Alabados sean Gokú y las Dragon Ball Z

"Fuimos programados por muchas generaciones de creyentes de prepo, bajo amenazas de dolor y sufrimiento no solo durante la extensión de la única vida que tenemos, sino aun después de muertos", afima el autor de la nota y traza un paralelo entre el discurso de los anime y el las religiones.

Por Gabriel Conte

 …y entonces, se transformó. Juntando las manos, abrió la de arriba y de ella salieron unos rayos que parecían de luz solar, tiñéndolo todo de un blanco intenso. Al cabo de unos minutos, ya no era la misma persona. Se había transformado por completo. Ahora tenía el pelo amarillo y largo y además, al mirar a la gente, le brillaban los ojos con un intenso color azul…

 Al principio, fue una preocupación. Seguimos cada uno de sus movimientos y lo acompañamos en sus largas exposiciones frente al televisor.

 Lucía extasiado.

 Temíamos que nuestro hijo sufriera lo que muchos sufrimos con el formateo religioso que sufrimos desde que nos echan un poco de agua en la cabeza y nos aceitan la frente, rodeados de figuras que sangran y de gente que se viste como en las películas del medioevo.

 Temimos por nuestro hijo de seis años; no queríamos que sufriera en vano por un excesivo temor a cosas sobrenaturales que, cuando fuimos niños, condicionaron cada uno de nuestros primeros pasos, pensamientos y acciones.

 Pero no se trataba de una religión, aunque lo parecía.

…tuvo un hijo en la adolescencia, pero conocemos quién fue su madre. Su primo lo salvó de morir. Pero hay quienes dicen que una vez murió, pero fue rescatado. A partir de allí, dedicó su vida entera a luchar contra el mal…

 Con la lectura de El ateísmo, de Luis Triviño, puede sentirse una importante sensación de liberación. Aun adultos y curtidos como estamos, nos siguen haciendo falta este tipo de “confirmaciones” de nuestro pensamiento. Así fuimos programados por muchas generaciones de creyentes de prepo, bajo amenazas de dolor y sufrimiento no solo durante la extensión de la única vida que tenemos, sino aun después de muertos.

Al relatar las vicisitudes, contradicciones, fabulaciones y entredichos de muchas de las religiones, Triviño pone al alcance de todos (y por primera vez en Mendoza en formato de libro) una puerta abierta para “salir del closet” en el que muchos ateos se encuentran encerrados.

…Fue cuando recibió la fuerza desde el cielo. Llegó en esferas que giraban a su alrededor…

 Mi hijo es fanático de la serie de dibujos animados Dragon Ball Z y los relatos incluidos en pequeños párrafos en esta nota, son una adaptación de su relato sobre el desarrollo del popular anime.

 Aunque podría ser parte de la génesis de cualquier grupo religioso.

 Y es que, al final, decidimos en casa que era menos grave su adicción a eso que la suscripción a alguno de los fanatismos religiosos disponibles.

 Con tanta religión reclutando gente por allí, ya no nos preocupó más que nuestro hijo tuviera su propia experiencia mística. El sabe, por anticipado, que sólo se trata de un entretenimiento y una ilusión.

 A nosotros, con la conscripción obligatoria a un credo, nadie nos lo advirtió.

 … Son Gokū y Bulma buscan las legendarias Dragon Balls, un total de siete artefactos que al ser reunidas dan lugar a la aparición del dragón sagrado que puede conceder cualquier deseo. Junto a un equipo de personajes, los dibujos japoneses de animé combaten a todo tipo de villanos para convertirse en el hombre más fuerte del mundo.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (2)
2 de Diciembre de 2016|21:08
3
ERROR
2 de Diciembre de 2016|21:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. De hecho Dragon Ball se basa en ciertos puntos en la religión budista, como en la existencia de la energía universal o ki. Pero tiene algunos toques que exaltaría a más de un fanático, como que Kami-sama (DIOS) es un Namekusei (extraterrestre), o una jerarquía de dioses bastante descabellada. De hecho el autor tiene razón en afirmar que aísla a los niños de una cultura que los quiere como autómatas. No sólo se trata del anime infantil. Los japoneses tienen obras mucho mejores que cualquier producción hollywoodense, como Evangelion -%u65B0%u4E16%u7D00%u30A8%u30F4%u30A1%u30F3%u30B2%u30EA%u30AA%u30F3- o Hagane no Renkinjutsushi -%u92FC%u306E%u932C%u91D1%u8853%u5E2B-(FullMetal Alchemist), que tratan temas un poquito más tabues, como una guerra santa contra loa ángeles mismos, o el militarismo intolerante expansionista de principios del siglo XX. Abren el coco.
    2
  2. Aunque para mi esos dibujos son un poco duros para los niños (me refiero a las peleas, en las que se dan sin asco jajaja) comparto tu punto de vista. Saludos.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016