Deportes

Una fecha con la mira puesta en el sorteo de la próxima Libertadores

El programa de la edición 2009 de la Copa Libertadores de América se sorteará mañana en Asunción, pero ayer, por la décimosexta fecha del torneo Apertura de Argentina, muchos equipos jugaron con la mente puesta en ella.

Más allá de la puja por el título, que mantiene en vilo a todos porque la punta del campeonato cambia de dueño jornada a jornada, ningún equipo con chances de acceder  la codiciada Libertadores quiere quitarle el ojo a esa gran posibilidad.

Por eso hubo algunos equipos que miraron con preocupación los puntos perdidos, más allá de sus aspiraciones al título, mientras que otros se alegraron al advertir que recuperaban chances a caballo de las caídas de otros.

El epicentro de esta lucha estuvo ayer en el estadio Ciudad de La Plata, donde Estudiantes le sacó una ventaja decisiva a su vencido Tigre, sobre todo porque desde pasado mañana los "pincharratas" tendrán que ocuparse de la final de la Copa Sudamericana ante el brasileño Internacional, de Porto Alegre.

Los platenses alcanzaron 93 puntos en la tabla acumulada contra los 86 que ostentan los de Victoria.

Un punto por encima de Estudiantes se sitúa San Lorenzo, por lo que de ser rebasado por los de La Plata al final del certamen y en caso que Tigre se consagre campeón, puede quedarse fuera de esa máxima contienda interclubes del continente.

Es que Boca tiene 102 puntos acumulados y por lo tanto ya está prácticamente clasificado, porque en el Apertura quedan nueve por jugar y aún perdiendo los tres partidos que faltan y ganándolos Estudiantes, recién estaría en condiciones de alcanzarlo para disputar la quinta plaza que corresponde a la ronda de repechajes.

Para ocupar los cinco casilleros que le corresponden a Argentina en la Libertadores ya están clasificados los últimos dos campeones: Lanús (Apertura 2007) y River Plate (Clausura 2008).

El tercero será el campeón del actual Apertura y los otros dos entrarán por tabla acumulada de los últimos tres campeonatos.

Esto significa que si el actual puntero, Boca Juniors, es campeón, San Lorenzo y Estudiantes tienen los boletos prácticamente en el bolsillo. Lo mismo ocurriría con "xeneizes" y "pinchas" si el título se lo llevan los azulgranas.

En cambio si el campeón es Tigre, Boca no tendría problemas como fue dicho, pero la puja entre San Lorenzo y Estudiantes sería punto a punto hasta el final.

Los boquenses están muy tranquilos y prueba de ello es que hasta el lesionado delantero Martín Palermo viajó a Asunción para participar de la gala de esta noche de la Confederación Sudamericana y asistir al sorteo de mañana.

Por todo esto es que la definición del Apertura, al cambiar este año el régimen clasificatorio impuesto por AFA con la habilitación de los tres últimos campeones, puso más cosas en juego que en las temporadas anteriores.     Es que antes todo recaía en el cierre del torneo Clausura, donde se acumulaban las clasificaciones a la Libertadores y la Sudamericana, más las promociones y los descensos.

Ahora, en cambio, San Lorenzo, por caso, tiene más de que preocuparse que del clásico del próximo fin de semana ante Huracán, aunque las connotaciones violentas que se registraron a partir de los últimos enfrentamientos entre sus hinchas, con un muerto incluido, encienden la luz de alerta en toda la sociedad futbolística.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|15:52
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|15:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016