Deportes

Un buen sorteo para Los Pumas, pero no hay que confiarse

El seleccionado argentino de rugby quedó emparejado con Inglaterra y Escocia en la misma zona del mundial de Nueva Zelanda en 2011. Si bien son rivales que no están en su mejor momento, hay que respetarlos para evitar sorpresas desagradables, como ocurrió en la Copa Davis.

El simple hecho de no tener que abrir la Copa del Mundo enfrentando al país organizador (que en este caso hubiera sido un desastre), o tener que lidiar una vez más con Irlanda, ya son un buen augurio para la performance argentina en la próxima Copa del Mundo que se disputará en Nueva Zelanda, en 2011.

Claro que si se quiere cometer el peor de los errores, ese sería subestimar el poderío de rivales del fuste de Inglaterra y Escocia.

Es cierto que Inglaterra no atraviesa su mejor momento, con un recambio importante que incluyó entrenador; mientras que Escocia, no le ganaba a Los Pumas hacía más de 18 años, hasta que este año rompieron la “maldición”.

Los ingleses sólo enfrenaron a la Argentina en la etapa clasificatoria del Mundial de Sudáfrica, en 1995, donde Los Pumas jugaron bien, pero perdieron 24 a 18. Con Escocia se cruzaron en Francia 2004, por los cuartos de final, que terminaron en victoria argentina por 19 a 13, en un partido más ajustado de lo que se esperaba.

Esta vez, después del histórico tercer puesto conseguido en Francia 2007, Los Pumas no cargarán con el cartel de formar parte del “grupo de la muerte”. Ese esquivo mote quedará para cualquiera de las otras zonas con mayor paridad, puesto que Nueva Zelanda tendrá a Francia y Tonga; Australia, a Irlanda e Italia; y Sudáfrica a Gales y Fiji.

Por el lado de Argentina, aún restan definirse un par de lugares, denominados hoy Europa 1 y Repechaje. Si bien, aún es prematuro hacer futurología, en la última Copa del Mundo, los más destacados en Europa (fuera de las potencias del Seis Naciones), Rumania y Portugal podrían ser dos serios aspirantes a ocupar el lugar para el mejor ranqueado del Viejo Continente; mientras que en el repechaje, el abanico se abre aún más y podría aparecer alguna sorpresa como Uruguay o España.

Por lo pronto, Argentina tiene que pensar más en Argentina que en sus rivales. Y si una lección dejó la última eliminación en la final de la Copa Davis, es que los triunfalismos deben ser desterrados en el deporte argentino.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|06:31
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|06:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic