Deportes

Schuster dejó un mensaje poco optimista en el Real

Los hinchas merengues no deben estar muy contentos con la declaración del entrenador de su equipo, quien dijo que "el partido contra el Barcelona me preocupa menos que cualquier otro partido "ya que "no es posible ganar".

El entrenador del Real Madrid, el alemán Bernd Schuster, rechazó asumir con resignación la situación en la que se encuentra el equipo, del que espera un "golpe de efecto" para revertir la dinámica en la que se encuentra, aunque no en el Nou Camp, donde considera que "no es posible ganar".

Según Marca, Schuster aseguró que "el partido contra el Barcelona me preocupa menos que cualquier otro partido. Allí no es posible ganar porque el Barcelona está arrasando y creo que este va a ser su año. El equipo puede hacer un buen papel allí. Pero de más no se puede hablar", reconoció Schuster.

El preparador alemán del Real Madrid no se resigna, sin embargo, a asumir el momento en el que se encuentra el equipo. "No me resigno porque los jugadores están dando todo. Pero hace falta cambiar la suerte de este equipo. Un golpe de efecto sería importante", apuntó.

Sobre la derrota ante el Sevilla de local, señaló que "no es suficiente la buena imagen de la segunda parte. Hay que tener los ojos abiertos y ver la primera mitad. Nos complicamos la vida y tuvimos que hacer un esfuerzo superior. A veces sale pero a veces no. El partido son más de noventa minutos", subrayó Schuster.

El entrenador del Real Madrid reconoció que su equipo había fallado en algunos aspectos. "Hemos hecho cosas muy buenas y otras no tanto. Y otras cosas que han influido que no han caído de nuestro lado. La suerte hay que buscarla. El partido de hoy no ha sido cuestión de mala suerte", dijo Schuster, que rechazó hablar del árbitro.

"El Sevilla nos ha ayudado a reaccionar porque ha estado pasivo en la segunda parte y lo aprovechamos. Pudimos hacer más jugadas con Robben. Eso nos ha dado mucha vida. Se ha visto que estuvimos a punto de remontar y ganar el partido", continuó el técnico, que contará con otras dos bajas para el encuentro contra el Barcelona. Robben, que fue expulsado y Marcelo, que vio la quinta tarjeta amarilla.

"Como estamos acostumbrados a que nos cae gente lesionado ahora son bajas -Robben y Marcelo- por tarjetas. Algo es algo", se conformó Schuster, que rechazó que los primeros goles encajados se debieran a errores tácticos. "Los goles no fueron por problemas tácticos, sino faltas de marcaje en los dos primeros. Antes del primer gol tuvimos dos ocasiones. Son cosas que nos hacen mucho daño. Podemos hablar de cuatro remates y tres goles del Sevilla y eso nos hace daño", concluyó el preparador alemán.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|02:41
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|02:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic