El Gobierno Nacional deja la puerta abierta a la triple indemnización

El ministro de Interior, Florencio Randazzo, afirmó que el Poder Ejecutivo "no aprueba ni desaprueba" el proyecto de la CGT. También manifestó que "no se harán ajustes sobre la espalda de los trabajadores". Por el contrario, la UIA volvió a rechazar la propuesta, ya que podría provocar la quiebra de las empresas.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, afirmó hoy que el Gobierno está "dispuesto a escuchar todas las propuestas" que se realicen en la búsqueda de alternativas para frenar el desempleo, y dijo que "no aprueba ni desaprueba" el proyecto de ley de triple indemnización impulsado por la CGT.

También ratificó que no habrá "ajustes convencionales sobre la espalda de los trabajadores", porque el Ejecutivo se abocará a "sostener el nivel de empleo y mejorar las condiciones laborales".

En diálogo con Radio 10, Randazzo garantizó que el Gobierno busca "mantener el nivel de actividad y el empleo, que es lo que ha permitido este círculo virtuoso que ha hecho que la Argentina crezca", por lo que no se realizarán "ajustes convencionales, sobre la espalda de los trabajadores".

No obstante, si bien se mostró "dispuesto a escuchar todas las propuestas" que se realicen, enfatizó que la Administración nacional "no aprueba ni desaprueba" la triple indemnización motorizada por la CGT, que -dijo- "ni siquiera ingreso al Parlamento".

Tampoco se refirió específicamente a la propuesta de la CTA de suspender los despidos por seis meses.

En cuanto al proyecto de la central obrera liderada por Hugo Moyano, Randazzo explicó que cuando se refiere a la triple indemnización "habla puntualmente de despidos injustificados".

"De ninguna manera es para aquellos empresarios que tengan problemas por la crisis internacional", aseveró el ministro del Interior.

En este sentido, remarcó que desde la Casa Rosada  se está "monitoreando la situación" para evitar problemas de empleo.

"El futuro lo vemos bien, no vemos inconvenientes. Están dadas las condiciones para enfrontar la crisis con solvencia", concluyó Randazzo.

La UIA volvió a rechazar el proyecto de la CGT

Empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) insistieron hoy en que la triple indemnización reclamada por la CGT podría provocar la "quiebra" de algunas compañías y ratificaron que solamente se despedirán trabajadores cuando la situación sea "irreversible".

"No coincidimos con el pedido de la triple indemnización. Esas medidas lo único que hacen es asustar", enfatizó el titular de la UIA, Juan Carlos Lascurain, en diálogo con Radio 10.

No obstante, ratificó que los despidos se concretarán únicamente en casos "irreversibles", dado que los empresarios están asumiendo con "responsabilidad" la difícil situación que generó la crisis financiera internacional sobre los sectores productivos.

Por su parte, el vicepresidente de la UIA Osvaldo Rial consideró que la CGT, al reclamar la doble o triple indemnización para evitar despidos masivos, "tiene poca visión de futuro y no está viendo lo que realmente está pasando".

El también titular de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA) consideró que "hay otros instrumentos" para sostener el nivel de empleo.

En igual sentido se manifestó el ex presidente de la entidad Héctor Méndez, quien remarcó que "la ocupación no debe ser la variable de ajuste".

"La variable de ajuste es que todos hagamos el sacrificio", sostuvo el empresario del plástico, pero aclaró "que solo haga el sacrificio la empresa las manda a la quiebra".

Por eso, reclamó "que el Estado renuncie a algo de los impuestos que se pagan".

"Yo renuncio a los despidos; el trabajador renuncia a cobrar el 100 por ciento del sueldo y que el Estado renuncie a algunos impuestos", completó el dirigente.

En este sentido, sostuvo que "hay que gestionar y trabajar imaginando cosas", por lo que alertó que "o hay consenso o las cosas siguen complicadas".

También advirtió que desde la CGT "pueden pedir doble, triple indemnización, pueden pedir lo que quieran, que si no puedo producir no puedo".

"Ningún decreto va a solucionar el problema. Ningún decreto me va a obligar a pagar, y si me obliga iré a la quiebra", insistió Méndez.

Al respecto, agregó que "nadie tiene interés más que el empresario por seguir produciendo" y que "la única generadora real de trabajo es la empresa".

En cuanto a una devaluación del tipo de cambio tan reclamado desde la UIA, el ex-titular de la entidad opinó que "es una de las variables para competir, pero es solo una parte".

"Hacen falta cambios estructurales. Con tasas al 30 por ciento no hay ninguna empresa que pueda resistir en términos dignos y honestos", concluyó Méndez en diálogo con radio América.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 22:14
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 22:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes