A diez años del Nobel de Saramago

El escritor portugués, que conmemora hoy una década desde que recibiera el Nobel de Literatura en 1998, dijo que los años posteriores al premio fueron "ricos en acontecimientos, encuentros y diálogos". También se refirió a los Derechos Humanos y lamentó que sean "una materia que no suscita el interés de la ciudadanía ni de los gobiernos".

"Hago un balance diversificado. Di muchos discursos, entrevistas y varias universidades me galardonaron", explicó el primer Nobel de lengua portuguesa, quien celebró un encuentro con la prensa extranjera en la sede de su fundación.

"Quizá el premio supuso una conciencia nueva de nuestra importancia como portugueses en este nuevo mundo", expresó Saramago, quien indicó que un galardón de ese nivel le exigía estar a la altura de las circunstancias.

El autor, quien recientemente superó una grave enfermedad, subrayó que durante estos diez años "no ha parado" por los numerosos viajes y compromisos a los que ha asistido, aunque reconoció que ese esfuerzo "valió la pena".

Saramago reveló que, tras el recién publicado El viaje del elefante, está trabajando en un nuevo libro, basado en una idea que tuvo hace dos años, aunque no quiso adelantar su contenido.

Preguntado sobre escritores que se merecen el Nobel, dijo que hubo una generación de literatos brasileños "muy buena", entre los que destacó a Joao Cabral de Melo Neto. "Es un autor a quien el premio le hubiera sentado como un guante", opinó el escritor luso.

El escritor habló de la situación del portugués en el mundo y se refirió a la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), un foro multilateral en torno a la lengua portuguesa que agrupa a Portugal y a sus antiguas colonias. "No ha sido un organismo tan útil como se deseaba", destacó.

Saramago también se refirió a los Derechos Humanos, de cuya declaración se cumplen hoy 60 años, y lamentó que la ciudadanía no se interese por ellos. "Los Derechos Humanos es una materia que no suscita el interés de la ciudadanía, ni de los gobiernos", dijo.

El escritor añadió que la declaración de los Derechos Humanos, firmada en Nueva York el 10 de diciembre de 1948, es actualmente "papel mojado" y reconoció la dificultad para que la gente se movilice en su defensa.

"Hay que tener coraje para enfrentar la realidad. Está ahí, pero no se cumplen (los derechos humanos)", sentenció.

Para conmemorar los 60 años de la firma de la Declaración de los Derechos Humanos, la Fundación Saramago promoverá varias actividades durante esta semana.

Ayer se exhibió un filme chileno sobre el golpe militar contra Salvador Allende, Calle Santa Fe, de Carmen Castillo; hoy se rendirá homenaje a las letras portuguesas a través del canto y la lectura de autores lusos y, el mañana, el Juez español Baltasar Garzón pronunciará una conferencia.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|21:16
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|21:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic