Deportes

Boca llegó nuevamente a la punta, pero no da garantías de éxito

El equipo de Ischia es el único líder del Apertura, a tres fechas del final. Pero la irregularidad mostrada por los Xeneizes en el torneo no permite asegurar que el campeonato será azul y oro.

Después de doce fechas, Boca recuperó la punta en soledad del torneo Apertura de fútbol, pero cuando solamente faltan tres para el final del certamen, el líder actual no puede dar ninguna garantía de éxito.

La victoria en Tucumán, contra San Martín, sirvió para retemplar el ánimo de un equipo a veces impredecible, capaz de ganar un partido de pronóstico reservado y perder otro en el que tenía todo a favor, hasta su condición de local.

El equipo auriazul había arrancado bien, hasta la cuarta fecha era el puntero, aunque el empate contra Independiente lo bajó de la cima.

Desde entonces, luchó contra su propia irregularidad y una serie de contratiempos que en algún momento del torneo lo dejaron a diez puntos de San Lorenzo.

Las graves lesiones de Martín Palermo y Gabriel Paletta, más las reiteradas ausencias de Rodrigo Palacio -afectado por una pubialgia-, complicaron el panorama.

En tanto, Juan Román Riquelme no estuvo casi nunca en plenitud, por lesiones o convocatorias a la selección, y además protagonizó un entredicho público con el paraguayo Julio César Cáceres.

Como si esto fuera poco, el arquero Mauricio Caranta protagonizó un incidente que nunca fue aclarado debidamente y perdió la titularidad tras la categórica derrota sufrida ante Godoy Cruz por 4 a 1.

Una semana depués llegó otra caída: contra Estudiantes, que marcó un quiebre justo antes del superclásico, pero Boca salió a flote al imponerse por 1 a 0 en el estadio Monumental.

Luego hilvanó otros cuatro triunfos consecutivos (Rosario Central, Banfield, San Lorenzo y Arsenal), para alcanzar al equipo azulgrana en lo más alto, hasta que Vélez lo bajó otra vez al segundo puesto cuando parecía que tenía todo servido para escaparse solo.

Con el equipo diezmado, y sin margen para el error, el entrenador Carlos Ischia rearmó la defensa con los juveniles Facundo Roncaglia y Juan Forlín, le dio una nueva oportunidad al uruguayo Alvaro González -esta vez en su puesto natural- y lo mismo hizo con Luciano Figueroa, quien por fin rompió la mala racha y convirtió un gol que puede ser decisivo.

A tres fechas del final, Boca le lleva dos puntos a San Lorenzo y Tigre, y cuatro a Lanús, pero no tiene nada asegurado, por más que Ischia haya dicho que su equipo iba a ser campeón.

De los tres partidos que faltan, Boca jugará dos como local (ante Racing y Colón), y uno como visitante, contra Gimnasia de La Plata, en la penúltima jornada.

A la luz de otros hechos recientes, nadie puede festejar a cuenta, ni Ischia, ni sus jugadores, muchos de los cuales perdieron un título de manera increíble hace apenas dos años.
Opiniones (1)
10 de Diciembre de 2016|20:56
2
ERROR
10 de Diciembre de 2016|20:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ...ULTIMOS.POR QUÉ,NO SE IDENTIFICÓ,GALLINAS, COMO UD.SIEMPRE JUEGAN SUCIO.BOCA,ES EL CAMPEÓN DEL APERTURA 2008.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic