Gioconda Belli recibió el Premio Sor Juana Inés de la Cruz

La escritora nicaragüense recibió anoche el imporante galardón que concede la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y la Sociedad General de Escritores de México, por su novela "El infinito en la palma de la mano".

Durante el acto celebrado en el Auditorio Juan Rulfo del recinto ferial en Expo Guadalajara, la laureada escritora mostró satisfacción por recibir este reconocimiento “que dice que todas esas horas en la soledad y en la duda tienen una recompensa, que es saber que alguien que ha leído el libro, recibe una idea nueva”.

Desde temprano Gioconda Belli se sentía algo inquieta el pasado 3 de noviembre; supuso que se debía al aniversario de la muerte de su padre, pues en su interior tenía ganas de llamarle como lo hacía cuando él vivía.

Por eso le sorprendió que sonara el teléfono y todavía más escuchar a Nubia Macías, directora de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, felicitándola por haber obtenido el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, reconocimiento que le fue entregado ayer en el Auditorio Juan Rulfo, el más importante escenario en el recinto ferial de esta cita con las letras.

"Fue como si mi papá me estaba mandando un regalo. Entonces, este premio tiene para mí este mensaje de mi viejito; es como un guiño desde la única eternidad en la que creo, que es la eternidad del amor", advirtió la escritora nicaragüense tras recibir el reconocimiento de manos del rector de la Universidad de Guadalajara, Marco Antonio Cortés Guardado.

Manifestó su beneplácito por haberse hecho acreedora a este galardón: "Creo que para todo escritor un premio como éste, representa un reconocimiento que dice que todas esas horas en la soledad y en la duda, porque uno nunca sabe lo que le va a salir, tienen una recompensa que es saber que alguien que ha leído el libro, recibe una idea nueva, esta visión nueva del mundo, que uno quisiera imprimirle a lo que uno hace".

Añadió que los libros son aventuras de la imaginación y el gran reto de los escritores es hacer que la simple tinta y papel se conviertan en un instrumento que pueda trasladar al lector en un viaje dentro y fuera de sí mismo.

Así, el reconocimiento que el jurado (integrado por Margarita Valencia, Eduardo Antonio Parra y Martha Cerda) a El infinito en la palma de la mano, significa que la obra ha alcanzado su objetivo y su razón de existir.

A continuación, detalló ante los presentes -una inmensa mayoría de mujeres- algunos elementos de su novela; además de algunas similitudes entre Sor Juana y Eva, una de las protagonistas de El infinito en la palma de la mano.

En esta novela, galardonada doblemente este 2008, Belli apuntó que busca reivindicar "la curiosidad femenina que tuvo Eva al probar el fruto prohibido", acto al cual debe agradecerse el origen de la humanidad; tema abordado a profundidad en la obra.

Fuente: EFE / AFP / dpa

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|05:44
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|05:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes