Mariana Juri: “Hay que invertir en la cultura”

Mientras promedia el Bafici, se anuncian nuevos concursos municipales y se ofrecen variadas actividades culturales en la ciudad, se desarrollan dos sordas batallas: la de la venta del Teatro Mendoza y la de los artesanos de la Plaza España. Mariana Juri, responsable del área en la comuna de Capital, da sus respuestas.

Mariana Juri tiene una larga y conocida trayectoria en gestiones municipales y provinciales vinculadas tanto a la cultura como al turismo. Recordemos que fue la “funcionaria estrella” como Ministra de Turismo y Cultura durante el gobierno de Julio Cobos, hasta que la interna radical entre éste y Roberto Iglesias, la obligó a tomar partido y renunció sorpresivamente.

Hoy, elegida por Víctor Fayad, se desempeña como Subsecretaria de Cultura, Turismo y Desarrollo Económico de la Municipalidad de Capital y defiende su gestión con la misma intensidad con que lo hacía entonces. También, como entonces, es aplaudida y criticada en dosis iguales por la gente de la cultura.

Y nunca como en estos días en que el anuncio de la venta del Teatro Mendoza golpeó a los artistas como un cachetazo. Esto hizo que reunieran más de 12.000 firmas de gente que “siente” esta sala como propia; que se involucrara en el tema el Secretario de Cultura de la provincia, Ricardo Scollo, enviando un pedido de declaratoria de interés patrimonial a la Gobernación, y que los artistas de Mendoza estén en estado de alerta constante hasta el martes cuando el Concejo Deliberante de Capital trate la venta del teatro.

Mariana Juri explica las causas que llevaron a la comuna a tomar esta decisión, habla del sostenido conflicto que el municipio mantiene con los artesanos de la Plaza España, y asegura que “no se puede hacer cultura sin plata”, en contraposición con lo manifestado por el gobernador Celso Jaque durante la inauguración de la Feria del Libro 2008.

- El ingeniero Daniel García Gei dijo a MDZ Online hace unos días que sólo se han hecho estudios del suelo en torno del Teatro Mendoza, pero no de la estructura. ¿Qué puede decir al respecto?

- Nosotros no vamos a entrar en polémicas profesionales. Me gustaría más bien sintetizar por qué hemos tomado la decisión de vender el teatro. Cuando nos hicimos cargo de la gestión, junto con el doctor Fayad, apostábamos a su recuperación para tener un teatro municipal como nosotros creemos que esta ciudad merece, no un teatro a medias. Consideramos que la ciudad necesita un teatro acorde con las nuevas tendencias y con una tecnología y con una puesta en valor muy interesante. Vimos que para el Teatro Mendoza no era darle una pintadita ni un arreglo. Inmediatamente encargamos un estudio a la Universidad Tecnológica Nacional que tiene un instituto especializado en temas estructurales para realizar justamente este tipo de estudios. Yo no soy una especialista en estos temas pero los estudios demuestran que el teatro se encuentra sobre terrenos inestables y que para poder darle estabilidad, para tener un teatro por muchísimos años más que es a lo que nosotros aspiramos, necesitábamos hacerle una fundación al menos a ocho metros de profundidad. Esto más el refuerzo estructural del edificio en sí mismo, más el resto de los arreglos en los sanitarios, en el acceso a discapacitados, en el sistema lumínico, nos demanda un presupuesto de aproximadamente diez millones de pesos. Con el agravante de que por las características que tiene el teatro, no podríamos darle una solución al tema de las salidas de emergencia. El teatro tiene una única entrada y una única salida. Este es un tema complejo.

- Y entonces se les ocurrió hacer el Complejo Cultural del Parque Central.

- Pensamos en el teatro que queremos y tuvimos que decidir. No nos pareció prudente invertir los diez millones de pesos en ese lugar, en un teatro que sólo puede albergar cierta parte de la actividad cultural. Esto nos llevó a priorizar otro espacio cultural mucho más ambicioso. La idea es crear un gran complejo cultural adecuado a las nuevas tendencias, utilizando a largo y mediano plazo los cuatro galpones del Parque Central, pero ya el lunes se está llamando a licitación para el primer galpón. Con dos mil metros cuadrados, con una sala multiuso, con un teatro tradicional para 200 espectadores. Esto nos ha parecido que era la prioridad. En el Concejo Deliberante están todos los informes técnicos para ser consultados.

- Dejar un teatro cerrado tampoco es una buena medida.

- No, es una mala medida por varias cosas, por la posibilidad de que haya usurpadores, por los peligros de derrumbe. Por eso, hemos propuesto vender el teatro y empezar de inmediato la construcción del complejo cultural que soñamos.

- ¿Cuál es el costo de este complejo cultural?

- Aproximadamente, cuatro millones de pesos. Para la primera etapa, estamos hablando del primer galpón. Se harán también trabajos de parquización. Y luego vendrá la continuidad con los otros galpones.

