Deportes

Thorburn conduce a Estados Unidos hacia un futuro sobresaliente

Peter Thorburn fue elegido para ser el entrenador y seleccionador del equipo de Estados Unidos con el primer objetivo de conseguir la clasificación a la IRB Copa del Mundo. Una vez superado, con creces, el primer paso, el neozelandés se aprestó para su nuevo blanco: Francia 2007.

Thorburn llegó a su nuevo equipo gracias al programa de desarrollo de equipos de la IRB. Alam Solomons, representante de la entidad madre del rugby, fue el encargado de convencerlo, cuando él estaba casi retirado de la actividad. "Acepté porque me gustan los desafíos. Y es un buen desafío tratar de ayudar al crecimiento con mi contribución", explica.


El neozelandés sabe que no le será nada fácil ayudar a despertar al gigante dormido del rugby. "Primero hay que crear una liga profesional en el país para motivar a nuevos jóvenes a jugar al rugby. No podemos seguir yendo a los mundiales con cinco profesionales en el equipo y enfrentar a Tonga, por ejemplo, que tenía 18 profesionales de los 22".


"Lo mismo debería hacer Argentina (crear una liga profesional). Y unir a los países de América en un torneo para que los jugadores no se vayan del país y puedan participar de alguna competencia internacional fija. Mis jugadores tienen seis o siete partidos competitivos por año. Es por eso que necesitamos que se implemente un sistema para que se juegue rugby en las preparatorias y universidades", continúa.

Pero inmediatamente surge la pregunta: ¿Cómo hacer más popular el deporte en Estados Unidos?


"Con la televisión", responde el sexagenario. "Kevin Roberts, el presidente de USA Rugby, está muy bien conectado con algunos multimedios. Y además se que les va a encantar a los estadounidenses. Ellos aman la potencia física, la rudeza, la acción y las diferentes habilidades. Si lo ven por primera vez, y esto me consta, les encanta", profundiza Thorburn.


Los deportes más populares en el país de Norteamérica (básquetbol, fútbol americano, hockey sobre hielo y béisbol) tienen todo lo que dice el neozelandés pero además cuentan con pausas constantes. "Antes el rugby tenía un entretiempo de tres minutos y se pasó a diez por las publicidades. El juego cada vez es más rápido y no falta mucho para que haya otra pausa igual cada 20 minutos", razona.


Más allá de la difusión, Thorburn sabe que el estadounidense es un público especial. "Le gustan los ganadores. Por eso es importantísimo tener un buen rendimiento en este Mundial", profundiza el ex seleccionador de los All Blacks.


Su trabajo puede ayudar pero tiene un límite. "Buenos jugadores crean entrenadores pero buenos entrenadores no pueden mejorar a los jugadores. Si aparece el dinero, todo va a funcionar pues la plata es el combustible que mueve la rueda del rugby".


Peter entiende que no durará por siempre la posibilidad de que el rugby crezca en Estados Unidos. "Siempre ha sido el gigante dormido. Yo creo que despertará antes de los próximos cinco años y en ocho estará en el Tier One (diez mejores equipos del Mundo). Si no lo hace, seguirá dormido por siempre".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|02:37
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|02:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic