Acusan al padre de los niños cordobeses de matarlos a martillazos

El tráfico hecho ocurrió en la localidad de Icho Cruz. El hombre está detenido e imputado de "homicidio agravado por el vínculo". Al parecer, el hombre había advertido a su ex mujer lo que iba a hacer.

Dos hermanos de dos y cuatro años fueron encontrados brutalmente asesinados hoy en la localidad cordobesa de Icho Cruz, y por el hecho fue detenido el padre de los pequeños, quien fue sorprendido con la ropa manchada de sangre y habría actuado por despecho.

El hallazgo de los cuerpos se produjo alrededor de las 11:00, cerca del arroyo Las Jarillas, a pocos metros del lugar en el que fue sorprendido el padre de los menores, identificado como Ariel Liendo, de 25 años.

En la casa del detenido fue hallado cerca de rastros de sangre un martillo de carpintero que seria el arma homicida, aunque todavía restan los resultados de las pericias correspondientes.

Liendo se había llevado a los chicos en una visita programada y debía devolvérselos anoche a su madre, de quien se encuentra separado.

El caso había cobrado dramatismo cuando, tras la denuncia de la mujer, la Policía halló manchas de sangre en un colchón de la casa del sospechoso, y la moto de su propiedad abandonada en un campo de la zona.

Según trascendió, Liendo también había dejado en el lugar dos cartas dirigidas a su ex mujer.

En una de ellas le habría dicho: "Si querés volver a ver a tus hijos, los vas a ver en el cielo", de acuerdo con la información difundida por la radio Cadena 3.

En las misivas, el joven culpaba por su terrible decisión "al mal actuar" de la madre de los nenes, a quien quería recuperar a toda costa, según reveló el padre del detenido.

El hallazgo de esos elementos en la casa de Liendo, desencadenó un intenso rastrillaje policial, que finalizó cuando se detuvo en primer lugar al joven, con las ropas ensangrentadas.

El trágico desenlace, a unos 9 kilómetros de la ruta provincial 14, en una zona de casas de veraneo y canteras, le puso fin a los intensos rastrillajes que desde anoche venían realizando efectivos de la Policía y Bomberos Voluntarios, junto a vecinos de la zona.

Tras conocerse la muerte de los chicos, tanto su madre como la abuela materna sufrieron un shock nervioso y debieron ser asistidas en un centro de salud de la zona.

”Están destrozados los dos chicos. Al más grande lo vi. Está sin la cabeza, y al más chiquito no me lo dejan ver, pero también está destrozado", fue el desgarrador testimonio que brindó el abuelo materno de los niños, Julio Guzmán.

Por la mañana, en diálogo con la prensa, el padre del joven había deslizado la posibilidad de que se produjera la tragedia, a la que vinculó con el despecho que sentía su hijo tras la separación.

"Un poco le puede haber afectado la separación, porque él quería mucho a la chica. Había hablado de hacerse daño, pero nunca de hacerle daño a los chicos", explicó el hombre.

El detenido quedó a disposición el fiscal Ricardo Mazuchi, que lo imputó por "homicidio culposo agravado por el vínculo".
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 18:17
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 18:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes