Caso Dalmasso: culpan a los investigadores por la parálisis en la causa

El abogado del hijo de la víctima, que está imputado por el homicidio, y los representantes de la familia de Nora coincidieron en planear, a dos años del crimen de Río Cuarto, que la causa está detenido por responsabilidad de los mismos investigadores.

El defensor de Facundo Macarrón, imputado del crimen de su madre Nora Dalmasso, y el abogado de la familia de la víctima aseguraron hoy, al cumplirse dos años del homicidio que conmocionó a Río Cuarto, que la causa está paralizada por culpa de los investigadores.

"Han pasado dos años, ya se ha transcurrido el máximo legal previsto en la etapa de investigación y nos encontramos con la insólita imputación contra dos personas: Facundo Macarrón y el pintor Gastón Zárate", dijo hoy el abogado Marcelo Brito, quien defiende al hijo de "Norita".

"Hay una víctima y hay dos victimarios, pero que cada uno produjo la muerte en forma independiente y eso indica que algo no tiene sentido", expresó.

Otros de los puntos que cuestiona el letrado es que "una de las 28 muestras de sangre que tiene la Universidad Central de La Florida, en los Estados Unidos, pertenece al fiscal Javier Di Santo, lo que evidencia las cosas absurdas que han ocurrido en este proceso".

Fuentes judiciales informaron que aún se aguardan los resultados del análisis de esas muestras de piel, pelo y fluidos levantados del cadáver de la víctima y del lazo con el que la estrangularon, en los que los investigadores procuran encontrar el perfil genético del asesino.

Esas muestras fueron derivadas por los detectives del FBI a los expertos de la mencionada universidad norteamericana, quienes cuentan con laboratorios genéticos de máxima complejidad.  

"Si las cosas corren por el carril que transitan ahora, uno puede tener la certeza que no van a llegar a feliz término, ya que el elemento más importante para frustrar una investigación es el elemento temporal", opinó Brito.

"Estamos ahora frente a un crimen impune y no porque yo piense que existe el crimen perfecto, sino que existe una investigación imperfecta", concluyó el letrado.

Por su parte, Diego Estévez, abogado de la familia Dalmasso, dijo que para él la causa "está paralizada" porque los investigadores lo único que hacen por el momento es esperar los resultados de los peritos norteamericanos.

"Estamos seguros que los resultados de los análisis no van a dar un resultado positivo respecto de Facundo, con lo cual la causa va a quedar de nuevo a foja cero", indicó.

Estévez consideró que hay "dos factores que han obstaculizado" la investigación: La contaminación de la escena del crimen, lo que consideró "fortuito", y la hipótesis primaria, y para él equivocada, de que se había tratado de un crimen pasional.

"Todo el esfuerzo de la investigación, tanto a nivel policial como de la fiscalía, se concentró en que el asesino era del círculo íntimo de la familia de Nora, y para nosotros la investigación tendría que haber tenido otra óptica", sostuvo.

"Para nosotros el homicida no pertenece al círculo familiar, sino que se trata de alguien vinculado a algo que fueran tareas edilicias que se estaban realizando en la casa de Dalmasso", opinó Estévez, quien no descarta participación del pintor Zárate.

Nora Dalmasso (51) fue estrangulada el 25 de noviembre en su casa del barrio Villa Golf de la ciudad cordobesa de Río Cuarto y su cuerpo recién fue encontrado al día siguiente.

Al momento del crimen, Marcelo Macarrón, el esposo de la víctima, se encontraba en la ciudad uruguaya de Punta del este, donde disputó y ganó un torneo de golf.

La hija adolescente del matrimonio estaba en los Estados Unidos de viaje de estudio, mientras que Facundo declaró haber estado en la ciudad de Córdoba donde reside y cursa la carrera de Abogacía.

En febrero de 2007, en base a indicios y los dichos de un testigo que luego fue declarado "influenciable", el pintor Zárate -quien había trabajado en la casa de la víctima- fue detenido como autor del crimen.

Pero un día después, tras una marcha a su favor de vecinos riocuartenses, lo que se conoció como el "perejilazo", el joven fue liberado por falta de pruebas.

En julio de ese mismo año, luego de que los expertos del Centro de Procesos Córdoba (Ceprocor) hallaron un perfil genético masculino coincidente con la línea Macarrón en los rastros levantados en al escena del crimen, el fiscal Di Santo imputó del homicidio a Facundo, pero en el grado de sospechas leves, lo que le permite estar en libertad.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 19:12
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 19:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'