- Las 12.000 personas que firmaron el petitorio piensan que venden el teatro y que lo del complejo cultural es mentira.

- No queremos que la gente piense que no queremos que haya un teatro. Todo lo contrario y me gustaría que quede claro. Queremos que haya un espacio cultural más pensando en el futuro y además tenga un costo que esta municipalidad le permita invertir. Porque la verdad es que nos parece muy importante invertir en actividades culturales. Y esta es una municipalidad que realmente invierte mucho en cultura. Se reinauguró el Microcine Municipal, en pocos días más empiezan las reparaciones en el Museo del Area Fundacional, empezamos con la cámara 30 del Museo de Arte Moderno, pusimos en funcionamiento la Estación Cultural Ciudad, reparamos en friso de la plaza Independencia. Todo eso lo hemos en menos de un año de gestión. Porque esta es una gestión que va a invertir pero que también tiene que equilibrar sus escasos recursos entre todas las necesidades que tiene la ciudad.

- ¿Cuál es la política de la gestión respecto de los edificios antiguos y que pueden tener un carácter patrimonial?

- Esta gestión es muy respetuosa de aquellos lugares que tienen un fuerte valor patrimonial. Volviendo al Teatro Mendoza. Este teatro tiene más de 50 años y nunca había sido declarado patrimonio cultural por nadie. Esto muestra que si bien es un espacio cultural querido, como todos los espacios culturales, no revestía ningún interés excepcional. Quizá haya otros edificios que sean más emblemáticos. En mi gestión anterior en la Provincia, nos tocó el Teatro Independencia que tiene otro valor y aún en plena crisis se pudo sacar adelante, se hizo el Museo del Area Fundacional. La idea es congeniar lo que significan los edificios que tienen valor e invertir los recursos mirando no sólo lo nostálgico, sino tener una doble mirada. Estamos invirtiendo en un estudio muy serio de las Ruinas de San Francisco, porque nos parece un espacio que a como de lugar hay que sostener y mantener. Ahora hemos contratado a unos especialistas que están analizando cómo reforzar las ruinas. Esa es nuestra política. Hemos apostado a la Alameda como espacio cultural.

- ¿Cuál es el valor económico del Teatro Mendoza como propiedad inmobiliaria?

- Lo desconozco. Esto tiene que ser sometido a un proceso que será de lo más transparente, que será con tasaciones oficiales y licitaciones públicas en el caso de que el Concejo Deliberante autorice su venta.

- Dicen que una empresa inmobiliaria importante asociada a un multimedio de Mendoza ya habría “arreglado” la compra del teatro. ¿Qué sabe de esto?

- Nada. Yo aseguro que con esto se va a proceder como en una venta por licitación pública por la totalidad de los terrenos. Si hay empresarios en el medio mendocinos o del país, que están mirando con atención estos terrenos, lo desconozco totalmente. Sí puedo garantizar la venta por licitación pública.

- ¿Qué se va a hacer con el dinero que resulte de la venta del teatro?

- Nos hemos comprometido a que ese dinero se invierta en un espacio cultural. De todas maneras, también tengo que decir que no estamos esperando ese dinero para comenzar el complejo cultural del Parque Central y de hecho antes de que concrete la venta, nosotros ya empezamos a trabajar en ese espacio cultural.

- Si el teatro fuera declarado patrimonio cultural, como pidió el Secretario de Cultura de la provincia, Ricardo Scollo, ¿les entorpecería la venta?

- No me gusta manejarme en el campo de los supuestos. Me gustaría saber de qué se estaría hablando. Bajo el paraguas de una declaratoria patrimonial, se pueden tomar tan diversos caminos que no me parece prudente manejarme con supuestos. Además, me llamaría mucho la atención que lo declararan ahora patrimonio y no lo hayan hecho en los 50 años que tiene de vida el teatro como espacio cultural.

- ¿Qué es para usted un espacio cultural?

- Entendemos que los espacios culturales no son solamente los reductos, los lugares, que uno entiende como tales y que hay que preservar, como los museos o los teatros. Nosotros estamos apostando muy fuertemente al espacio público como lugar natural de concentración de la gente y como hecho cultural importante. Por eso seguimos con la recuperación de las plazas, del espacio público, con muchas actividades y que permite que naturalmente la gente se encuentre. Nos gusta mucho por ejemplo lo que pasa el ciclo Cine bajo las estrellas, que se hace gratuito en la Alameda, en el Parque Central y en la Estación Cultural Ciudad. Allí es un lugar donde se encuentra la familia, una familia que quizá no va al cine a un lugar cerrado.

- Si el espacio público es un espacio cultural. ¿qué pasa entonces con los artesanos en la ciudad?

