Andrea Palladio, el arquitecto renacentista, 500 años después
Por Hanns-Jochen Kaffsack / dpa

Los apasionados de las obras maestras de la arquitectura, ya sean elegantes palacios, villas campestres o iglesias, deberían acercarse a la región del Véneto, en Italia, donde se pueden encontrar desde hace siglos. El hombre que ha dado lugar a todo ello, que ha servido de ejemplo y modelo a generaciones de arquitectos es Andrea Palladio, nacido un 30 de noviembre de hace ahora 500 años, en la ciudad de Padua

La obra de Andrea di Pietro della Gondola, conocido como Andrea Palladio, creó escuela, el palladianismo, un estilo en el que las formas clásicas, de clara armonía, se conjugan en completo equilibrio con columnas y frontones con aspecto de templos antiguos. Palladio tuvo una gran incidencia en numerosos artistas y dejó un enorme legado para el arte de la construcción. Su recuperación de la arquitectura que se realizaba en la era clásica dio la vuelta al mundo.

Y aunque sólo exista un vago interés en los edificios religiosos, que Palladio estiliza con columnas, capitales y bases adornadas, apenas se consigue apartar la vista de ellos. En una visita a Venecia resulta imborrable la impresionante cúpula en San Giorgio Maggiore, frente a la plaza de San Marcos, al igual que la impetuosa iglesia de Il Redentore, en la Giudecca, que comenzó a construirse en 1576 y está considerada por muchos como la iglesia más perfecta que diseñó Palladio.

El visitante topa en Vicenza con el Palazzo della Ragione, dotado de las ventanas típicas venecianas que le hicieron famoso o con su mansión La Rotonda, un ejemplo y modelo de su arquitectura para residencias campestres.

“Tal vez la arquitectura nunca impulsó tan alto su suntuosidad”, afirmó entusiasmado Johann Wolfgang von Goethe. Y esta afirmación todavía no ha sido rebatida. Aun cuando nunca llegase a diseñar fuera de su país, su influencia se puede rastrear desde Londres a Varsovia, o de Amsterdam hasta Estocolomo, así como en otras ciudades europeas. A ello contribuyó que Palladio dejara por escrito su pensamiento y sus creaciones en I Quattro Libri dell’Architettura.

Escalera oval de Andrea Palladio en el Castillo del Duino.

Primero trabajó como picapedrero y escultor en Vicenza, pero el filósofo y poeta Gian Giorgio Trissino intuyó el talento del joven y le dio el nombre de Palladio, al parecer evocando a la diosa griega Palas Atenea, la diosa de la sabiduría.

Estudió matemáticas, los clásicos y viajó a Roma, entre otros destinos. Palladio tenía 32 cuando comenzó a ser reconocido en Vicenza como arquitecto genial y versátil. Centrado en las proporciones de la naturaleza y en los ideales clásicos diseñó villas de campo y jardines, puentes, palacios estatales e iglesias. Palladio estaba en camino de convertirse en el arquitecto más importante del Renacimiento en el norte de Italia.

En Venecia, sin embargo, este hombre que consiguió crear lo que se puede denominar como el primer estilo internacional, no tuvo demasiada suerte. Descartaron su ambicioso diseño para un nuevo puente de Rialto, sobre el canal Grande, que contaba con frontones de templo y columnas corintias. Se impuso una variante de su rival Antonio da Ponte.

Y cuando propuso una nueva construcción para el palacio de los Doges, que había sido devorado por las llamas, en la plaza de San Marcos se acabaron imponiendo también las fuerzas conservadoras.

Vicenza honra actualmente su ciudadano más ilustre y padre de la arquitectura neoclásica con una gran exposición con motivo de su 500 aniversario. El arquitecto estrella del Renacimiento murió el 19 de agosto de 1580 en Vicenza.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
23 de Abril de 2014|13:58
1
ERROR
23 de Abril de 2014|13:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"