El Estado Nacional gastará un 28% más en subsidios

Según una nota publicada en el diario La Nación de hoy, el gobierno nacional prevé gastar 16.433 millones de pesos para sostener empresas públicas, privadas y fondos fiduciarios en el 2008. Así lo indica el proyecto de presupuesto para el año próximo.

El dinero estatal se destinará mayormente para controlar los precios y enfrentar la crisis energética.

A partir de la presentación del Presupuesto 2008 se desprende que los subsidios que otorga el Estado nacional aumentarán el año próximo un 28%, de los $ 12.834 millones del 2007 a los 16.433 millones. Esto incluye subvenciones tanto a empresas privadas y estatales y a fondos fiduciarios. Así lo afirma una nota publicada hoy en el diario La Nación.

Afirman que el Gobierno resignará a través de subsidios indirectos o descuentos impositivos, otros 19.843 millones de pesos, un 14,4% más que este año.

“Las 29 empresas públicas que subsidian, algunas de ellas en liquidación, perderán 466 millones de pesos, pese a los subsidios que reciben. Sin embargo, gran parte de ese rojo se justifica en inversiones para contrarrestar la crisis energética. Otra parte importante de los subsidios se destinarán, igual que ahora, a mantener quietas las tarifas de servicios públicos y a contener el alza de precios en algunos alimentos de consumo masivo”, dice el artículo.

En total, son nueve las actividades que recibirán los subsidios el año próximo.

El Estado entregará $ 8720 millones en subsidios para gastos corrientes a empresas privadas, un 16,9% más que en 2007, donde se incluye las transferencias a la mixta Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para "mantener la estabilidad tarifaria", a los concesionarios ferroviarios para que tampoco aumenten el boleto, a las petroleras para que no se encarezca la garrafa social o el gasoil para los camiones y a los productores agropecuarios, frigoríficos, industrias lácteas y otros fabricantes de alimentos para que también sostengan los precios sin cambios.

Las empresas privadas percibirán además un 29,4% más de dinero para inversiones: $1494 millones, que abarca las concesionarias de trenes metropolitanos.

Para las empresas estatales se ha destinado $ 2169 millones para gastos corrientes, lo que supone una fuerte alza del 42,1%. Entre las que se encuentran Agua y Saneamientos (475 millones); Enarsa (850 millones); el portal Educ.Ar (13,9 millones); el ferrocarril Belgrano (85 millones); Lafsa, (3 millones); Canal 7 y radio Nacional (192 millones); Télam (44 millones) y Yacimientos Carboníferos Río Turbio (122 millones).

En inversión, las compañías públicas se llevarán 1.803 millones de pesos, un 377,3% más que el año pasado, sobre todo para atender la crisis energética. “Es decir, este tipo de subsidios casi se cuadruplicará para que Enarsa comience a construir el Gasoducto del Nordeste; Nucleoeléctrica modernice la central atómica Atucha I y reanude la obra de Atucha II; Yacimientos Carboníferos Río Turbio levante una central a carbón, y AySA levante una planta potabilizadora, una de pretratamiento de líquidos cloacales y el sistema cloacal del Riachuelo. Estos fondos también incluyen el plan de reequipamiento de Canal 7 y radio Nacional”, dice La Nación.

Pero asimismo aseguran que pese a las subvenciones, las firmas estatales arrojarán una pérdida total de 466 millones de pesos.

“El mayor rojo se registrará en Nucleoeléctrica, por las inversiones en Atucha I y II que explota esa empresa. También perderán Construcción de Vivienda para la Armada (Coviara), Enarsa (también por las inversiones), el Sistema de Medios, Télam y Río Turbio”.

Pero por otro lado, en el 2008, serán rentables sin subvenciones la Administración General de Puertos, el Correo, la fabricante de pilas para centrales nucleares Dioxitek, la Empresa de Cargas Aéreas del Atlántico Sud (Edcadassa), Innovaciones Tecnologías Agropecuarias (Intea), la empresa de atención de aviones en tierra Intercargo, Lotería Nacional, la radio LT 10 de la Universidad del Litoral, el Polo Tecnológico, Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio (socia en la mina Bajo la Alumbrera) y la empresa de lanzamientos satelitales Veng.

Asimismo, los fondos fiduciarios y otros entes del sector público obtendrán subsidios para gastos corrientes por $ 1859 millones, un 18,5% más que en 2007; principalmente para que las empresas de transporte no aumenten el boleto. Una mínima porción irá a la promoción tecnológica y del software, la recuperación de la actividad ovina y al sistema de transporte de la central hidroeléctrica Yacyretá.

Para inversiones, los fondos fiducarios recibirán un 47,9% menos que en el 2007, lo que supone un resultado final de 388 millones de pesos. Estos fondos irán a la ampliación del sistema de transporte eléctrico federal.

Para el Instituto Nacional del Cine, se destinarán subsidios por 77,9 millones de pesos.

Sumado a los subsidios directos, el Gobierno también entregará subvenciones indirectas a través de descuentos impositivos por 19.843 millones de pesos, un 14,4 % más que en 2007.

“Esas rebajas tributarias beneficiarán a los inversores en títulos públicos (el Estado dejará de recaudar 2112 millones de pesos), ahorristas bancarios y en obligaciones negociables (885 millones de pesos), jueces (194 millones), clientes de la medicina prepaga (255 millones), empleadores (2110 millones), empresas beneficiarias de la promoción industrial (612 millones), de la promoción minera (797 millones) y de la promoción de Tierra del Fuego (1776 millones), fabricantes nacionales de maquinaria (761 millones), productores de software (101 millones) y hasta empresarios jóvenes (7 millones)”, dice La Nación.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 06:46
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 06:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México