Argentina podría ser exportadora de molinos de vientos

La idea se planteará en el próximo congreso de la Asociación Mundial de Energía Eólica que se desarrollará en Mar del Plata.
Hoy nuestro país cuenta con sólo 10 parques eólicos que producen un poco más de 27 megavatios pero podría convertirse en fabricante de molinos de viento

En el marco del el 6° Congreso y Exposición de la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA) que se desarrollará desde el 2 al 4 de octubre en Mar del Plata, el tema de la producción de energía eólica vuelve a tomar importancia.

 

Para el doctor Erick Spinadel, presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica y vicepresidente de la Asociación Mundial de Energía Eólica, la instalación de 300 megavatios eólicos, en la costa bonaerense y en algunos sitios de la Patagonia, podría hacer que Argentina generara entre 6000 y 15.000 puestos de trabajo.

 

La industria a nivel mundial mueve alrededor de 80.000 millones de dólares anuales pero en nuestro país el desarrollo aún es muy pobre, sobre todo teniendo en cuenta la fuerza de los vientos patagónicos, los cuales podrían ser aprovechados para generar una energía limpia y renovable.

 

En este momento en Argentina hay diez parques tecnológicos, ubicados en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly (Chubut); Claromecó, Darregueira, Mayor Buratovich, Punta Alta y Tandil (Buenos Aires); Cutral Có (Neuquén), General Acha (La Pampa) y Pico Truncado (Santa Cruz).

 

La velocidad anual del viento en Santa Cruz, en Pico Truncado, por ejemplo, es 1,7 veces mayor que en el estuario del Elba, uno de los lugares más ventosos de Alemania.

 

La idea de los promotores del evento de Mar del Plata es que Argentina se forme como país fabricante de molinos de viento, y no sólo un productor de este tipo de energía.

 

Empresas como Impsa e Invap están interesadas en desarrollar turbinas, lo que implica contar con personal especializado, porque aseguran que un molino de viento debe resistir el uso de 114 mil horas (mientras que un auto debe hacerlo 3 mil).

 

Según datos de AAEE, la industria eólica mundial viene creciendo entre un 25 y un 31% anual acumulado desde hace tres décadas y genera 250.000 puestos de trabajo experto.

 

El problema radica en que las empresas extranjeras no invierten en nuestro país debido a las bajas tarifas eléctricas y prefieren hacerlo en Brasil, donde el negocio es más rentable.

 

Por otro lado, la Cámara Argentina de Generadores Eólicos (CADGE) se propuso en el 2004 desarrollar un programa de desarrollo de 300 MW para el año 2007, que generará una masa crítica que permitirá integrar del viento en la matriz energética, un suministro eléctrico seguro mediante la diversificación de las fuentes.

 

Asimismo, este proyecto prevé la generación de energía limpia y renovable, el uso de tecnología probada en el país, la investigación y especialización junto con el desarrollo industrial y empleo.

 

Hace cuatro años, Argentina presentó en Alemania un documento donde se comprometía ante la comunidad internacional a generar para el año 2013 el 8% de su energía eléctrica a través de fuentes de energía renovable. Plan que todavía no cumple pero podría llegar a completarlo con el apoyo suficiente.

 

El primer instrumento de promoción de la energía eólica en nuestro país se obtuvo en el año 1998 mediante la Ley Nacional 25.019, denominada “Régimen Nacional de Energía Eólica y Solar”.

 

Esta ley otorgaba medidas básicas que estimulaban inversiones para la incorporación de la energía eólica en el mercado. Su principal mecanismo promocional es el pago de un adicional por kWh generado, que en el momento de la sanción de dicha ley incrementaba la remuneración de los generadores eólicos en 1 centavo por kWh, casi un 40% del precio de mercado por ese entonces.

 

Para CADGE, la Ley Nacional 25.019 fue reglamentada con enorme atraso a finales de 1999 y recién estuvo operativa a mediados de 2001. “Esta demora en la puesta en marcha de la Ley ha evidenciado falta de compromiso del sector público con el desarrollo eólico, provocando incertidumbre en los inversores respecto de la estabilidad de la ley”, afirman.

 

Este proyecto de producción de 300 MW se presentó en el 2004, y de haberlo implementado a tiempo, seguramente estaríamos hablando de crisis energética, pero a niveles mucho más controlables. En ese año, se instalaron 900 kw y en el 2005, dos generadores de 600 kw, pero desde entonces no se han producido novedades de nuevas plantas.

 

Según los datos de la organización, Argentina cuenta con una potencia total instalada de un poco más de 27 megavatios en todo el territorio, que se limita la decena parques eólicos distribuidos en Buenos Aires y la Patagonia. Para hacer una comparación netamente numérica, Alemania tiene 21.000 megavatios instalados, mientras que España y Estados Unidos 12.000 cada uno.

 

Energía eólica para zonas marginadas de la provincia

En Mendoza, la Matriz Energética presentada por el gobierno incluye la colocación de cuatro parques eólicos, los cuales abastecerían a regiones alejadas como Polvaredas, Las Cuevas, Malargüe y Punta de Vacas, todas aquellas que en este momento utilizan generadores a gasoil.

 

Estas zonas resultaron elegidas de un estudio realizado por el Instituto Regional de Estudio Sobre Energía (IRESE) de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Mendoza con datos de velocidades de vientos medidos por el Servicio Meteorológico Nacional y valores calculados a través de programa informático “S.I.G. Eólico” del Centro Regional de Energía Eólica (CREE).

 

En definitiva, el desarrollo de la energía eólica, o mejor dicho, de la energía renovable no ha sido tenida en cuenta en Argentina.

 

Hablar de un desarrollo de la industria y de la posibilidad de que Argentina se convierta en un país proveedor de tecnología es una oportunidad que no puede dejarse de lado y que podría traer soluciones, no sólo a apalear la crisis energética sino para generar un nuevo polo de desarrollo de la tecnología.

Opiniones (5)
25 de septiembre de 2017 | 16:42
6
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. cuanto cuestan los molinos de viento: 25.000, 30.000 ó 60.000 dólares? Mi amigo el eeeeeoouuuugggghh!!!!! dice que salen 25.000 ustedes que opinan
    5
  2. Ahh! Si ponen molinos de viento en Mendoza you quiero ser la "Qijota" cuyana.
    4
  3. Ahhh... que lindo va a quedar Polvaredas llena de molinos... pero, no levantaran mucho polvo?
    3
  4. Ojala la Argentina se dedicase a producir tecnologia d este tipo y no a exportar vacas enfermas.
    2
  5. Cuando yo era chicuitito mi papa me compro un molino de viento, de esos que los soplas y giran vistes?
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'