Deportes

Riquelme podría declarar mañana ante la Justicia

El jugador de Boca increpó a un hincha tras convertir el segundo gol a Racing. Ahora debe ir a Tribunales ya que se lo acusa por "presunta incitación a la violencia".

Juan Román Riquelme deberá presentarse mañana por la mañana ante la Justicia, donde será indagado por la fiscal María Florencia Zapata ante la supuesta comisión de incitación a la violencia y alteración del normal desarrollo de espectáculos deportivo.

Cuando el volante xeneize convirtió el segunto gol, salió corriendo hacia un sector determinado de la cancha, señaló hacia un palco, y le empezó a decir a un joven simpatizante: "gritalo ahora, gritalo", con insultos incluidos, según reveló en aquel momento un cronista de la televisión.

El jugador se expone ahora a una sanción, consistente en una multa, pena de arresto o bien una "solución alternativa" como la probation.

En la fiscalía se negaron a precisar el día y la hora de la audiencia al admitir que "podría verse alterado" el lugar ante la eventualidad de la presencia de simpatizantes que vayan a apoyar a Riquelme.

Asimismo, otras fuentes señalaron que la audiencia sería "mañana por la mañana", en las oficinas de la fiscalía 9 porteña, en el edificio de Combate de los Pozos 155.

"No hice nada malo"

Ayer, Riquelme había asegurado: "voy a decir lo mismo que ahora. No hice nada malo". El habilidoso volante afirmó que "en el país hay cosas mucho más importantes", al referirse a la sanción que recibiría por supuesta incitación a la violencia.

"Esto es una boludez", afirmó el futbolista, y añadió que "me da risa cuando se habla de una sanción".

"La verdad es que el chico estaba un poco nervioso, sacado. Insultó a todos los jugadores de Boca, se agarraba los testículos...", expresó el jugador.

Asimismo, advirtió en declaraciones un canal de cable que "nadie tiene derecho a insultar como lo hizo este chico, por más que vaya al lugar más caro de la cancha, se supone que es hincha de Boca".

"En el país hay cosas mucho más importante, a mí secuestraron un hermano (Cristian) y no pasó nada...", añadió.

Por su parte, el joven -llamado Agustín Pozetti- sostuvo que Riquelme "malinterpretó" sus gestos, ya que solamente le dio
"aliento a los jugadores".

Además, confió que "si a Riquelme le molestó lo que dije, le pido disculpas".

El festejo de Riquelme se complicó cuando algunos ocupantes de la zona de palcos se fueron sobre el muchacho apuntado por el
futbolista con intenciones de agredirlo.

En ese punto, el jugador se apartó de la cuestión y comenzó a festejar el gol con sus compañeros, mientras que el chico (de 21 años) terminó retirado del lugar por personal policial.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|01:09
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|01:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic