Un hombre abusó de una menor tras secuestrarla en Capital

La víctima se encontraba en la puerta de un banco cuando apareció un sujeto a bordo de un vehículo. La apuntó con un arma de fuego y obligó a subir al auto. Comenzó a dar vueltas hasta que detuvo su el coche y abusó de la menor, quien debido al shock no pudo precisar en qué lugar se produjo el ataque.

En las calles del centro mendocino comenzó, para una joven de 17 años, una odisea que finalizó en un abuso sexual. La menor fue sorprendida por un automovilista que sacó un arma de fuego, la amenazó y obligó a subir al vehículo. La llevó hasta un lugar que la víctima no pudo reconocer, donde abusó de ella. Pero la menor logró escaparse luego de permanecer unos 30 minutos a merced del atacante.

El abuso fue conmocionante para la chica. Ese shock se vio reflejado cuando realizó la denuncia judicial, ya que no logró precisar hasta qué zona la llevó —su agresor— para abusar de ella. Sólo alcanzó a decir que las vejaciones ocurrieron cerca de una cancha de rugby. También indicó, no con mayores precisiones, el sitio en donde consiguió escapar: un estación de servicio.

Aunque posterior al abuso todo fue confuso para la chica, el comienzo del martirio fue relatado con detalles. Contó que minutos antes de las 8 de este martes estaba parada en la puerta de un banco céntrico cuando un automovilista se detuvo frente a ella.

El conductor abrió la puerta y la apuntó con un arma de fuego. La amenazó y obligó a subir al vehículo.

Según la jovencita, el sujeto comenzó a dar vueltas en su automóvil mientras la apuntaba con el arma. Durante el trayecto le aseguraba que si se quedaba tranquila no le sucedería nada.

Pero esto no fue así. Cuando decidió detener el auto comenzó a abusar de la menor. Fuentes policiales indicaron que no se produjo acceso carnal pero que, de igual modo, la chica estaba muy mal y no paraba de llorar por la humillación a la que fue sometida.

Cuando finalizó el ataque sexual contra la menor, arrancó el vehículo y le expresó que la dejaría en donde la encontró.

Pero, imprevistamente la aguja que marca la carga de gas en el tablero del vehículo indicó que necesitaba recargar el tubo. Por esta razón, condujo hasta una bomba de nafta, pero cuando se bajaron del rodado para que el bombista cargue el GNC la joven aprovechó para huir corriendo.

Pero aún no salía de su estado de shock, a tal punto que no “sabe en dónde estuvo y en qué estación de servicio consiguió huir”, expresó un uniformado que participó del procedimiento inicial.

Más allá de la confusión lógica provocada por un abuso sexual, la chica sí alcanzó a dar un detalle: se escapó en una estación de servicio La Jirafa.

Aunque a los investigadores de la Oficina Fiscal Nº 13 se les planteó un nuevo interrogante más: ¿A cuál de las dos bombas de nafta La Jirafa  se refiere la menor?.

Además, los pesquisas esperan que en las próximas horas la víctima amplíe su denuncia e indique en qué vehículo fue secuestrada y brinde detalles sobre su agresor.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 11:51
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 11:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México