- Nosotros queremos plantear con seriedad una política de recuperación del espacio público como un eje de la gestión de gobierno. El intendente Fayad lo prometió en su campaña y nos ha pedido a todos los funcionarios que estemos a disposición de la recuperación del espacio público para los vecinos. En ese marco, nosotros consideramos que el lugar más adecuado para que se desarrollaran los artesanos no era la Plaza España ni la esquina de San Martín y Garibaldi. Consideramos que es muy bueno que haya espacios artesanales en la ciudad. De hecho hay casi 500 artesanos y microemprendedores hoy en la ciudad. Que quede claro. No es que a la ciudad no les gusten los artesanos, no es la ciudad no los quiera. Lo que pasa es que hay que ir compatibilizando los usos que queremos en cada uno de los espacios. San Martín y Garibaldi tiene que quedar libre por un tema de circulación, la Plaza España es un lugar de esparcimiento, no de venta. En esa plaza queremos recuperar el perfil de esa plaza y tenemos el proyecto de que sea una plaza lectora. Uno de los grandes proyectos para 2009 es transformar a la Plaza España en una plaza lectora. Queremos que la gente vaya a leer, vamos a generar espacios informales de lectura. Considerábamos que la ciudad ya había definido los sectores para los artesanos, la Plaza Independencia, el boulevard de la calle Mitre, la plazoleta Pellegrini y remodelamos la Estación Cultural Ciudad para que los artesanos se trasladaran allí. Y les va bien ahí.

- No parece. ¿Si les va bien porqué insisten en volver a la Plaza España?

- Hay un grupo de artesanos y microemprendedores, a quienes quiero destacar su colaboración, porque comprender cómo juntos podemos ganar nuevos espacios. Están instalados en la Estación Ciudad desde abril y les va muy bien, están conformes. Y creo que internamente están contentos de haber colaborado en ganar un nuevo espacio. Pero hay otro grupo que eligió el conflicto. Con ellos es poco lo que podemos hacer. Esta es una decisión que está en la Justicia y que nosotros iremos apelando y siguiendo los pasos legales que lamentablemente ellos mismos han planteado y como venimos diciendo desde hace diez meses, nos encantaría que estuvieran trabajando en un lugar con seguridad, con sanitarios, con espectáculos, con gente como es el de la Estación Ciudad.

- ¿Se ha avanzado respecto del anuncio que hizo hace unos meses de implementar una Bienal de Arte?

- Como con el Certamen Literario Ciudad de Mendoza, que recuperamos, hemos ido tratando de que cada una de las disciplinas artísticas de la ciudad tenga su espacio de participación. Por eso avanzamos con el concurso literario, por eso le dimos mucha importancia al Festival de Estrenos, a la Comedia Municipal, hicimos el Bafici, el Cine bajo las estrellas. En este sentido, la totalidad de la recaudación del Bafici va a ser destinada a un Concurso de Cortos Mendocinos porque queremos apoyar la producción independiente del cine mendocino. Las artes visuales estaban más relegadas. Por eso la directora del Museo de Arte Moderno, Marta Artaza, está trabajando en la Bienal de Arte, consultando a especialistas. Quiero agradecer al maestro Rosas que mucha generosidad está haciendo aportes muy interesantes, para llegar a una propuesta muy participativa. Se están estudiando antecedentes del resto del país y de otros países para poder el año que viene lanzar la convocatoria de la Bienal de Arte.

- ¿Cuál es la autocrítica que hace de su gestión?

- Nosotros estamos muy entusiasmados porque la ciudad es un ámbito natural para albegar muchas disciplinas de la cultura. Queremos seguir vinculando al turismo con la cultura. Este es un concepto que algunas critican y otros comparten, pero nosotros estamos convencidos de que el turismo tiene mucho para darle a la cultura y la cultura al turismo. Por lo tanto seguimos trabajando en esa línea estratégica, la siguen muchas ciudades del mundo, porque es muy interesante que una actividad económicamente importante como es el turismo pueda aportar económicamente para que se puedan ver más manifestaciones culturales. Además el turismo, si no se sustenta en su arraigo cultural, va perdiendo la riqueza que puede ofrecer. También creemos que a partir de la cultura se puede mejorar la calidad de vida de los mendocinos y en eso estamos empeñados. Más que hacer una evaluación y autocrítica de la gestión, me gusta tener un camino claro y ponerle mucho trabajo. Sabemos que cuando uno quiere cambiar, transformar, siempre va a haber sectores que no tienen la misma visión y se opongan. La verdad es que estamos muy ocupados pero muy contentos. Y somos muy ambiciosos, así que la verdad, es que todavía nos falta mucho.

- ¿Se puede hacer cultura sin plata, como dijo el gobernador Jaque en la inauguración de la Feria del Libro?

- No. Lo que me parece es que la responsabilidad de gobernar en gran parte es la administrar los recursos y la de poder dar prioridades. Hay que encontrar un equilibrio para poder asignar recursos a la cultura, a la salud, a la educación, a la limpieza. A todas las necesidades que tenemos todos los ciudades. Pero sin duda hay que invertir en cultura y este municipio está invirtiendo mucho dinero porque creemos que así tiene que ser. Y con mucho esfuerzo.

Patricia Rodón

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:51
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic