Un joven murió ahogado esta mañana en El Carrizal

Se llamaba Federico Sosa y había ido a pasar el día con amigos. Todos entraron al agua a nadar, pero él nunca salió. Tenía 23 años y es la segunda persona que se ahoga esta temporada. En 2007 se ahogaron 20 personas en lagos y canales.

Esta mañana un joven de 23 años decidió pasar una mañana fresca y visitar El Carrizal con un grupo de amigos, pero todo terminó en tragedia. Cuando fue a bañarse, se ahogó. Es la segunda víctima que muere de esta manera esta temporada.

Federico Sosa, de 23 años, fue con un grupo de tres amigos y una chica al Camping Medrano. Entre las 8 y 8.30 decidieron zambullirse. Según en el encargado del club, se les informó que no se podía ingresar hasta las 10 de la mañana, hora en la llegan los guardavidas y se dispone el bollado de las zonas habilitadas para bañarse.

Los jóvenes resolvieron esperar a que abriera el camping y le solicitaron al responsable del lugar permiso para usar el baño del camping. Dejaron el vehículo en el que habían llegado, fuera del club.

Pero minutos después,  el encargado advirtió que tres de los  chicos estaban bañándose en el lago y se acercó para pedirles que salieran. Cuando llegó, supo que uno de ellos no había podido salir del agua, situación que notificó inmediatamente a la policía.

Inmediatamente, se montó un operativo en la zona comandado por los bomberos de la subdelegación de El Carrizal. A las 10.55, con la asistencia del personal y equipo de la Dirección de Recursos Naturales, Bomberos realizó el rescate del cuerpo, que se encontraba a 3 metros de la costa y sumergido a cuatro metros de profundidad.

Para que no vuelva a ocurrir un hecho lamentable como este, la Dirección de Recursos Naturales, recomienda a quienes en estos días visiten los espejos de agua de la Provincia que actúen con prudencia y respeten las normas de seguridad dispuestas.

Sosa es la segunda víctima que se computa esta temporada a manos de las aguas de Mendoza. En épocas estivales, grandes y chicos de toda la provincia buscan reconfortarse con un chapuzón sin medir las consecuencias o lo peligroso de los lugares que se eligen. Por lo general, se trata de canales, piletas o lagunas no supervisadas.

El primer ahogado del 208 vino temprano, el pasado 19 de noviembre. Fue un chico de 28 años, llamado Martín Nievas, quien nadaba por el cacique Guaymallén cerca de las 15. El año pasado murieron más de personas.

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 20:45
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 20:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho