Deportes

Alerta por el consumo de viagra en el deporte

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA-WADA) continúa estudiando si el viagra, la píldora contra la disfunción eréctil masculina, puede ser considerada una sustancia prohibida en el deporte de alto rendimiento.

Así lo informó la Secretaría de Deporte de la Nación, que precisa a través de un comunicado que el viagra, nombre con el que se conoce en realidad al citrato de sildenafil, trabaja suprimiendo una enzima que regula el flujo de sangre y permite que los vasos sanguíneos se relajen y dilaten.

"En el caso de los atletas, un incremento en el bombeo de sangre por parte del corazón y un transporte más eficiente de sangre oxigenada a los músculos podría incrementar el desempeño. El efecto que podría darse con el viagra sería similar al del
entrenamiento en altura", se aclara.
  
El Secretario de Deporte de la Nación, Claudio Morresi, participó en Montreal de la Asamblea de la Agencia Mundial Antidoping y destacó que en el país se continúa con la lucha contra el dopaje.
  
"Argentina sigue firme luchando contra un flagelo como el doping, que tanto mal le hace al deporte", resaltó el secretario de Deporte de la Nación y Presidente del Consejo Sudamericano del Deporte, Morresi, quien representó al país y a América del Sur en la Asamblea.
  
Además, la AMA-WADA firmó un convenio con INTERPOL, que ayudará en las áreas de recogida de pruebas y en el intercambio de
información.
 
Así, dice el comunicado de la Secretaría, "la lucha en contra del doping se extiende no sólo al control y persecución de los atletas, sino también a sus proveedores y al tráfico ilegal de las drogas".
  
La noticia del viagra sorprende de por sí dado que cualquiera entiende que se trata de un medicamento para hombres mayores, debido a que el problema de disfunción eréctil suele ocurrir en ese margen de edad.
  
Sin embargo, en ámbitos deportivos –fundamentalmente en los de los individuales- suele comentarse que internacionalmente se llegó a probar hasta con medicación veterinaria o "anti-sida" con la finalidad de encontrar alguna sustancia que ayude a mejorar las performances y que no este contemplada como prohibida.
  
En cuanto al viagra, hay jóvenes que admiten, a veces un poco en broma otro poco en serio, que probaron la sustancia con la finalidad de afrontar en mejores condiciones noches amorosas,  pero si esas personas también son deportistas, no ocultan que intentaron verificar si la sustancia mejoró su condición.
  
La proliferación de vitaminas o productos farmacéuticos ampliamente promocionados en las últimas décadas instauró una suerte de cultura de la suplementación en ámbitos deportivos -De hecho, la automedicación también es norma- en el ámbito deportivo y hoy por hoy, siempre se busca algún "combustible" adicional, al menos dentro de lo que es legal o de venta libre.
  
Al mismo tiempo, el deportista desconoce qué sustancias figuran en los listados de medicamentos prohibidos y cuáles no, lo que ha llevado a algunos consagrados a ser víctimas de no pocos dolores de cabeza.
En Imágenes