Deportes

La seguridad obsesiona a Sudáfrica: "Nada se dejará al azar"

El país sede del Mundial 2010 presentó un plan de reclutamiento para superar los 190.000 policías en 2009. "Cumpliremos nuestros compromisos en materia de seguridad", declaró Danny Jordaan, presidente del comité organizador.

La seguridad se ha convertido en una obsesión para Sudáfrica, que multiplicará el despliegue de sus fuerzas del orden durante el próximo año y medio para garantizar un Mundial de fútbol sin incidentes en 2010.

"Nada, absolutamente nada, se dejará al azar", aseguró la policía sudafricana en un video exhibido durante una rueda de prensa en el estadio Ellis Park de Johannesburgo.

La seguridad es uno de los temas que más preocupan a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), que por primera vez concedió la organización de su mayor evento a un país africano.

"Es una prioridad. Debemos ofrecer seguridad a delegados, equipos y fans. Ese es nuestro compromiso", dijo el secretario general del órgano rector del fútbol, Jerome Valcke.

El asesinato del ex futbolista austríaco Peter Burgstaller, que murió tiroteado cuando jugaba al golf en Durban, puso el tema en el primer plano ya en noviembre de 2008, pues justo en aquellas fechas se celebraba en la ciudad sudafricana el sorteo de la fase de clasificación al Mundial.

Sudáfrica tiene un alto índice de criminalidad, pero el comité organizador asegura que puede garantizar un evento seguro.

"Este país tiene una media anual de nueve millones de turistas", advirtió el director ejecutivo de la organización, Danny Jordaan. "Eso significa unos 700.000 al mes. Durante el mes más turístico tenemos un pico de 1,2 millones. ¿Cómo no vamos a asegurar los 450.000 que se esperan para el Mundial?".

Según el jefe de la policía sudafricana, Andre Pruis, el "80 por ciento de los asesinatos que se cometen en el país son entre personas que se conocen, y muchos se dan entre el viernes y el domingo, por lo que alcohol también influye".

Con alrededor de un 40 por ciento de la población activa en desempleo, para Pruis la lucha contra el crimen "no es una cuestión de poner un millón de policías en las calles, sino de mejorar las condiciones sociales".

En cualquier caso, Sudáfrica tiene previsto aumentar en 55.000 agentes sus fuerzas de seguridad, para llegar hasta los 190.000 en 2009. Y a eso se añadirán otros 100.000 reservistas para el Mundial.

Más de 640 millones de rand (unos 64 millones de dólares) se gastará el gobierno sudafricano en la implementación de su plan de seguridad para el evento. Un plan de seguridad dividido en seis fases.

De momento, Sudáfrica aún transita por la primera -la de reclutamiento, entrenamiento y simulación-, que se inició en mayo de 2004 y termina a mediados de junio de 2009, justo antes de la disputa del 14 al 28 de ese mes de la Copa Confederaciones.

La policía sudafricana recibirá también la ayuda de colegas extranjeros. Además de abrir una oficina de la Interpol en Johannesburgo para beneficiarse de su base de datos, las fuerzas de seguridad locales integrarán a 20 agentes extranjeros por país clasificado para el Mundial, dos de los cuales estarán en el centro de mando.

"Se trata de que nos ayuden a reconocer qué comportamientos son peligrosos y cuáles no. Nosotros no conocemos la forma en la que se comportan los fans de todos los países", admitió el jefe de la policía sudafricana.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|13:02
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|13:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016