a la perfección.

 

Delirantes, absurdos, irónicos, jugados… Los adjetivos pueden variar pero la banda local demostró que su esencia y la de sus composiciones permanecen intactas.

La banda tendrá un nuevo –pero mucho más corto- impasse, debido a que el pianista –Mario Galván- se va de viaje. En 2009, The Chancho Alado Experience espera grabar y seguir tocando y deleitando oídos.

Para marzo o abril del año próximo, la banda está preparando un encuentro con algunas bandas de jazz.

 

 

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México