Deportes

El vestuario de Murialdo era pura felicidad

Los camarines del campeón se mostraron exultantes una vez obtenido el logro máximo que otorga el campeonato de la Liga Mendocina.

Finalmente el fútbol mendocino tiene a su mejor equipo del año 2008. Leonardo Murialdo gritó campeón en el estadio Malivinas Argentinas, bajo una copiosa lluvia y con el aliento de las 100 personas que bancaron al conjunto de Villanueva.

De fondo en la postal, se apreció a miles de hinchas de Huracán frustrados por el resultado definitivo.

Entre festejos, dedicatorias y vueltas olímpicas, los representantes del Canario, dialogaron con la prensa. Lógicamente la palabra más esperada por los grabadores de los periodistas, era el mentor y guía de la hazaña Canaria, Juan Pablo Videla: “Esto fue un arduo trabajo de convencimiento con los chicos, sabíamos que en una final puede pasar cualquier cosa y por suerte se nos dio este logro a fin de año y cerramos un 2008 espectacular”, fue su primera respuesta. Luego agregó: “Había que ganar como sea, estoy muy contentos por los chicos que jugaron bien, Huracán fue un rival muy duro, se pudo ganar y en el apertura se le ganó a 150 personas, hoy se le ganó a más de 5 mil personas”.

El Pollo resaltó la actitud de sus dirigidos y el aliento de sus hinchas: “Se jugaron la vida mis muchachos, pero lo importante fue darle esta gran alegría a la gente de Villanueva que siempre nos acompañó. Logramos formar un gran y lindo grupo, los chicos que pude elegir más los de inferiores que logramos acoplar, demostraron que son los mejores de Mendoza”.

El final fue muy vertiginoso y parecía que Huracán lo empataba, por eso los gritos desesperados de Videla en los últimos minutos: “No teníamos que bajar nunca los brazos, y más en el final, les dije a los chicos que estuvieran concentrados, que mantuvieran la calma y que jueguen permanentemente y quedó demostrado”., manifestó el técnico mendocino del año.

Respecto a los incidentes en el final: “Lamentablemente tuve un inconveniente en el final, pero no pasó a mayores, le dije a mi vieja que estaba todo bien”, aclaró el adiestrador.
Por último, el Pollo fue sintético al consultarle las claves de su equipo campeón: “La verdad que mis jugadores siempre fueron una fiera, huevo garra y corazón”.

Marcos Olivera: “Esto no es una sorpresa”

El volante fue el punto más alto del equipo campeón y entre cánticos de festejo, verbalizó su alegría: “Ahora más que nunca dale campeón y ahora más que nunca esta alegría, creo que la gente de Villanueva vio a un equipo que fue más que el poderoso Huracán”. “Esto no es sorpresa,  porque sabemos el grupo que tenemos, la calidad de gente que tenemos y por eso creíamos y teníamos fe de que íbamos a conseguir este resultado. Se sufrió mucho. Es normal por ahí que por la presión, nos hayamos tirado para atrás, pero este equipo siempre fue para adelante y hoy quedó demostrado”.

Matías Minich “Esto es para toda la gente que nos apoyó”

Apenas arrancado el complemento, Murialdo golpeó duro al Globo, tras el gran cabezazo de Matías Minich, delantero y campeón, su papel en el segundo tiempo fue importante: “Ahora Murialdo tiene una estrella para lucir arriba de su escudo, porque ganamos la final en buena ley y cerramos un gran año”. “Se sufrió mucho, creo que jugamos uno de los peores partidos, pero fuimos contundentes, las finales son así, los goles se hacen no se merecen”.

“Fue un lindo gol, el salto y todo, cuando caí no sabía si había entrado o no, pero vi que todos mis compañeros vinieron a festejar, así que contentísimo”. “Esto es para toda la gente que siempre nos siguió, Murialdo es un equipo que no tiene tanta trascendencia pero en los últimos años ha venido creciendo y eso se vio hoy”.

Maurico Molina “Se lo dedico a mis viejos y a mi hermano”

El ex Atlético Argentino, se acordó de su familia en el festejo, por eso nombró a sus padres y a su hermano fallecido:”Haciendo un análisis general, Murialdo fue el mejor, porque ganamos el apertura y en el clausura se nos escapó por errores propios, tuvimos muchos altibajos, lesionados, expulsados, pero sin embargo trabajamos duro para llegar bien a este partido”.

“No se que pasó en el final, yo a Damián (Alvarado) lo quiero mucho, por ahí la calentura del momento y la gente que impulsaba, pero yo lo respeto mucho, fue una mezcla de todo”. “La verdad que esto es todo muy lindo, la lluvia, la gente, es todo muy especial, yo trabajé mucho para esto, por ahí soy un jugador un poco grande, pero yo perdí un hermano jugando al fútbol y lo recuerdan mis viejos hace una semana y esto es para ellos”.

Roberto Vera “Sin dudas fuimos los mejores del año”

El petiso, siempre desequilibrante, aseguró que Murialdo fue el mejor equipo de la temporada 2008. Al final se lo vio muy enojado por los incidentes en la platea: “Somos justos campeones, esto no es casualidad porque salimos primeros y terceros y hoy ratificamos que fuimos los mejores del año, lamentablemente se opacó en el final, pero ahora vamos a festejar todos, porque somos nada más que veinte todos los que estamos acá, no hace falta ser 5 mil personas para ser campeón”.

“Yo me exalté en el final porque me preocupé porque mi señora y mis hijos estaban en la platea y no puede ser que pase esto cuando se viene a jugar al fútbol, pero más allá de eso, somos justos campeones y ahora a disfrutar”.

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|05:56
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|05:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic